Málaga

Javier Carnero: "El pacto significa reeditar el gobierno de 2007"

  • PSOE, IU y los independientes llegan a un acuerdo para gobernar Benalmádena. El Partido Socialista necesita pactos en 20 municipios de la provincia

Comentarios 1

PSOE, Izquierda Unida y la Unión Centro Benalmádena (UCB) han presentado esta tarde en el hotel Alay su acuerdo para formar gobierno en el municipio, donde la fuerza más votada en los comicios locales del pasado domingo fue el Partido Popular, con Enrique Moya a la cabeza.

El socialista Javier Carnero, cabeza de cartel en las elecciones por el PSOE, ha explicado que este pacto significa "reeditar el gobierno de 2007 en 2011", con el 53,5% del total de los votos entre todos los partidos.

Carnero ha aclarado que gobernarán bajo las premisas de honestidad y cercanía y que la máxima preocupación es el desemple y que la negociación ha resultado fácil, al igual que en 2007.

Aunque en la rueda de prensa no han aclarado cómo se distribuirán las funciones, lo que sí han asegurado es que UCB se quedará con la 1ª tenencia de Alcaldía y la 2ª será para IU.

Por otra parte, la candidata de Izquierda Unida a la Alcaldía de Benalmádena Elena Benítez, ha decidido renunciar a su acta de concejal conseguida en las pasadas elecciones municipales, "porque mi trabajo público al frente de IU ha llegado a su máximo", por lo que los concejales que pasarán a forma parte del equipo de gobierno serán Paco Artacho y Elena Galán. Ésta última ha señalado en la rueda de prensa que al igual que en 2007 los ciudadanos hablaron para quitarle la mayoría a Bolín, ahora han vuelto a hablar para quitarle al PP la mayoría.

En total, los tres grupos políticos suman 13 ediles, de los que siete pertenecen al PSOE, cuatro a UCB y dos a IU. El PP ha obtenido 11, frente a los cuatro de 2007; sin embargo, a pesar de los intentos de los 'populares' por alcanzar un pacto con UCB, éste parece haberse declinado por los socialistas y la coalición de izquierdas.

Precisamente, este martes Moya consideró que "lo más lógico" era pensar en un pacto con UCB, cuyo cabeza de lista es Francisco Salido: "es lo más normal, es el grupo que hace de bisagra entre los dos".

Por su parte, el responsable de UCB apuntó que quería "reflexionar con tranquilidad para iniciar la próxima semana las conversaciones y, posteriormente, decidir".

En Benalmádena, tras los comicios de 2007, se produjo un pacto entre los socialistas, IU y Movimiento por Benalmádena (MpB). Sin embargo, casi dos años después de esta coalición el Ayuntamiento cambió de color y fue el popular Enrique Moya quien se hizo con la Alcaldía merced a una moción de censura, con 13 votos a favor de los 25 concejales, entre ellos los del líder del MpB, José Luis Moleón y la edil del grupo mixto, que se presentó a los comicios por el MpB, María del Carmen Romero.

Pactos pendientes

Aunque no habrá un acuerdo global en Andalucía, la voluntad del Partido Socialista de Málaga es iniciar contactos con Izquierda Unida para alcanzar "gobiernos de coalición" con esa fuerza política, según adelantó hoy el secretario provincial del PSOE, Miguel Ángel Heredia.

El partido necesita pactos en 20 municipios de la provincia. Entre ellos Ronda, Cártama, Pizarra, Alcaucín o Álora. Los socialistas no dan por perdida la Alcaldía rondeña, aunque es casi imposible un acuerdo con el PA, que tiene la llave del gobierno municipal. Sobre Alcaucín, Heredia aseguró que el PSOE "no se sentará" con el anterior alcalde, José Manuel Martín Alba, imputado en el caso Arcos.

Esta mañana, el Partido Socialista ha celebrado una comisión ejecutiva provincial. Heredia insiste en que asume toda la responsabilidad del batacazo de su partido en la provincia, que no se plantea dimitir y sigue sin hacer autocrítica. El único error que reconoce es no haber sabido transmitir al electorado que los comicios eran municipales y no "un plesbicito contra Zapatero".

Desde el PSOE se continúan achacando los malos resultados electorales a la crisis, que han pasado factura a los gobernantes desde Estados Unidos a Francia o Alemania.

Sobre el debate interno abierto sobre si debe haber un congreso o unas primarias, el secretario provincial apuntó que no es momento "para mirarnos el ombligo", aunque avanzó que habrá una posición unánime de respaldo al líder andaluz, José Antonio Griñán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios