Huelva, tu destino

Los creadores del Festival de Cine Iberoamericano cuentan su testimonio en una película

  • Seis personas que fueron parte viva del Iberoamericano cuentan cómo se creó este Festival 

  • 47 años después sus creadores siguen viendo el Festival de Cine como algo "genuino" para mostrar la problemática social de los países de Iberoamérica

Sesión especial Historias de Latón

Sesión especial Historias de Latón / Rafa del Barrio

La serie de documentales Historias de Latón se suma a la sección de ‘Cine y Valores’ de la 47 edición del Festival de Huelva de Cine Iberoamericano con un capítulo especial dedicado, precisamente, a la cita cinematográfica. Así, el documental dedica su séptimo estreno al testimonio de personas mayores muy ligadas a los orígenes, fundación y evolución del festival. Son, en su mayoría, personas que de forma directa o indirecta hicieron de su pasión por el cine, un evento trascendental que permite, aún a día de hoy, el encuentro entre las distintas culturas iberoamericanas.

La historia del Festival de Cine Iberoamericano en película La historia del Festival de Cine Iberoamericano en película

La historia del Festival de Cine Iberoamericano en película

‘Historias de Latón, una ciudad de cine’ se adentra en las anécdotas, curiosidades y testimonios de las personas claves del Festival.

El documental, que da cuenta de cómo la ciudad realizó un esfuerzo mayúsculo por impulsar un proyecto de primera calidad que creó puentes con Latinoamérica, que puso a la ciudad de Huelva en el mapa cultural y que permanece como puerta de entrada del cine iberoamericano no sólo en España, sino también en Europa.

Sesión especial Historias de Latón Sesión especial Historias de Latón

Sesión especial Historias de Latón / Rafa del Barrio

Historias de Latón, creado por la productora audiovisual Sociocreativo, es una propuesta transmedia que hibrida el documental con la divulgación y el entretenimiento a través de dar visibilidad a las historias de las personas mayores. Para Juanjo Vázquez Limón, miembro de la productora, “este proyecto consiste en dar voz a aquellos que ya concluyeron su etapa profesional pero que aún tienen mucho que aportar”.

El séptimo capítulo de Historias de Latón se estrenaba ayer en los cines del centro comercial Aqualon con la presencia de sus protagonistas.

Se trata de un capítulo realizado por la productora onubense Sociocreativo. Su responsable de producción, Juanjo Vázquez explica en Huelva, tu destino, cómo ha sido trabajar en este apasionante proyecto.

Historias de Latón Historias de Latón

Historias de Latón

-¿Qué encontraremos en 'Una historia de cine iberoamericano'?

-El relato de 7 personas sobre el Festival. 6 de ellas fueron testimonio directo de la creación del mismo hace ahora 47 años. Son parte viva de su historia y hoy en día siguen participando como público. Son amantes del Festival desde su inicio hasta ahora.

Con este rodaje hemos pretendido que nos trasladaran cómo fue la generación del Festival, pero también su visión de cómo es en la actualidad, de cómo es el cine, de qué supone Huelva, sobre todo y trasladarle a la sociedad onubense la importancia que tiene esta ciudad como canal de transmisión de la cultura iberoamericana (en este caso del cine) hacia el resto de Europa. En su momento lo fue de una manera mucho más evidente, dado que no existía ningún otro canal. Hoy en día con las redes sociales y la globalización en su conjunto, el cine iberoamericano sigue llegando, aunque nos cuentan que sigue siendo necesaria la representación de este cine a través de un festival como el de Huelva.

Lo que sí pretendemos es que la ciudadanía de Huelva y la sociedad en su conjunto (empresas, administraciones, población, público...) sean conscientes de la importancia que tiene y del papel que sigue jugando.

-¿Quiénes intervienen en este capítulo?

-Son siete personas las que participan contando su relato: José Luis Ruiz, fundador y ex director del Festival de Cine; Jaime de Vicente, director del Otoño Cultural Iberoamericano; Julia Marquínez, ex secretaria del Festival; Bernardo Romero, redactor de la revista InfoCine; Carlos Vásquez Berrios, espectador y cinéfilo (emigrante chileno); Juana Arroyo ‘Juanita’, propietaria del Cine Emperador y María Francisca de los Santos ‘Maripaqui’, miembro del equipo de trabajo del Festival durante muchas ediciones en peluquería.

-¿Le ha servido para descubrir anécdotas que desconocía del Iberoamericano?

-Por supuesto. A través de relatos como el de José Luis, el fundador, hemos podido conocer cómo surge lo que hoy día es el Festival. Se genera a partir de un cine club privado, que hoy en día sigue todavía existiendo en el lateral del Ayuntamiento. Antes de 1975 la gente se reunía en ese lugar de manera clandestina para ver películas que, debido a la represión, por aquella época aún no llegaban a España. En ese cine club privado se reunían par verlas, debatir, hacer coloquios...

Es curioso cómo, tal y como nos cuentan, existía un gran respeto entre las distintas opiniones e ideologías que se generaban en aquellos visionados de películas. Fue, incluso, un adelanto a la democracia. De hecho, a raíz de ese cine club se genera la primera semana de cine iberoamericano en España y en Europa.

En cuanto a anécdotas, hay muchas, como las que nos cuenta Mari Paqui, hablándonos de las fiestas que se montaban en casas privadas de famosos como el Litri durante los días del Festival, en las que se daban cita artistas como Lola Flores, Juanita Reina, Concha Velasco...

También nos cuentan cómo a veces, tras los encuentros en el cine club, eran sorprendidos por los políticos en la Gran Vía y estos los amenazaban: "sabemos que véis cine ilegal como El acorazado Potemkin", les decían.

-¿Cómo ha sido rodarlo?

-Muy precipitado. Estábamos rodando capítulos por toda la provincia dentro de la serie documental 'Historias de Latón', dando testimonio a los mayores para que nos contasen su día a día, sus proyectos de futuro... y nos dimos cuenta de que detrás del Festival hay personas octogenarias que quedaron en el olvido y que, verdaderamente, tenían mucho que contar. 

Hablamos con el Festival y el Ayuntamiento, obtuvimos la financiación y en un mes hicimos el rodaje completo.

La historia del cine es apasionante. Ver cómo personajes como Cantinflas, Berlanga, Lola flores, Concha Velasco o Pilar Miró pasaron por aquí y se enamoraron de esta fiesta del cine nos hace querer seguir explorando y ampliando la historia del Festival.

-¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de la grabación de este capítulo?

-Yo me quedo con que nosotros hemos puesto nuestro pequeño granito de arena para hacer visible el esfuerzo que se ha hecho durante tantos años para poner en valor el cine iberoamericano y las historias que allí pasaban. Las historias que se traían y se siguen trayendo lo que reflejan son la imagen de la sociedad. Es cine social, lo que está ocurriendo en Iberoamérica. Si ahora la situación es compleja en muchos países, imagínate hace 50 años. Todo eso se traía a Huelva y se reivindicaba a través de la gran pantalla. 

Poner en valor que Huelva ha servido para dar a conocer la situación de Iberoamérica al resto de Europa. A través del cine y de la literatura, por ejemplo, con la presencia de personajes como Alberti. El poeta también estaba presente en el Festival con la lectura de sus poeamarios. No solo era cine.

Me llama mucho también la atención cómo nunca a nadie se le ha ocurrido antes poner en valor la historia del cine como lo hicieron este grupo de personas hace hoy 47 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios