Rugby | Primera División Andaluza

El Bifesa Tartessos gana su primer partido de la temporada y suelta el farolillo rojo

  • Los onubenses vencen en su feudo (32-14) ante el Cruxe en un gran partido

  • Los linces se vuelven a reenganchar a la liga con el triunfo ante los jerezanos

Imagen de uno de los partidos del Bifesa Tartessos Imagen de uno de los partidos del Bifesa Tartessos

Imagen de uno de los partidos del Bifesa Tartessos / A. Ramos (Huelva)

La victoria tardó en llegar pero lo hizo en el mejor momento para despedir el año con victoria ante el Cruxe jerezano (32-14) y para insuflarse de ánimos en una liga en la que comenzaba a ponerse cuesta arriba poder reengancharse. Con los 4 puntos, los linces logran superar en la clasificación a su rival en esta séptima jornada y colocarse a solo una victoria del sexto clasificado.

No comenzó bien la jornada para el cuadro onubense como viene siendo habitual tras un tempranero ensayo del conjunto jerezano que aprovechó un despiste local para colocarse por delante en el marcador ya en el minuto cuatro. Un golpe demasiado habitual para los linces y que ha sido una rémora difícil de remontar; pero que en esta ocasión sirvió para insuflar de pundonor a los locales, que lograban recortar distancias con un golpe de castigo a favor en el minuto 7 a través de Alejandro Garrido

El encuentro estaba siendo muy disputado entre ambos conjuntos, sin un dominador claro pero con un punto de fluidez a favor de los linces que se demostró con una picaresca jugada de Álvaro Sayago tras robar un balón en el centro del campo y obtener el primer ensayo de los suyos con el que dar la vuelta al marcador sumando además la transformación de Garrido

En ese vaivén de jugadas, el Cruxe no desaprovechó su oportunidad y en el 24 lograban de nuevo ponerse por delante tras tomar las espaldas a los onubenses y obtener su segundo ensayo y transformación

La réplica la volvió a dar el Bifesa Tartessos que no renegaba a llevarse la victoria al descanso y con una jugada colectiva de delantera abriendo hueco, obtenía su ensayo a través de Pozuelo. 17-14 para los linces, que con más sudor del esperado lograban mantener la ventaja tras el minuto 40 para enfilar al vestuario con el favor del marcador

Tras la reanudación, ambos conjuntos saltaron encorsetados ante el miedo a cometer un error que sirviera a su rival para marcar distancias. Sin embargo, los linces consiguieron golpear primero y obtener su tercer ensayo de la mano de Nacho Pérez. Y fue entonces cuando se vivió otro partido, con un claro contendiente sobre el césped del Emilio Martín y un aspirante que comenzaba a desinflarse. Los linces, mucho más livianos, comenzaron a jugar con más cabeza, a hilar jugada tras jugada y sobre todo a comandar la iniciativa del juego sin que los del Cruxe pudieran impedirlo.

Un ejemplo fue el golpe de castigo que el árbitro pitó en contra de los visitantes, que se veían desbordados por su rival y que supuso que los onubenses transformasen sumando tres nuevos puntos. No serían los últimos ya que, al filo del final, en una completa jugada en la que participaron prácticamente todos los integrantes sobre el césped, el Bifesa Tartessos ensayaba de nuevo con Chaves como figura posando el oval. 

El 32-14 brillaba en el marcador cuando dos minutos después el pitido del silbato ponía punto y final a un encuentro que sirve como bálsamo y otorga a los linces un respiro para afrontar el próximo año con nuevas esperanzas. Los reyes magos han llegado antes a la casa albiazul, que la victoria sea solo el comienzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios