Fútbol | Primera Andaluza

El Ayamonte asciende a División de Honor

  • La victoria sobre el Calañas por 4-0 en la última jornada le permite dar el salto de categoría

Los jugadores del Ayamonte festejan el triunfo que les daba el salto de categoría.

Los jugadores del Ayamonte festejan el triunfo que les daba el salto de categoría. / A. G. Espina

El Ayamonte jugará la próxima temporada en la División de Honor después de 15 años; el conjunto fronterizo logró el domingo el salto del categoría tras imponerse por 4-0 al Calañas en el último partido de la temporada en la Primera Andaluza.

Con las gradas completamente abarrotadas, cumpliendo con lo estipulado por Sanidad, comenzaba el encuentro entre el Ayamonte, primero en la clasificación, y el Calañas, que ya nada tenía que jugarse y que mantenía la categoría.

Desde el pitido inicial, el cuadro que prepara Juan Palma, sabedor de lo que en esos momentos se jugaba, mandó a su tropa hacia la victoria, acechando el portal visitante con muchos de sus efectivos. Unas veces por la banda derecha entraban tanto Fabinho como, Januario; y por la izquierda el lateral Calvinho y el extremo Moy centrando balones que procuraban rematar, si no eran los propios extremos, unas veces Casiano y otras Óscar y Pereles. Y tanto va el cántaro a la fuente, hasta que en un ataque en tromba, Pereles se cuela hasta el mismo área chica y en vez de tirar, cede a Casiano, que solo tiene que empujar el balón hasta dentro de la portería. Eso ocurría en el minuto 36 de juego (1-0).

El clamor popular fue tremendo. Todo el graderío puesto en pie tributó al equipo su primer gran aplauso de la tarde. Por fin se veía la luz al final del camino, y al son de palmas y cánticos, el cuadro fronterizo fue creciéndose hasta el final del primer tiempo, no sin tener oportunidades claras, que unas veces por paradas del portero calañés y otras por pura mala suerte no fructificaron en el marcador.

Mientras tanto el conjunto visitante procuraba guardar su cortijo, aunque no llevara el peligro ante la puerta de Dani Martín. Con mínima ventaja para los locales el colegiado mandó a los equipos a los vestuarios.

Antonio J. Gómez Ortega (izq.), Manuel Rodríguez Gómez y Antonio Vázquez, antes del partido. Antonio J. Gómez Ortega (izq.), Manuel Rodríguez Gómez y Antonio Vázquez, antes del partido.

Antonio J. Gómez Ortega (izq.), Manuel Rodríguez Gómez y Antonio Vázquez, antes del partido. / A. G. Espina

En la segunda mitad, el equipo de Juan Palma se fajó de lo lindo, y tan solo se llevaban siete minutos de juego cuando anotó el segundo tanto. Fue una jugada perfectamente trenzada entre, Pereles, Casiano y Januario que con un regate al portero Chota lograba batirle por segunda vez.

Con este segundo tanto, se lograba lo que hace muchos años, casi no nos acordamos, escuchar el griterío, las alabanzas y los cánticos de una afición completamente volcada con el equipo de sus amores. Era una comunión perfecta entre ayamontinos, entre los que se incluyen todos y cada uno de los componentes de la plantilla.

Con esta conjunción de circunstancias, el equipo quiso y pudo conseguir una mayor renta, pero unas veces las magníficas paradas del cancerbero calañés y otras por pura mala suerte no pudieron proliferar, aunque en el minuto 53, nuevamente Januario lograba su segunda diana, a pase de nuevo del delantero, Casiano.

Con este tercer gol, en el que ya se vislumbraba de manera fehaciente el ascenso a la División de Honor, el graderío y los propios integrantes del parco presidencial, no pudiendo estar por más tiempo callados, prorrumpieron en alabanzas y aplausos a sus jugadores, sobre todo se veía a un presidente, Antonio José Gómez Ortega, pletórico y recibiendo las felicitaciones de propios y extraños.

Entre el tercer y cuarto gol logrado por Canito en una excelente jugada de todo el equipo, se produjo la mejor jugada de la tarde, que fue rematada a puerta de soberbio cabezazo en plancha por Januario, que quería lograr su 'triplete', respondiendo el meta calañés con la mejor para parada de la tarde.

Ya el encuentro no daba para más, ya se había logrado lo deseado por una junta directiva joven y deseosa de llevar a su equipo a logros más importantes. Desde hacía cuatro años, el ascenso se le escapaba de las manos por verdadera mala suerte, pero en esta ocasión, que no hay quinto malo, Ayamonte puede y debe sentirse satisfecho de la subida de categoría, que puede ser el comienzo de un resurgir como en aquellas ocasiones que se jugaron las liguillas de ascenso a la Segunda División B del fútbol español.

En los prolegómenos del encuentro la directiva representada por su presidente hizo entre de dos obsequios a dos empresas colaboradoras del club, y homenajeó al que fuera gran presidente en Tercera División, Manuel Rodríguez Gómez, el cual tuvo el honor de hacer el saque de honor.

CLASIFICACIÓN

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios