almonaster la real

Doce localidades participan en un proyecto de integración social

  • Dirigido por Paz y Bien, diez personas con capacidades diferentes se forman en campos de trabajo

Presentación de la nueva edición del proyecto en la Mezquita de Almonaster. Presentación de la nueva edición del proyecto en la Mezquita de Almonaster.

Presentación de la nueva edición del proyecto en la Mezquita de Almonaster. / J. moya

La Sierra tiene muchos valores, belleza y grandes posibilidades, pero quizás su mayor potencial sea el humano. Una de las iniciativas más destacadas es el Proyecto de Integración Social en el Entorno Rural, que este año llega a su tercera edición, tras el éxito de las dos anteriores, con un incremento del número de pueblos participantes.

El lugar elegido para presentar el nuevo proyecto, que continúa su legado tras cuatro años, fue la singular Mezquita de Almonaster la Real, uno de los puntos más altos de la comarca serrana y que permite, a su vez, las vistas más bonitas del entorno. El año pasado fue otro lugar excepcional, la Peña de Arias Montano en Alájar.

Allí se encontraban representados, en la gran mayoría de casos por sus respectivos alcaldes, doce pueblos de la Sierra, mientras que en la primera edición sólo hubo tres pueblos que creyeron firmemente en esto: Linares de la Sierra, que llegó incluso a acoger el proyecto piloto en solitario; Cortelazor la Real y Valdelarco. La implicación y trayectoria del trabajo de Linares de la Sierra con las personas con capacidades diferentes en estos años, incluso en una edición de la Noche de los Poetas, ha hecho que la asociación Fuentevieja de Cortegana, representada ayer por su máximo responsable Luciano Alonso, haya decidido otorgar su premio anual en la gala que se conmemora cada año en torno al 3 de diciembre, Día de la Discapacidad, al Ayuntamiento de Linares de la Sierra.

Además había miembros de la corporación municipal de Almonaster la Real con su alcalde a la cabeza y el diputado serrano Ezequiel Ruiz, entre otras autoridades.

También hubo mucho público entre personas con capacidades diferentes junto a sus monitores y otros protagonistas del proyecto, ya que, además de los pueblos y el papel determinante de Paz y Bien, participan personas de varios colectivos de la comarca que vienen trabajando con las personas con capacidades diferentes.

Los pueblos implicados este año son: Alájar, Cortelazor la Real, Galaroza, Cortegana, Valdelarco, Linares de la Sierra, Puerto Moral, que repiten del año pasado, a los que se unen Jabugo, La Nava, Fuenteheridos, Almonaster la Real y Cumbres Mayores, un total de 12 de los 29 pueblos serranos. El objetivo es seguir creciendo y alcanzar los 29.

Unas diez personas con capacidades diferentes están realizando estos días el proyecto y conviven durante varios días con vecinos de los pueblos mencionados. Ellos realizan en horario de mañana diferentes campos de trabajo establecidos y acordados con los pueblos, como estos años atrás, y por la tarde son actividades de dinamización, aparte de conocer y recorrer la comarca. Incluso está prevista con varios pueblos, novedad de esta edición, una convivencia escolar y educativa que se hará en la Peña de Alájar con niños de varios pueblos.

Todo ello está dirigido por la asociación Paz y Bien, y en concreto por su alma mater María Matos, la responsable del Centro El Chanza de dicha asociación en Cortegana y máxima responsable del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios