Exhibición de setas en Aracena

  • Las Jornadas Micológicas se ven afectadas por la falta de precipitaciones

  • Los participantes han podido salir al campo a recogerlas y después degustarlas

Un grupo de visitantes observa las distintas especies de setas expuestas. Un grupo de visitantes observa las distintas especies de setas expuestas.

Un grupo de visitantes observa las distintas especies de setas expuestas. / fotos: javier moya

Las Jornadas Micológicas de Aracena rozan sus Bodas de Plata con un futuro incierto y algunas novedades en esta edición fruto de la "falta de coordinación" de la Sociedad Micológica Amanita de Aracena, quien las organiza desde 1994, y el Ayuntamiento de Aracena como colaborador, según el presidente de la sociedad, Manuel Campos.

El colectivo tiene muchos socios debido a la gran afición al mundo de las setas en la comarca serrana, y está consolidado en Aracena desde principios de la década de los noventa con el hotel Finca Valbono como sede social, donde suelen reunirse los lunes por estas fechas otoñales. Sin embargo quienes la organizan ahora son casi las mismas personas que hace 25 años y los jóvenes no se echan hacia adelante.

En esta ocasión las Jornadas Micológicas que comenzaron ayer y finalizan hoy son una excepción, negativa, porque es la edición con menor existencia de setas en el campo. De hecho, según Manuel Campos, en la Sierra, seguramente el punto del país con mayor variedad de setas al existir entre 500 y 600 especies diferentes, cifra que aumenta si la sumamos a los hongos, a día de hoy habrá entre 40 y 50 especies a disposición de los amantes de la micología, con lo cual sólo se pueden disfrutar de un 10% aproximadamente del total de especies. El motivo no ha sido otro que la falta de precipitaciones durante buena parte del año en la Sierra, sequía que también se ha dado en los últimos ejercicios. La época ideal para recoger setas en la zona es el otoño, aunque también hay especies en invierno y primavera. La clave es que llueva mucho y luego caliente un poco el sol.

Además, la Sociedad ha estado a punto de no organizar este año las jornadas porque el Ayuntamiento publicó a principios de año, según Manuel Campos, un calendario donde ya indicaba la fecha para el segundo fin de semana sin contactar con ellos, quiénes la organizan y deciden la fecha exacta. Incluso en el folleto cultural del otoño cebollero de igual forma se repetía dicha fecha sin avisarlos. Una descoordinación que provocó incluso que el pasado fin de semana algunos visitantes se acercaran a Aracena para participar en las jornadas pese a que no era la fecha correcta. Esto ha provocado también que este fin de semana las jornadas coincidan con otras importantes en Algeciras y Sevilla, lo que generó problemas de agenda a algunos conferenciantes.

Todo esto, sumado a la falta de setas, hará que las jornadas micológicas de 2017 pasen a la historia como las menos concurridas de público.

La Sierra en otoño recibe a muchos visitantes cada fin de semana y este año con un tiempo tan caluroso con mayor motivo. De hecho el ambiente de ayer en Aracena en la zona más turística era especial y sin duda las jornadas tienen buena parte de culpa. En la salida al campo, en la zona del Talenque a pocos kilómetros de Aracena, buscaron las setas y pudieron disfrutar de un guiso de setas al mediodía más lo que cada uno tuvo a bien aportar para el disfrute de todos. A su vez estuvo abierta la exposición de setas en el Punto Micológico en el Museo del Jamón. Como novedad se ofrece la muestra de figuras de setas de Carlos Vergel realizadas con conchas y piedras. La posibilidad de ver setas reales, cogidas días antes, y también de las recolectadas durante todo el día con la convivencia y formación de los más expertos con los inscritos, hace que la exposición esté concurrida todo el día.

En dicho lugar de la exposición se vendía el cartel conmemorativo de esta edición y otros objetos. En Aracena también existen durante todo el año varias empresas y particulares que trabajan con las setas, en especial los restaurantes. Las más exquisitas de la zona son sin duda alguna la tana (amanita) y el tentullo (boletus).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios