El Rocío

La Blanca Paloma luce la nueva corona y el traje para su romería

  • La Virgen del Rocío ya se encuentra en su paso procesional a la espera de los actos que tendrán lugar en los próximos días

La Virgen del Rocío en su paso procesional, ayer. La Virgen del Rocío en su paso procesional, ayer.

La Virgen del Rocío en su paso procesional, ayer. / Alberto Domínguez

La Virgen del Rocío ya espera un nuevo Pentecostés. La Blanca Paloma amaneció ayer a los pies de su retablo, en su paso procesional, para comenzar hoy con la solemne novena que tendrá lugar en la iglesia parroquial de Asunción de Almonte. La Virgen muestra un aspecto deslumbrante, ante la atenta mirada de centenares de devotos que se acercan hasta la ermita, y muy distinto a romerías anteriores. Es un año especial para Almonte y su Patrona debido al centenario de la coronación canónica. Este acontecimiento se refleja en la Virgen ya que luce la nueva corona labrada en oro, ejecutada por los Hermanos Delgado, y el nuevo traje realizado por Fernando Calderón.

Fue la noche del miércoles cuando las hermanas camaristas procedieron a entronizar en su paso procesional a la Santísima Virgen del Rocío. A partir de ahora comienza la cuenta atrás para los días de fervor y devoción a la Blanca Paloma y ante la que llegarán decenas de miles de peregrinos para vivir junto a ella los días grandes de la romería almonteña en un año que quedará guardado en la historia rociera. El exorno floral que acompaña a la Virgen han sido realizadas por José Manuel Vega y son amarillas, calas, iris-lirio, amapolas y flor de jara. Todo en talco esmaltado.

Las principales novedades de la estampa de la Virgen del Rocío en su paso procesional son el nuevo traje, el manto y la corona. Ya el manto, que será conocido como el manto del centenario de la coronación o el de las mariposas... por los innumerables detalles que ha bordado el jerezano Fernando Calderón y que comenzó a obrar en diciembre de 2014, fue todo un acontecimiento en el día de su presentación. La nueva obra está realizada en oro fino sobre tisú y contiene mariposas bordadas en seda con broches de tembladeras y más de 3.000 piedras semipreciosas repartidas en toda la ornamentación del manto. El Pastorcito también viste a juego. Tanto el traje como el manto han sido donados por el propio bordador y la ciudad de Jerez de la Frontera.

La Virgen del Rocío y el Pastorcito también estrenan nuevas coronas. La del Niño, donada por la Hermandad Matriz, en representación del pueblo de Almonte, y la de la Virgen realizada con las donaciones de los devotos de las hermandades filiales, no filiales y asociaciones rocieras. Ambas preseas han sido realizadas en los talleres de los orfebres Hermanos Delgado, de Sevilla. El próximo 5 de junio la Hermandad Matriz llegará al Rocío y se iniciará el segundo Año Jubilar de la historia de esta devoción.

Etiquetas

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios