Huelva, tu destino

La espátula de Marismas del Odiel que enamora a medio mundo

  • Esta obra del fotógrafo Manuel Gómez Cristóbal, directivo de Atlantic Copper, obtuvo el primer premio del FCX Wildlife Photo Contest

Diseño sin título (6)

Diseño sin título (6) / Manuel Gómez Cristóbal (Marismas del Odiel)

La imagen de una espátula euroasiática en el humedal de Marismas del Odiel ha cautivado a medio mundo.

Se trata de una obra del onubense Manuel Gómez Cristóbal, director adjunto de Aprovisionamientos y Logística de Materiales de Atlantic Copper. Con esta fotografía, el onubense obtenía hace unos meses el primer premio del FCX Wildlife Photo Contest, un concurso fotográfico que organiza Freeport-McMoRan, principal accionista de la compañía, y en el que han participado más de 300 empleados de la multinacional norteamericana en todo el mundo. 

Asimismo, la organización del certamen incluía otras tres imágenes de Manuel Gómez entre las 12 finalistas, también tomadas en el Paraje Natural.

En huelvainformacion.es hablamos con este carismático fotógrafo onubense para conocer con más detalle cómo ha sido ganar un certamen de estas dimensiones.

-¿Por qué eligió fotografiar esta especie? ¿Qué tiene de especial?

-La Espátula común (Platalea leucorodia) es una de las especies más representativas del Paraje Natural Marismas del Odiel. De hecho, el origen del Paraje está vinculado a la colonia de cría de espátulas que descubrieron unos chavales después de “pedir prestado” un bote que se usaba para la construcción del Puente del Burro. Se pusieron en contacto con Anastasio Senra, que gestionó la calificación de protección del área. Podríamos decir, por tanto, que la espátula es, en cierta medida, la causante del origen del Paraje Natural Marismas del Odiel.

-¿Qué ha querido transmitir con ella?

-Las bases del concurso de Freeport-McMoRan (FCX) exigían que la foto fuese realizada en instalaciones de la compañía (Atlantic Copper es una filial 100% de FCX) o en un espacio anexo a dichas instalaciones. La foto ganadora, “Eurasian spoonbill in Marismas del Odiel Natural Park”, está realizada en el Paraje Natural Marismas del Odiel, una reserva natural que está a menos de 700m de la valla de nuestras instalaciones. En primer lugar, creo que la presencia de la espátula a esa distancia de una instalación industrial es un buenísimo ejemplo de desarrollo sostenible y equilibrio con el entorno.

Por otro lado, pienso que la fotografía de naturaleza debe trasmitir belleza y crear -en la persona que ve la foto- conciencia sobre la necesidad, casi la obligación, de conservar las especies para que, nuestros hijos y las generaciones venideras, puedan disfrutar de esa belleza.

En este caso, el punto de vista del fotógrafo está prácticamente a la misma altura que los ojos del ave, creando además la sensación de equilibrio de la foto, que unido al movimiento “casi de Ballet” de la espátula hacen que el ave parezca flotar en el encuadre, trasmitiendo serenidad.

Manuel Gómez Cristóbal Manuel Gómez Cristóbal

Manuel Gómez Cristóbal

-¿Por qué cree que ha sido la ganadora? 

-A diferencia de otras modalidades de fotografía, como la fotografía de moda o la fotografía macro, donde el uso de iluminación artificial es clave, las condiciones de iluminación naturales (por respeto a la fauna) son fundamentales. Planificar desde dónde haremos la foto, la hora exacta que permita que la luz de la foto sea la deseada es clave para trasmitir una determinada sensación a las personas que la vean. 

La foto de la espátula está realizada desde tumbihide orientado al norte, con la idea que la luz de última hora de la tarde de febrero iluminase el blanco de nuestra modelo con una luz muy suave y el punto de vista fuera el adecuado. La suerte hizo que la espátula apareciese a la hora justa y cruzase las patas de ese modo tan elegante.  Para terminar, el fondo desenfocado permite centrarnos en la belleza de la vida silvestre, sin distracciones. Por resumir, creo que la luz de la foto es bonita y además transmite armonía, serenidad y equilibrio.

-¿Cuál es su relación con Marismas del Odiel?

-En primer lugar, emocional. Soy vecino de Aljaraque, unos de los municipios que albergan el Paraje Natural. Muchas tardes paseo por el entorno para ver la puesta de sol, sentir el olor a sal o simplemente disfrutar de las luces que son increíbles. Además, tuve el honor de coordinar y ser coautor del libro de fotografías “Marismas del Odiel. Reserva de Luz y Alma”, en el que, precisamente, se recoge la avifauna de esta reserva de la Biosfera a través de 272 fotografías de gran formato, acompañadas por 29 textos y poemas, y en cuya edición han colaboraron la Junta de Andalucía, la Fundación Atlantic Copper y la empresa Electroquímica Onubense.

-¿Siempre ha sido un amante de la fotografía de naturaleza?

-Allá por el año 1986, mi primo Enrique nos llevó, a mis hermanos y a mí, aprovechando una semana de vacaciones de navidad, al Parque Natural de Cazorla para intentar ver y fotografiar el último quebrantahuesos que quedaba en la reserva andaluza. Las condiciones climatológicas hicieron que casi nos congelásemos durante la noche y, finalmente, no pudimos ver al “buitre barbado”. Ahí empezó mi afición a la observación de la naturaleza y hace unos años, con la llegada de la fotografía digital, empecé a hacer fotografía de naturaleza.

-¿Es una afición sacrificada? 

-La fotografía de naturaleza tiene una serie de particularidades que hacen de esta afición algo único. Se trata de, con un amplio conocimiento técnico, planificar unas condiciones de iluminación y encuadre determinadas y prever que el animal salvaje va a aparecer en el sitio y en momento determinados que el fotógrafo ha elegido para hacer la foto. La fotografía de naturaleza tiene mucho de técnica, de planificación, de conocer las condiciones de la vida salvaje y de suerte. Que se alineen los astros y que esa alineación, por supuesto, te coja trabajando en el campo con la cámara. Muchas horas, madrugones y todo ello no siempre en las mejores condiciones ambientales (frío, lluvia, nieve, humedad, …).

-¿Cree que Huelva es un buen lugar para los amantes de este tipo de fotografía?

-Huelva es la segunda provincia andaluza, tras Jaén, con mayor superficie protegida. En total son 455.334 hectáreas, lo que supone el 44,8% de la provincia onubense. Los Enebrales de Punta Umbría, el estero Domingo Rubio, las lagunas de Palos y Las Madres, las marismas de Isla Cristina, Marismas del Odiel, Isla de En medio, marismas de El Burro o las marismas del río Piedras y la Flecha de El Rompido, son espacios idílicos para este tipo de fotografía. Todo ello sin nombrar a Doñana, cuyo entorno ofrece también unas posibilidades magníficas.

-¿Y un destino óptimo para el turismo ornitológico?

-Sin duda. Tanto la fauna autóctona como la migratoria constituyen un punto de interés importantísimo para el turismo ornitológico en Huelva. Además, la proximidad al Algarbe ofrece una posibilidad para canalizar el turismo ornitológico europeo, con mucha mayor tradición por cierto que el nacional.

-¿Este ha sido el primer reconocimiento que ha recibido como fotógrafo?

-Aún a riesgo de parecer inmodesto, esta es la segunda edición del FCX Wildlife Photo Contest (un concurso de fotografía que organiza la compañía Freeport-McMoRan) que gano de forma consecutiva. De este modo, una foto mía, aparecerá este año también en el calendario que Wildlife Habitat Council (WHC) publica cada año, y en donde se destacan los esfuerzos de los miembros de WHC, como Freeport-McMoRan, para mejorar y conservar el hábitat en su entorno a escala internacional. Por lo demás, soy amateur, la fotografía de naturaleza es mi hobby y no suelo presentar mis fotos a otros concursos.

- ¿Invitaría a los visitantes a descubrir este verano el entorno de Marismas del Odiel?

-Por supuesto. Marismas del Odiel es un paraíso que hay que conocer. Espátulas, flamencos, águilas pescadoras y multitud de aves, por no hablar de una naturaleza absolutamente espectacular.

Marismas del Odiel

Gómez Cristóbal es también coautor del libro de fotografías 'Marismas del Odiel. Reserva de Luz y Alma', en el que, precisamente, se recoge la avifauna de esta reserva de la Biosfera a través de 272 fotografías de gran formato, acompañadas por 29 textos y poemas, y en cuya edición han colaborado la Junta de Andalucía y la empresa Electroquímica Onubense.

La publicación está incluida en el Proyecto europeo Sistem (Social Innovation for Sustainable Treatment of European Metals, por sus siglas en inglés), coordinado por Atlantic Copper, y que tiene por objetivo elaborar, con socios de España, Holanda, Finlandia, Grecia e Italia, un manual de buenas prácticas que permita replicar el modelo de coexistencia de entornos industriales y parajes naturales a través de programas educativos y divulgativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios