Elecciones Municipales en Huelva | Los pactos Las piezas clave del puzzle

  • Siete ayuntamientos tendrán gobierno socialista con el apoyo de Adelante e IU

  • El pacto de izquierdas en la provincia se considera viable en ambos lados

  • Ciudadanos jugará sus bazas en cuatro municipios con todo por decidir

Urna con varios sobres en un colegio electoral onubense el domingo pasado. Urna con varios sobres en un colegio electoral onubense el domingo pasado.

Urna con varios sobres en un colegio electoral onubense el domingo pasado. / Josué Correa

No es tiempo para mesas camilla pero más de una reunión en los próximos días se celebrará con la cercanía y la intimidad que da el calor compartido en invierno en el salón de casa. Así se han fraguado algunos de los más importantes acuerdos políticos, no sólo en el ámbito local. Y así se sellarán muchas de las alianzas que terminarán de configurar el mapa político provincial de este 26-M, que aún tiene cuerda para rato.

Hay once municipios con vencedores parciales, que no definitivos. En todos ellos se abrió la noche del domingo un juego que no terminará, seguramente en algunos casos, hasta la víspera de la constitución de las nuevas corporaciones municipales.

El dominio socialista en Huelva con estas elecciones será aún mayor tras este periodo de diálogo que ya está en marcha. Y tiene número: siete, que son los ayuntamientos en los que puede haber gobierno del PSOE con el apoyo externo de Adelante.

La confluencia izquierdista de IU y Podemos es la tercera fuerza en la provincia. La evidencia extraordinaria es su condición de llave de gobierno en esos siete municipios, entre los que se cuentan algunos tan significativos en el escenario político como Valverde del Camino o Ayamonte.

La suma es sencilla en todos los casos. Y parece que los resortes que deben accionar la calculadora también funcionarán sin contratiempos. Al menos es el punto de partida, la teoría, que no siempre es tan matemática como que dos más uno son tres.

Otra cosa es lo que sucederá en los otros cuatro ayuntamientos en los que está todo abierto. Realmente todo. Porque puede pasar cualquier cosa. Y no son poco Aljaraque, Cartaya, Isla Cristina y Punta Umbría, mucho más que alcaldías codiciadas por todos, como se ve en las corporaciones onubenses más variadas, al margen de la capital.

Las cábalas se han despejado en Huelva ciudad con ese resultado arrollador de Gabriel Cruz. No es lo que ocurre en Aljaraque, donde hasta seis partidos tendrán presencia en el Pleno, encabezado por el PP con la alternativa de gobierno que supone el PSOE con sólo un concejal menos. De nuevo Adelante será un apoyo valioso, aunque Ciudadanos también emerge como posible socio en la Alcaldía, en la que se podría reeditar, junto a Vox, el pacto que ha llevado a presidir la Junta de Andalucía al popular Juanma Moreno.

Éste es el único municipio onubense en el que se puede dar esa suma victoriosa del bloque de derecha, aunque la formación naranja tiene también potestad sobre lo que pueda ocurrir en Isla Cristina, en Cartaya y en Punta Umbría, si bien no con la misma fortaleza que le dan sus tres concejales aljaraqueños.

La confluencia Adelante será parte también en Cartaya y Punta, con la opción de aupar a los socialistas en unión a Ciudadanos.

El coordinador provincial de Izquierda Unida, en cualquier caso, ya advirtió ayer que no parece probable esa coincidencia en alguno de estos posibles pactos municipales. “En política –explicó de un modo gráfico Rafael Sánchez Rufo– si A se parece a B y A está con C, B está con C. Y a mi juicio, Ciudadanos, en Andalucía, ha marcado muy claramente que su estrategia es la del entendimiento con la extrema derecha, y a mí se me hace, personalmente, muy difícil digerir que mientras eso sea así, sea posible un entendimiento”.

Pero un día antes, el secretario general socialista en Huelva, Ignacio Caraballo, no cerró puerta alguna a nadie. Incluso hizo sus propias cuentas para Cartaya, sin descartar la suma de Adelante y Ciudadanos. A Sánchez Rufo no le salían ayer: “Si el Partido Socialista entiende que es compatible armar mayorías con quien gobierna con la ultraderecha en Andalucía, tendrá que explicarlo. Yo tengo serias dudas de que eso, en el caso de Izquierda Unida, sea posible, pero es un debate de la organización, de sus órganos y de las asambleas locales implicadas”.

Éste parece, a priori, el único punto de fricción entre PSOE y la formación izquierdista antes de afrontar las negociaciones para pactos de gobierno en los municipios onubenses. Ignacio Caraballo ya los dio por hecho, como alianza natural de la izquierda frente al bloque de derecha. Es lo que se espera que ocurra en Ayamonte, Castaño del Robledo, Cortegana y Valverde del Camino ante la alternativa del PP para sus alcaldías, y en Alájar y Zufre frente a candidaturas independientes. También en Paterna del Campo, con Izquierda Unida ante el PP.

“Creo que no va a haber problemas por la buena relación que tenemos con Izquierda Unida”, decía el dirigente socialista el lunes referido a Cortegana pero extrapolable el caso a todos los de dependencia de Adelante. Aunque arriesgado para las coincidencias con Ciudadanos, según la visión adelantada por Sánchez Rufo.

Muy especialmente para todos esos ayuntamientos, y para el resto, dijo, IU en solitario y con Podemos, como Adelante, estudiarán las propuestas socialistas en sus órganos y asambleas.

Sí ha avanzado el dirigente izquierdista la pretendida unidad de criterio para toda la provincia en cuanto a los pactos, para descartar las acciones individuales de sus concejales en los municipios, como ya antes llegaron a propiciar gobiernos del PP. Es uno de los riesgos que tiene el proceso de negociaciones ya abierto y el esperado bloque de izquierda a conformar en la provincia.

Tampoco está clara la postura de Ciudadanos, con tanto que decir en la composición de cuatro de los gobiernos pendientes. El cabeza de lista en la capital, Néstor Santos, reveló que las decisiones se tomarán fuera de Huelva, a través de un comité nacional, constituido ayer, en el que se analizarán los posibles pactos de gobierno municipales y autonómicos tras el 26-M. Eso sí, cada circunstancia se estudiará más cerca, en la comisión andaluza. Nada más saben.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios