aracena

La Mancomunidad Ribera de Huelva efectúa el inventario antes de su disolución

  • El pleno solicita a la Subdelegación del Gobierno la ampliación del servicio del Documento Nacional de Identidad

Una reunión de la Mancomunidad Ribera de Huelva presidida por el alcalde de Aracena. Una reunión de la Mancomunidad Ribera de Huelva presidida por el alcalde de Aracena.

Una reunión de la Mancomunidad Ribera de Huelva presidida por el alcalde de Aracena. / h. información

La Mancomunidad Ribera del Huelva, compuesta por doce municipios de la zona central de la Sierra y con sede central en Aracena, ha celebrado su primera sesión ordinaria de la presente legislatura tras el de constitución en julio de 2015, en la que se realizó el inventario de misma como paso previo a su disolución. Así pues lo hizo año y medio sin celebrar ninguna sesión ordinaria, aunque sí extraordinarias como las dos de hace pocas semanas.

Precisamente en la sesión del 13 de enero algunos representantes de los pueblos mancomunados solicitaron un calendario definido para celebrar los plenos, quedando establecido para el primer miércoles de febrero, abril, junio, septiembre y noviembre. Incluso en dicho pleno algunos miembros, al no haber estado presentes en el de constitución, juraron o prometieron su cargo electo como representante de su pueblo en la mancomunidad.

La asociación tiene tres sedes: en Aracena, Puerto Moral e Higuera de la Sierra

En la sesión plenaria del pasado miércoles, además de aprobar las actas de los dos últimos plenos extraordinarios, los doce pueblos aprobaron la actualización del inventario general de bienes, derechos y acciones de la mancomunidad. Un inventario que se compone principalmente de tres sedes: la principal en Aracena, más Puerto Moral e Higuera de la Sierra junto a mobiliario y equipos informáticos, ya que la de Cortelazor la Real es propiedad municipal desde hace pocos años, un vehículo, varias carpas para eventos y varios modulares de stands.

El pleno también aprobó, dentro de asuntos urgentes, dos propuestas bien diferentes. Por un lado apoyar la candidatura de Paz y Bien a la Medalla de Andalucía y por otro solicitar a la Subdelegación del Gobierno la ampliación del servicio del Documento Nacional de Identidad, que está siendo fundamental para personas mayores y sin recursos.

Todo ello forma parte del expediente abierto para el proceso de liquidación de la mancomunidad, cuya comisión ya se ha reunido en una ocasión, y tiene un plazo máximo de tres meses, que expira en abril, para liquidar dicho ente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios