Fútbol | Segunda División Provincial juvenil

Adrián Bando, todo un ejemplo de juego limpio

  • El entrenador beasino del San Juan ha recibido la tarjeta verde por detener un contragolpe de su equipo para que atendiesen a un defensa rival que había sufrido una lesión

El técnico beasino Adrián Bando ha sido reconocido con la tarjeta verde por su deportividad. El técnico beasino Adrián Bando ha sido reconocido con la tarjeta verde por su deportividad.

El técnico beasino Adrián Bando ha sido reconocido con la tarjeta verde por su deportividad. / J. Monterroso

Todo un ejemplo de juego limpio. El encuentro entre los juveniles del Club Deportivo 1889 y la AD San Juan del Puerto entraba en su recta final. El equipo visitante montaba un contragolpe para desnivelar el empate. En ese momento, un defensa local se para en seco por una lesión muscular. Inmediatamente, el entrenador contrario detiene el ataque para que pueda ser atendido ante la incredulidad general.

El protagonista de esta acción es el técnico del San Juan, Adrián Bando Gómez, al que el árbitro, tras auxiliar al futbolista lesionado y ante el aplauso unánime de todos los asistentes, le enseñó la tarjeta verde, un nuevo reconocimiento simbólico a los precursores del juego limpio en el mundo del fútbol.

Ante la repercusión de su gesto en redes sociales, el entrenador beasino antepone los valores a los resultados: “Me gusta enseñar, transmitir los valores que este lindo juego nos proporciona. Siempre intento explicar en cada entrenamiento que existen muchos factores externos, los cuales no podemos controlar. Este domingo, a lo mejor, hemos perdido algún punto, pero hemos enseñado lo que es el ejemplo”.

Su equipo, finalmente, acabó perdiendo en los últimos minutos (2-1), pero lejos de arrepentirse por su acción de juego limpio, se muestra orgulloso. La AD San Juan del Puerto compite en segunda división provincial de la categoría juvenil, en la que se encuentra en la décima posición a sólo cinco puntos del descenso. Una situación competitiva que aún realza más su noble gesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios