El 80% de los ladrones entran en las viviendas por la puerta

  • La Unión de Cerrajeros de Seguridad alerta de que la mayoría de los portones de los hogares onubenses son viejos e inseguros. El representante en Huelva destaca que "los onubenses no están preparados para hacer frente a las nuevas tecnologías que usan los chorizos".

Los ladrones se modernizan para robar en las casas con rapidez e impunidad, al mismo tiempo que las medidas de seguridad de los hogares onubenses se quedan obsoletas e inservibles contra estos actos delictivos. La viviendas de la provincia, en la misma tendencia que las del resto de España, siguen siendo un blanco fácil sobre todo en verano. Así lo confirma José Luis Gutiérrez, representante en Huelva de la Unión de Cerrajeros de Seguridad de España (UCES), quien desvela una tendencia reveladora al tiempo que preocupante: "El 80% de los robos que se comenten en Huelva, al igual que en el resto de España, se producen por la misma puerta de la vivienda". Tan solo el 20% de estos delitos se perpetran por ventanas, balcones u otros accesos al hogar.

Lo cierto es que la cantidad de robos durante la época estival no aumenta de forma considerable, según confirman fuentes de la Policía Nacional a Huelva Información, entre otras razones, por el aumento de la presencia policial en zonas residenciales o en polígonos industriales que se quedan casi desiertos en la época vacacional. No obstante, subrayan que debe aumentarse la precaución en estos meses para evitar ser víctimas de estos delitos en verano y durante todo el año.

Ante esta realidad, Gutiérrez ironiza, con cierta preocupación, sobre la errónea costumbre de "blindar nuestras casas con rejas por todas partes, pero luego tenemos una puerta que se abre de una patada". En su opinión, el problema tiene una causa estructural. "En Huelva, como en el resto del país, no estamos comprometidos con nuestra propia seguridad. Nos gastamos dinero en tener un mercedes en la puerta de casa pero no queremos gastar lo suficiente para garantizar nuestra propia seguridad en el interior del hogar".

Como consecuencia de esta mala costumbre, tradicional en nuestro país "pero impensable en países como Francia", la mayoría de nuestros hogares están prácticamente abiertos para los ladrones. Muchos onubenses tienen portones que no ofrecen la seguridad necesaria y que se han quedado completamente obsoletos ante las nuevas técnicas que practican los ladrones para burlar la poca seguridad que garantizan las puertas en la mayoría de los casos. Gutiérrez denuncia que muchas grandes superficies "engañan a los clientes al venderles portones de seguridad que no son seguros en absoluto". Según el representante de UCES en Huelva, "para garantizar nuestra seguridad tenemos que gastarnos dinero en buenos portones". El mejor remedio, comenta el especialista, "es hacer que el ladrón necesite mucho tiempo para abrir la puerta. En ese caso, ni siquiera lo va a intentar. El problema es que con los viejos bombines que hoy en día tiene la mayoría de la gente en sus puertas, un ladrón tarda 30 segundos en abrirla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios