El Rocío 2019

Doce agentes de la Benemérita reciben la Medalla de la Hermandad Matriz

  • La Guardia Civil vive con emoción la ceremonia que la homenajea ante la Virgen del Rocío 

  • Condecoración para el agente Fermín Cabezas, mortalmente atropellado en una persecución

Los agentes entonan el himno de la Guardia Civil durante un momento de la misa. /

La Guardia Civil vivió ayer una de las jornadas más conmovedoras de una romería del Rocío que ha sido para el Cuerpo especialmente emocionante. La tradicional misa en su honor se llevaba a cabo a media mañana en el Santuario de la Blanca Paloma, en presencia de la Patrona de Almonte y con música del Coro Rociero de la Comandancia de Huelva.

Al acto no le faltó un detalle. La Hermandad Matriz de Almonte distinguió con sus medallas a los miembros más destacados de la Guardia Civil que han prestado servicio durante esta romería.

El teniente coronel interino de la Comandancia de Huelva, Manuel Cayuso, agradeció el gesto durante su intervención en una ermita a rebosar de agentes y de público, remarcando que los doce agentes homenajeados pertenecen a "las distintas especialidades que han participado en el Plan Rocío Seguro y que se han destacado en el cumplimiento de su servicio, las cuales tienen un gran valor para nosotros".

Uno de los instantes que erizó la piel de los presentes fue la entrega de la Medalla Honorífica de la Matriz al componente del Subsector de Tráfico de Algeciras que falleció recientemente atropellado durante una persecución, Fermín Cabezas. Los demás galardonados fueron Rafael Amate (Tráfico), los agentes que salvaron la vida a una bebé que se estaba asfixiando, Jesús María Álvarez y Francisco Daza; los que auxiliaron a una persona en parada cardiaca, Juan Toledano y Bartolomé Solís; los efectivos José Danta (Usecic), Manuel Mora (Seprona), Jorge Crespo (GRS), Juan Antonio Rodríguez (GAR), Antonio Jesús Domínguez (Policía Judicial) y Esteban Marcos (Escuadrón de Caballería).

Entrega de la Medalla Honorífica en memoria del fallecido Fermín Cabezas. Entrega de la Medalla Honorífica en memoria del fallecido Fermín Cabezas.

Entrega de la Medalla Honorífica en memoria del fallecido Fermín Cabezas. / Pedro Gil (OPC) (El Rocío)

La tradicional misa en honor al Instituto Armado, que se produce cada martes posterior a romería de Pentecostés, ha estado marcada por la celebración del 175 aniversario de la Guardia Civil y el Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen.

El general Manuel Contreras entregó, con este motivo, el broche de la efemérides a la Matriz. Cayuso recordó por su parte que "disfrutamos del privilegio de poder presentarnos ante la Señora en la mañana del sábado, lo cual quedará grabado en nuestra memoria por siempre".

El jefe provisional de la Benemérita onubense agradeció a los sacerdotes la celebración de la homilía. Y se dirigió a la Virgen del Rocío para expresarle que "como tú bien sabes, Señora, este es un día importante y emotivo para nosotros, pues volvemos a tener el inmenso honor de expresarte públicamente nuestro sincero reconocimiento por tu ayuda y protección para cumplir nuestro cometido en estos intensos días, en los que la gran familia rociera, de la que los guardias civiles aquí presentes nos sentimos parte, llegan a ti a darte gracias y a exponerte sus ilusiones y sus esperanzas".

Agentes del Instituto Armado pasan enseres por el manto de la Virgen. Agentes del Instituto Armado pasan enseres por el manto de la Virgen.

Agentes del Instituto Armado pasan enseres por el manto de la Virgen. / Pedro Gil (OPC) (El Rocío)

Asimismo, indicó que "para nosotros, Señora, constituye un privilegio poder servirte, tratando de contribuir con humildad, con corazón y con esfuerzo a que tus romeros puedan llegar hasta aquí para disfrutar de ti, así como que ahora, reconfortados con tu presencia, puedan regresar a sus casas con plenitud y con seguridad".

Manuel Cayuso aprovechó para pedir a la Patrona de Almonte "que nos sigas acogiendo bajo la protección de tu manto a todos los profesionales de los distintos servicios y administraciones, y a todos los guardias civiles y sus familias como parte de esta gran familia que te profesa esta fe, y que han trabajado con esmero en estos días, manteniendo siempre la vocación de servicio que hemos asumido".

Muchos pasaron por detrás de la Virgen para rozar su manto. Las lágrimas se resbalaron por las mejillas de los ángeles de verde durante toda la ceremonia, que finalizó con unos vivas que reverberaron en las gargantas de los asistentes.

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios