campaña fresera

Huelva pondrá en el mercado las primeras fresas para Navidad

  • Comienza la fase de plantación en la que predominan las variedades primoris, fortuna, rociera y rábida

  • La superficie será similar a la anterior

Primoris, fortuna, rociera y rábida son las variedades de fresa que predomina en la campaña de plantación 2017-2018, que se ha iniciado este mes de octubre en Huelva y que se extiende ya por todas las zonas freseras de la provincia. Los trabajos de sembrado se prolongarán hasta final mes, si no hay ningún contratiempo, según explicó a este periódico el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Fresa de Huelva (Freshuelva), Alberto Garrocho.

El comienzo de la campaña está condicionado por la climatología, altas temperaturas y la falta de lluvia, factores que están incidiendo y lo harán aún más si no llueve en los cultivos. Según indicó Garrocho, algunos agricultores, sobre todo los del Condado, ya están sufriendo los efectos de la sequía y la escasez de agua, ya que disponen de poca. De ahí que vengan demandando el trasvase de agua de la Confederación del Guadiana a la del Guadalquivir.

Fresón de Palos sembrará 70 millones de plantones de fresa esta temporada

Sin embargo, el presidente de Freshuelva espera que las temperaturas y las lluvias sean a partir de ahora las habituales del otoño para evitar los problemas que el calor provocan en la planta (estrés), mientras que la bajadas de los termómetros permite a la raíz tener más fortaleza. La lluvia es especialmente importante en esta época sobre todo para aminorar los costes de producción, al evitar tener que sacar las producciones adelante con agua de riego superficial. No obstante, todo apunta a que éste será un otoño más bien seco.

Si la climatología lo permite, las primeras fresas comenzarán a mediados de diciembre, coincidiendo con el época de Navidad. Algunas variedades, como la san andreas, podría estar incluso antes en el mercado pero serán las menos.

Tras esta primera fase vendrá la fresa de estación, que supone el grueso de la campaña. Los plantones proceden de viveros ubicados en las provincias de Ávila y Segovia, principalmente, y también de Valladolid, que tienen las empresas freseras. Hasta allí se desplaza personal de Huelva para organizar su traslado hasta las fincas onubenses y ofrecer así un mayor servicios a los socios de las cooperativas.

La mayoría de los plantones llegan ya preparados y listos para la plantación pero algunas sociedades cooperativas optan por traerlos sin ningún tipo de preparación y realizan aquí las labores de limpieza.

En cuanto a la superficie plantada de fresa en la provincia onubense, Garrocho señaló que todavía es pronto para conocer los datos definitivos ya que las empresas agrícolas asociadas aún no han comunicado las cifras, por lo que habrá que esperar a que termine la plantación. Todo apunta a que la superficie será similar a la campaña anterior, con la posibilidad de que se reduzca algo y aumente la extensión de otros cultivos.

Esta es la tónica que se viene sucediendo desde hace algunos años, una tendencia que fomenta la asociación de productores y exportadores. Así la plantación de frambuesa y arándano ha ido creciendo año tras año, algo menos el cultivo de la mora, si bien algunas voces han alertado ya sobre la excesiva producción de arándano y la saturación del mercado.

A modo indicativo señalar que la cooperativa Fresón de Palos (la mayor de la provincia onubense) tiene intención de cultivar 70 millones de plantones. En la pasada campaña se alcanzaron unos 350 millones de plantones.

Las variedades de fresa más cultivas son por este orden, y atendiendo a la campaña 2016/2017 fortuna, primoris y rociera, seguidas de rábida, victory y san andreas. La primera representa el 33,75 del total de la superficie plantada. A continuación la primoris con un 16,28%, rociera con el 10,05% y rábida con un 9,99%. Estas cuatro variedades suponen el 70% del total plantado. Variedades que en otros tiempos tenían una mayor presencia como la candonga, spendor o sabrina no alcanzan cada una ni el 2%, como le ocurre también a la calinda. La san andreas representa el 7,32%.

Una buena parte de las variedades, sobre todo las que están teniendo más éxito, provienen del programa que desarrollan Fresas Nuevos Materiales (FNM) y la Universidad de Florida destacan sobre los demás; el segundo de ellos basa su presencia únicamente en la variedad fortuna, con el 33,76%; el primero, ha pasado de un 24,22% en 2015/2016 a un 34,25% en la actual campaña, multiplicando por 2,3 su presencia con respecto a la campaña 2014/15. Este avance ha estado apoyado en el incremento producido en sus variedades primoris y, especialmente en rociera y también en el mantenimiento de rábida.

La tendencia es que las variedades onubenses van ganando terreno poco a poco a las americanas, aumentando cada año el número de hectáreas plantadas de las primeras por sus buenos resultados y porque se adaptan muy bien a las condiciones de nuestra provincia.

Sobre la mano de obra que estos días trabaja en el campo onubense en la fase de plantación, el responsable de Freshuelva señaló que se trata solo del 10% de la que se emplea durante toda la campaña, especialmente en la fase de recogida, por lo que en la actualidad trabajan alrededor de 5.000 personas

De nuevo la mayoría son los habituales año tras año y son todos de procedencia nacional como viene sucediendo desde hace tiempo cuando la Comisión para la Ordenación de Flujos Migratorios acordó no recurrir a la contratación de mano de obra en origen en terceros países. En 2010 se permitió por última vez la contratación en origen de un cupo de jornaleros marroquíes para la plantación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios