Sorteos Euromillones: Un acertante de Huelva se lleva 110.000 euros

Fútbol | Tercera RFEF

El Cartaya necesita dejar atrás la pesadilla de Pozoblanco

  • Recibe al Gerena, uno de los gallitos (jueves, 12:00). Es posible que haya cambios en el once en busca de un revulsivo. Los rojinegros tienen una semana crucial al jugarse dos partidos

  • Tarde de terror del Cartaya en Pozoblanco (4-2)

El Cartaya está obligado a 'limpiar' la imagen que ofreció en Pozoblanco.

El Cartaya está obligado a 'limpiar' la imagen que ofreció en Pozoblanco. / AD

Cuando se cambia tanto de un día para otro, de una jornada para la siguiente, es posible que la cabeza te haga dudar de cuál es la versión real, la del día del Xerez que el Cartaya fue superior y que debió ganar por un resultado más amplio, o el partido de Pozoblanco, en el que los locales a punto estuvieron de pisotear dignidades rojinegras. Allí, en el Valle de los Pedroches, el Cartaya se dejó gran parte del crédito cosechado en el debut de Juanma Rodríguez en el banquillo justo una semana antes. Esa es la realidad. Otra cosa es restablecerla.

Para ello, el Cartaya debe ganar al Gerena este jueves (12:00) y el equipo sevillano, en principio, no parece el rival más idóneo para sumar los tres puntos. Es cierto que el Xerez llegaba en idénticas condiciones, gallo y cacareando, y luego dobló la rodilla. Esa es la esperanza. Esa y que el equipo cartayero no se asemeje en nada a lo que lució (por decir algo) en Pozoblanco. Si la versión se asemeja a la del día del Xerez, entonces se pondrá en el camino correcto para ser optimista.

Los sevillanos son segundos, a dos puntos del líder y asoman como gran candidato al ascenso. Conforman una plantilla redonda en todas las líneas y su potencial está fuera de toda duda. Si se ponen firmes, hay pocos rivales que se les resistan. Veremos.

Si Juanma repitió once a excepción de Wocjik, lesionado, tras el descalabro de Pozoblanco tiene dos opciones. O meter cambios o confiar en los mismos, lo que resumiría que el técnico asume el partido del otro día como un accidente, como una mala tarde. Cualquier versión que elija será respetable. Hay precedentes en el Cartaya que desaconseja las revoluciones. La alineación lo desvelará.

Todo eso sin olvidar el descuadre de una plantilla que carece de eslabones importantes y que tiene al equipo en el permanente dolor de cabeza. Falta un central, falta un medio centro específico y sobra gente de vanguardia. Si el Cartaya piensa en serio en competir y mantener la categoría, que estamos convencidos de ello, entonces debe de tirarse de cabeza al mercado y replantearse la cuestión. Porque de lo contrario, es posible que asistamos a partidos cargados de divinidad y a otros en la que la calamidad se apodere del contenido.

Cuenta con futbolistas de muy buen pie. Pero carentes de kilómetros en una categoría que exige máxima competitividad y que no entiende de papeles que se lleva el viento. Antes de ser presidente del Gobierno hay que foguearse en una concejalía. Esto no quiere decir que la apuesta por la juventud sea un error. Todo lo contrario. Pero la Liga, con tres meses consumidos, ha dejado patente que en el Cartaya hay futbolistas que no están para competir en Tercera.

Con la duda del once que pondrá en el campo el entrenador, y con la incertidumbre de cómo reaccionará el personal tras el descalabro, con todo, hay una cosa clara. El Cartaya tiene que ganar para no caer de nuevo al descenso, algo que tiene a un solo punto. Y da la impresión de que los compañeros de viaje en la pena hasta llegar a este punto de la Liga, se van a reforzar de cara al futuro inmediato. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios