Aracena vive su bajada desde el castillo

  • La cofradía del Señor de la Sangre llena la tarde del Jueves Santo

La Hermandad de la Santa Vera Cruz de Aracena realizó ayer su estación de penitencia tras bajar del castillo, donde sus imágenes están durante todo el año. Y como durante toda la Semana Santa, hasta ayer jueves, aunque con mucho frío.

Tres pasos, la cofradía de penitencia que más lleva, con la Santa Vera Cruz, Cristo de la Sangre y Virgen del Mayor Dolor, Patrona de la ciudad y coronada desde 2010. El primero siempre más centrado a la joven cantera de costaleros y capataces en Aracena, aunque en los otros dos pasos también hay gran presencia de jóvenes que cogen el testigo de los veteranos de la Semana Santa.

Y al igual que el resto de procesiones, un gran número de personas durante el recorrido, sobre todo en la salida del castillo a media tarde. Cada vez más en la bajada y paso por la Plaza Alta con la entrada y salida en la Parroquia, discurrir por el paseo y luego entrada con muchas personas en el interior del templo en la entrada. El público sube para ver entrar a la Patrona y al Cristo de la Sangre en particular, es un momento muy especial para los costaleros y del disfrute de todos.

Entre las novedades, la Patrona de la ciudad estrenó rostrillo del siglo XVIII, donado por un diputado de este año, y una de las figuras de los conocidos como sayones del paso del Cristo han sido restauradas, al igual que ocurrirá pronto con la otra, en mejor estado de conservación en la actualidad. El Cristo de la Sangre, del ayamontino Antonio León Ortega, celebra este año su 75 aniversario con logo y cartel ya presentados y procesión extraordinaria para el próximo 1 de septiembre.

La Cofradía del Silencio protagoniza por su parte la tarde de Viernes Santo desde las 20:00. La gran duda será el tiempo porque las previsiones son adversas.

La salida desde la parroquia, su sede canónica, se realiza en un respetuoso silencio que provoca el recogimiento de una Plaza Alta repleta de público para ver al Cristo de la Plaza, que lleva a la vez su precioso nombre.

El discurrir de la hermandad por las calles Blas Infante, Juan del Cid López y Gran Vía son inolvidables por ser hasta este año, al pasar también como novedad el pasado Domingo de Ramos la Borriquita pero al revés, únicos en la Semana Santa. Y en especial por pasar cerca del Instituto San Blas, para recordar el lugar donde se fundó la cofradía. El paso de palio con la virgen de Gracia y Esperanza estará acompañado musicalmente por la Banda Municipal de Música de Aracena. El respeto y silencio durante todo el recorrido son la mejor bandera de esta Cofradía, en especial en torno al Cristo de la Plaza.

En la tarde de Sábado Santo, en Aracena se pone el colofón a la Semana de Pasión. La Iglesia de El Carmen será el testigo del cierre de la Semana Mayor cebollera. La salida a las 19:30 y la entrada, a las 23:30. A priori la climatología acompañará, ya que hay muy poca probabilidad de lluvia y mejor tiempo por la tarde que por la mañana.

Un horario habitual en los últimos años (antes la salida era a las siete) y por segundo año seguido con el nuevo recorrido que se amplió por Julián Romero y parte del barrio de San Roque al pasar por Infante del Real y bajar por Cantarranas para entrar en el templo por el lado contario del resto de hermandades en este templo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios