Aracena se luce en el 'patchwork'

  • Esta labor se ha extendido por todos los municipios de la Sierra de Huelva

Aracena volvió a ser escenario de una cita vinculada con el patchwork, donde el mundo de las labores es el protagonista. El I Encuentro otoñal de patchwork Sierra de Aracena tuvo lugar este fin de semana en los salones del Hotel Los Castaños, en pleno centro de la localidad. Una cita que congregó a decenas de mujeres que estaban realizando sus trabajos bajo la organización y dirección de Amalia Soriano.

Además de muchas participantes que conversaban en torno a una mesa redonda mientras hacían sus trabajos, había varios puestos de empresas y personas privadas que se dedican al arte del patchwork y al final de la sala una exposición con parte de los trabajos, de gran tamaño la mayoría y bella factura, del taller de Amalia Soriano.

La estampa del salón del hotel se llenó de colorido con infinidad de artículos expuestos. El evento congregó a vecinas de Aracena y de otros pueblos de la zona, además de llegadas desde otros puntos de la geografía andaluza.

Aracena es sin duda alguna de las localidades más importantes del patchwork a nivel nacional, ya que desde hace años muchas personas trabajan allí, como instructoras y alumnas, en este apasionante mundo de la unión de telas.

Además de este encuentro y otras citas, durante el año hay diferentes talleres y clases ordinarias. Incluso hace pocos meses tuvo lugar la feria del arte patchwork en el Pabellón Ferial Ciudad de Aracena, que suele congregar a decenas de personas en un fin de semana. Una feria que se realiza desde el año 2008 y que en sus orígenes también tuvo como sede los salones del Hotel Los Castaños.

Un trabajo arduo y desconocido para la mayoría de ciudadanos y en buena parte poco valorado. En el caso de Aracena el patchwork también ha estado presente en diferentes exposiciones con lugares importantes como la sala de exposiciones del Teatro Sierra de Aracena o en la ermita de San Pedro, principalmente, como ocurriera en este último lugar en las pasadas Jornadas del Patrimonio de la Sierra en Aracena.

El patchwork consiste en la unión de telas y cuenta con una gran aceptación desde que irrumpió en la Sierra. Cada vez tiene más adeptos gracias a los talleres y cursos que se realizan a lo largo de todo el año. Se aprovecha todo, aunque existen muchos tipos de telas especiales, y se hacen auténticas obras de arte. Durante el año hay profesionales que enseñan y amplían el conocimiento del patchwork, tradicionales almazuelas o arte de la costura en general.

La imaginación también aflora porque muchos diseños son realizadas por ellas mismas, primero a lápiz sobre la tela y luego el hilo da forma a la obra. Algunas hacen los trabajos para uso y disfrute personal y en otros casos lo venden.

Suelen ser caros porque tienen muchas horas de trabajo, es artesanal y a pesar de ello se valora poco por el cliente. Gracias al patchwork se hacen colchas, bolsos, tapices, cubrecamas, camisetas con aplicaciones o muñecas llamadas tildas. Son artículos diferentes y únicos que se asientan en tiempos de crisis para el uso propio o como regalo. En Aracena hay tiendas especializadas y particulares que se dedican a la venta de estos productos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios