Unos 1.500 docentes se juegan su estabilidad los próximos tres años

  • Los sindicatos quieren que las oposiciones den más valor a la experiencia de los interinos

La concentración tuvo lugar ante la sede provisional de la Subdelegación del Gobierno. La concentración tuvo lugar ante la sede provisional de la Subdelegación del Gobierno.

La concentración tuvo lugar ante la sede provisional de la Subdelegación del Gobierno. / alberto domínguez

Los recortes que la Educación ha experimentado en los últimos años están en vías, en buena parte, de ir corrigiéndose y parte principal de ello es la oferta de empleo (OPE) que se redujo casi a mínimos especialmente desde 2011. Ante la decisión del Gobierno central de ofertar un buen número de plazas en los próximos tres años a través de las distintas OPE, los sindicatos representados en la junta de personal docente reivindican que se tenga en cuenta que el 20% de los profesores son interinos y a estos profesionales hay que darles una salida.

Los delegados sindicales se concentraron en la tarde de ayer ante la sede provisional de la Subdelegación del Gobierno. La representante de UGT, María Fernández, recordó que hay unos 1.500 docentes en la provincia en situación de interinidad debido, en buena medida, a la precariedad de las ofertas de empleo que se han realizado desde 2011. José Luis Díaz, del CSIF, señaló por su parte que tras las OPE que se lleven a cabo en los próximos tres años, "la tasa de interinidad debe quedarse en un 7%".

Durante la concentración, se leyó un comunicado conjunto de CCOO, CSIF, UGT y Ustea en el que todas estas fuerzas sindicales defienden "un empleo estable y de calidad", argumentando que "la realidad en Andalucía y España es bien distinta a nuestros planteamientos porque existen unas altas tasas de interinidad, en nuestra comunidad, más del 18%, debido a la restricción de la tasa de reposición en los últimos años y a la no convocatoria de todas las plazas que necesita realmente el sistema educativo andaluz".

Para solucionar el problema existente se firmó el acuerdo de mejora del Empleo Público, que va a propiciar "una importantísima oferta de empleo público docente, en torno a 20.000 plazas en los próximos tres años".

"Estamos ante una situación -señalaba el comunicado- especial y debemos dar una respuesta excepcional para favorecer la estabilización del empleo docente. El profesorado interino, afectado por este proceso, deberá tener las máximas posibilidades para superar la fase de oposición, por lo que es fundamental que se implemente con carácter excepcional un nuevo Real Decreto transitorio de ingreso a la función pública docente que posibilite este fin".

Es por ello que la mayoría sindical presente en la Mesa Sectorial de Educación de Andalucía "consideramos imprescindible una modificación del actual sistema de acceso que contemple, entre otros aspectos, las pruebas de la fase de oposición no eliminatorias, una mayor optatividad en la elección de temas, aumento de la ponderación de la fase de concurso y el incremento del peso de la antigüedad en la fase de concurso".

Isabel López, de Ustea, explicó que la "prueba debe ser evaluadora en vez de eliminatoria". Desde los sindicatos se teme que si no se toman medidas que favorezcan la estabilidad de empleo de los interinos, se produzca a través de las diferentes oposiciones una especie de ERE encubierto.

Pero uno de los problemas que puede suscitar esta propuesta sindical puede recaer sobre otro sector que espera con ilusión y entrega las próximas OPE: aquellos aspirantes que aún no tienen ningún tipo de experiencia profesional en el campo de la docencia. Ante ello, Reme Barragán, de CCOO, indicó que "la experiencia que tenemos de las últimas transitorias es que el 20% de la gente que aprobó es la que no había trabajado nunca, por lo que siendo masiva la futura OPE entrará tanto esa gente como los que tienen experiencia laboral".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios