sierra

La campaña de la castaña se cierra con 1,5 millones de kilos recogidos

  • La calidad y el tamaño del producto desciende y provoca la bajada de los precios

  • Casi el 80% de los árboles son centenarios y "muchos de ellos abandonados"

Varias personas en pleno proceso de recolección del producto. Varias personas en pleno proceso de recolección del producto.

Varias personas en pleno proceso de recolección del producto. / h.i.

L a campaña de la castaña ha culminado en Huelva con la recolección de 1,5 millones de kilos, una cantidad inferior al año pasado, cuando se registraron dos millones de kilos y que en esta ocasión, además, se ha visto muy afectada por la sequía y las altas temperaturas que se han registrado durante el otoño. Estas circunstancias han repercutido en la calidad y el tamaño y así lo ha confirmado el responsable de castaña de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Andalucía (COAG), Francisco Boza, a Europa Press.

Los causas y consecuencias técnicas también sirven para el resto de Andalucía tras culminar la campaña de este producto gastronómico, sobre todo en la principales zonas productoras como son el Valle del Genal, la Serranía de Ronda, Yunquera, en la Sierra de las Nieves en Málaga, y la propia Sierra de Huelva. En el ámbito malagueño, Francisco Boza ha señalado que se han recolectado unos 3,5 millones de kilos de castañas.

En cuanto a la calidad, el resultado ha sido bajo "porque la falta de agua ha hecho que la castaña haya caído del árbol muy deshidratada, con el erizo muy seco y muy cerrado, por lo que su recolección ha sido muy costosa". Una circunstancia que se ha dado en el resto de España y que a pesar de las últimas lluvias registradas y ser una castaña tardía, "no ha podido remontar".

El problema concreto que existe en Huelva, según el responsable del COAG, es que "las plantaciones no están rejuvenecidas" y es que "casi el 80% de los árboles son centenarios y muchos de ellos abandonados". Un hecho que se puede revertir gracias al "gran potencial" que tendría la Sierra onubense "si se invirtiera en estas plantaciones con variedades más modernas incluso".

En el aspecto económico Boza ha asegurado que la bajada en la calidad y el tamaño también repercute en los precios, que se encuentran en 1,40 euros para el productor "en el mejor de los casos". Sobre las exportaciones, el responsable de castaña de COAG señala que el 60% de la castaña andaluza se envía a Italia, "un país muy consumidor y que controla mucho el mercado europeo".

A su vez, el sector vive en la actualidad pendiente de dos amenazas que preocupan notablemente a los productores: la enfermedad del chancro, en lo que respecta a la provincia de Huelva, y la avispilla del castaña y la enfermedad de la tinta, en Málaga. "El chancro en Huelva avanza lentamente pero apenas se hace nada desde la administración y no vale acudir cuando la enfermedad esté muy extendida". En la misma línea y para una posible solución, incluso "los propios agricultores están ofreciendo sus campos para el muestreo".

En el terreno malagueño la avispilla del castaño, por su incidencia inmediata, es "la más preocupante", ya que se trata de una plaga causada por un pequeño insecto de origen chino que está mermando la producción de castaña. El único medio para combatirla es la suelta masiva de su predador natural, el Torymus sinensis, medida que se viene reclamando al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente desde que se detectó por primera vez en Málaga en el año 2014. Del mismo modo, ha mostrado "una altísima preocupación" por la enfermedad denominada tinta, ya que "seca el árbol".

Por último, se ha referido al Plan Estratégico del Castañar en Andalucía, presentado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y que persigue lograr el aumento del rendimiento económico de la castaña y la perdurabilidad del castaño como elemento natural, social y paisajístico definitorios de las comarcas donde se desarrolla. Al respecto, se ha mostrado agradecido porque "es la primera vez que se le reconoce al sector desde un ámbito estratégico", pero ha asegurado que "estas buenas palabras hay que trasladarlas a hechos concretos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios