seguridad

UGT denuncia el incumplimiento de la normativa en el sector de la vigilancia privada

  • El sindicato asegura que Novo Segur degrada las condiciones laborales en el INTA, el Picacho y Defensa

Fernando Parrillo, Sebastián Donaire y Tomás Pereira. Fernando Parrillo, Sebastián Donaire y Tomás Pereira.

Fernando Parrillo, Sebastián Donaire y Tomás Pereira. / alberto domínguez

El sindicato UGT denunció ayer que la empresa de vigilantes de seguridad Novo Segur incumple sistemáticamente la normativa laboral e incurre en fraude en la contribución a los impuestos.

La central sindical acusó a la compañía de degradar las condiciones labores de los trabajadores que prestan servicio en el INTA, el Picacho y la Subdelegación de Defensa al aplicar un convenio de empresa en vez de el nacional del sector, lo que supone además una merma en los ingresos de los empleados.

UGT no entiende cómo la Administración central permite a Novo Segur continuar con estas prácticas a sabiendas de que existen sentencias contra el modo de actuar de la empresa.

Según explicó el secretario general de UGT Huelva, Sebastián Donaire, el colectivo de trabajadores (una veintena) ha visto reducido su salario un 30%, lo que supone una pérdida del poder adquisitivo de unos 8.000 euros, debido a la aplicación del convenio de empresa, y además reduce la contribución a la Seguridad Social.

El secretario general de Fesmc UGT, Fernando Parrillo, detalló que los trabajadores vienen sufriendo un continuo retraso en el abono de sus salarios y que el incumplimiento de la normativa afecta también a la formación, los riesgos laborales y las vacaciones y cuadrantes.

Los responsables del sindicatos recordaron que ya se han celebrado dos huelgas generales de los trabajadores por todos estos motivos, que se remontan a 2015 con la empresa Seguridad Integral Canarias y continuó en 2017 cuando llegó Marsegur y que continúa con Novo Segur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios