Entrevista al gerente de Envapack Enrique Azcárate: “Nuestras máquinas son propias, desde la ingeniería al montaje”

  • Envapack fabrica equipos especializados en el envasado de arándanos, que distribuye por toda España. La exportación aún es un proyecto.

Enrique Azcárate con una de las máquinas que fabrican. Enrique Azcárate con una de las máquinas que fabrican.

Enrique Azcárate con una de las máquinas que fabrican.

La empresa sevillana de ingeniería Envapack, especializada en el diseño y fabricación de equipos especiales para el envasado de arándanos, ha ampliado sus instalaciones para hacer frente a nuevos proyectos. Es una empresa joven que apuesta por la tecnología local.

–Han ampliado sus instalaciones en Sevilla, ¿cuál es el objetivo?

–Hemos adquirido otra nave que nos permite tener el doble de superficie de producción de la que teníamos hasta ahora, donde nos veíamos justos de espacio debido a los proyectos que estaban entrando. Antes realizábamos el cien por cien de la maquina en la misma zona de trabajo, desde la fabricación, la parte eléctrica, la neumática y las pruebas de funcionamiento. Ahora la parte de fabricación, ensamblaje mecánico, centros de mecanizado y almacén de materias primas, se encuentran en un área de nuestra zona de producción totalmente independiente a la zona en la que se le da vida a nuestras máquinas, donde se realiza toda la parte eléctrica, programación y testeo final antes de su montaje, quedando así una parte más limpia y a modo de exposición para los clientes que vienen a visitarnos.

–Hasta ahora se han dedicado principalmente a maquinaria para los arándanos, ¿qué exigencias específicas hay que cuidar para este producto?

–Realmente Envapack comienza con el envasado vertical en bolsas de plástico termoselladas, las que todos conocemos de patatas fritas, picos o legumbres; un apartado que continúa siendo un punto muy fuerte de nuestra actividad. Al ser conocedores del sector de los arándanos, decidimos ponernos manos a la obra y estudiarlo para poder ofrecer soluciones de envasado mejorando lo que ya había. Decidimos hacer máquinas de envasado para aquellos que buscasen un arándano de máxima calidad y para ello necesitábamos máxima dureza y “bloom” en la fruta. Basándonos en esto, la parte de ingeniería comenzó a trabajar y diseñar unas máquinas que minimizasen el número de caídas en el proceso de envasado. Para ello debíamos sacrificar un poco la precisión de pesado, esto nos permite saber quiénes son nuestros posibles clientes, aquellos que no busquen ir al gramo en una tarrina y quieran ofrecer una tarrina con una fruta dura, sin sensación de estar más madura de la cuenta.

–¿Para qué otros productos van a empezar a fabricar maquinaria?

–Como comentaba, Envapack ya fabricaba máquinas de envasado para muchísimos tipos de productos. Tenemos maquinas envasando legumbres, verduras, ensaladas, patatas fritas, picos y regañas, croquetas congeladas, pienso de animales, albóndigas, pescado congelado o carne cruda. También del sector no alimentario como piezas para construcción o piedras decorativas.

"Son muy importantes las soluciones a medida, pues ningún cliente tiene la misma necesidad”

–Una de sus características es la fabricación de soluciones a medida para sus clientes ¿por qué es esto tan importante?

–Es muy importante por que ningún cliente tiene la misma necesidad en cuanto a tipo de envase o producto se refiere, por las instalaciones con las cuentan o por la forma de trabajar que quiere emplear. Cada proyecto es, sin duda, un nuevo reto donde parte comercial, ingeniería, programación y fabricación tenemos que estar bien comunicados para que salga el proyecto como debe.

–¿Y dónde venden? Además de en Huelva, que será su principal cliente, supongo.

–Si nos centramos en el envasado de arándano es cierto que nuestro cliente principal es Huelva, pero tenemos otros clientes importantes por otra zonas de España. Vendemos en toda España, tanto a pequeños como a grandes; tenemos soluciones para todos. Y en cuanto a exportaciones vamos con cautela, ya que tenemos bastante carga de trabajo y queremos atender bien a nuestro clientes nacionales antes de aventurarnos a exportar sin tener todo bien estructurado.

"Animo a quienes realicen trabajos técnicos con salarios vergonzosos para que busquen alternativas”

–¿De dónde procede la tecnología que utilizan para el diseño de su maquinaria?

–Todas nuestras maquinas para el envasado de arándanos son cien por cien propias, sin subcontratación de ningún tipo, desde la ingeniería inicial, pasando por toda la fabricación, la parte eléctrica y la programación hasta su montaje final, puesta en marcha, formación de nuestros clientes. Y, sobre todo, el servicio técnico y mantenimiento de las mismas; donde creemos que somos de los mejores.

–¿Cómo les están afectando las exigencias que hay para limitar el uso de plásticos?

–Creo que el problema es más la falta de educación que el propio plástico; hay que conseguir reutilizar el plástico usado. Para nosotros no es problema ya que nuestras maquinas se adaptan perfectamente para poder trabajar con envases compostables. Pero realmente pienso que es difícil, a día de hoy, llegar a prescindir de los envases de plástico, ya que la durabilidad de los productos envasados en ellos es mucho mayor que en los compostables. Tenemos clientes que exportan sus productos por todo el mundo, con fechas de consumo a un mes vista de la fecha de envasado; sería difícil conservar la calidad del producto en un envase libre de plástico, por lo menos a día de hoy.

–¿Cuál es el origen de la empresa y su previsión de futuro?

–Yo trabajaba en una empresa del sector, donde cobraba como ingeniero diseñando maquinaria 780 euros netos al mes. Entonces decidí buscarme la vida y endeudarme para comenzar con lo que hoy en día es Envapack, donde siempre me prometí a mí mismo que si mi empresa dependía de no poder remunerar como se merecía a mi equipo, prefería dedicarme a otra cosa. Aquí somos como una familia, también discutimos eh!, pero nos ponemos de acuerdo rápido y seguimos trabajado juntos y, por supuesto, echando un rato juntos todos los viernes al terminar la jornada laboral a medio día.

Ambiente laboral

–¿Valora mucho el ambiente de trabajo, no?

–Sí y me gustaría hacer un llamamiento a aquellas personas que realizan un trabajo técnico y que reportan a las empresas beneficios en forma de soluciones y trabajo con salarios vergonzosos, para que busquen alternativas. Y a las personas que tengan experiencia y capacidades en nuestro sector, ya sean ingenieros, programadores, electricistas, soldadores, siempre del sector de la maquinaria industrial que están descontentos o buscan algo más profesionalmente les invito a que nos envíen sus currículos, que nos trasladen sus inquietudes y nos digan qué desearían encontrar en su trabajo para sentirse bien.

–¿Cómo han ido creciendo en estos años?

–Pues la sociedad como tal, Envapack ingeniería del Envasado SL, es joven. Si tomamos como referencia el primer año de facturación y las cifras con las que vamos a cerrar este año, hemos crecido en torno al 500%, cosa que a veces asusta un poco, por lo menos a mí, ya que hemos tenido que ampliar dos veces nuestras instalaciones, adquirir maquinaria propia para poder fabricar las piezas de nuestras maquinas, ampliar la oficina técnica, contratar más personal cualificado y siempre con cuidado; es una inversión continua y personalmente supone mucho esfuerzo y muchísimas horas de trabajo diarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios