aracena

Antonio Sosa coge el testigo de la presidencia del Grupo de Desarrollo Rural de la comarca

  • Manuel Guerra cesa del cargo pero sigue en la alcaldía y como senador por Huelva

Antonio Sosa. Antonio Sosa.

Antonio Sosa. / javir moya

El hasta ahora presidente del Grupo de Desarrollo Rural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Manuel Guerra, cesó ayer de su cargo y cede el testigo al hasta ahora vicepresidente, Antonio Sosa. Manuel Guerra seguirá como alcalde de Aracena y senador por Huelva.

Se trató de un cese inesperado para muchos presentes ayer en la sede del GDR ubicada en Aracena, pero sabido en los círculos políticos del PSOE serrano desde hace unos meses. Curiosamente la presidencia del GDR siempre se establece justo después de las elecciones municipales y en esta ocasión ha sido el año anterior. Eso provoca que muy probablemente en la próxima legislatura, salvo cambio inesperado, el nuevo presidente Antonio Sosa -siempre que continúe en la Corporación Municipal de Galaroza- siga en el cargo.

En el PSOE serrano no ha sentado bien la elección del nuevo presidente e incluso se han planteado otros nombres durante estos meses indicados por diferentes pesos pesados. Aún así el secretario general del PSOE onubense avaló que así sea finalmente. Varios alcaldes y miembros del partido muestran su malestar en privado, pero no en público.

En la tarde de ayer la convocatoria oficial del GDR iba encaminada al clásico balance de gestión del año anterior, que se hizo, y programación para el actual 2018, también indicado, pero ambas cuestiones perdieron protagonismo por el anuncio del cese de Guerra como presidente. Por ahora no han trascendido los motivos, pero según fuentes oficiales ha sido una decisión del propio Guerra y no del PSOE que tiene mayoría absoluta en dicha institución, y de ahí en parte que el resto de formaciones no presentaran ningún otro candidato (habitualmente el PP siempre ha presentado el suyo).

Al igual que ocurriera en la Mancomunidad Ribera del Huelva Manuel Guerra cede el testigo a Antonio Sosa tras casi dos legislaturas. Entonces el también alcalde de Aracena era el presidente de la Mancomunidad, cobrando un sueldo de la misma, y el actual y también entonces alcalde de Galaroza era vicepresidente y cogió el testigo de la presidencia, sin cobrar éste sueldo alguno, hasta el cierre definitivo de dicha Mancomunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios