transporte marítimo | oportunidades de desarrollo en medio de la polémica

Proyecto 'Marca Huelva'Majarabique

  • La explotación de la zona logística situada en Sevilla será un hito en la historia del puerto onubense y multiplicará el tráfico de contenedores manipulados en el Muelle Sur

A la derecha de la imagen, los terrenos de Majarabique sobre los que el Puerto de Huelva desarrollará su actividad logística. A la derecha de la imagen, los terrenos de Majarabique sobre los que el Puerto de Huelva desarrollará su actividad logística.

A la derecha de la imagen, los terrenos de Majarabique sobre los que el Puerto de Huelva desarrollará su actividad logística. / juan carlos vázquez

Comentarios 0

Pocos acontecimientos que han tenido y tendrán como protagonista a Huelva, han cosechado tal cúmulo de barbaridades como la concesión a la Autoridad Portuaria de una zona para desarrollar actividades logísticas en la zona de Majarabique. El capricho geográfico de que dicho lugar se encuentre en Sevilla, parece en el origen de toda la polémica llegada hasta la ciudad y que aún hoy continúa sin aclararse del todo. La pregunta que nadie ha querido contestar es: ¿Qué hubiera pasado si, en lugar del Puerto de Huelva, la empresa que se hace con la explotación de dicha zona, hubiera sido, por ejemplo, de China? Muy sencillo: Los mismos cargos públicos que han criticado el proyecto onubense, lo estarían celebrando como un logro pleno de potencialidades.

A lo largo de los últimos días se ha podido escuchar de todo, siempre en el mismo sentido y con el silencio incomprensible de las autoridades locales. Valga un ejemplo. El alcalde de Sevilla, que antes defendió el área de Majarabique como excelente oportunidad para la industria andaluza, aseguró que Huelva realizaba una "competencia desleal" con las tarifas que tenía previsto aplicar en la zona. En la página 12 del pliego de condiciones se dice lo siguiente: "Las tarifas, una vez adjudicada la explotación, deberán ser presentadas ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia para su informe, previamente a la aprobación por parte del explotador. Una vez aprobadas, deberán remitirse a la Autoridad Portuaria de Huelva para que sean publicadas y sean trasladadas a Adif para su publicación en un sitio web donde pueden consultarse". Además, añade que "podrá establecer rebajas o descuentos en las tarifas siempre que se realicen conforme a criterios objetivos y no discriminatorios entre empresas, garantizando la igualdad de trato a todos los clientes". Se remite entonces a la Ley de Servicios Ferroviarios que en su artículo 102 garantiza que esos descuentos "garantizarán la igualdad de trato a todos los clientes que cumplan con las condiciones de aplicación".

Será en los próximos días, ya que no es previsible que Adif tarde mucho en resolver el recurso planteado por el puerto de Sevilla -ni tan siquiera debería admitirse a trámite ya que no puede declararse perjudicado a quien no concurrió al concurso- cuando la Autoridad Portuaria de Huelva proceda a licitar la contratación de la parcela que deberá suponer un paso adelante en la misma historia del Puerto de Huelva, que considera según se puede leer en el pliego de condiciones que "se trata de una terminal estratégica para el tráfico de mercancías".

Valgan dos cifras para dar la justa medida de lo que en ellas se juega el Puerto. El contrato establece unos mínimos de tráficos de contenedores de 20 pies, conocidos como teus, estandarizados en el transporte de mercancías en todo el mundo, que asciende a los 85.000 en los cinco primeros años de vigencia del contrato. La capacidad de movimientos de teus se incrementará conforme pasen los años de explotación, llegando en el último de ellos hasta los 29.000 como mínimo y hasta los 58.000 en el quinto año de la prórroga. Hasta el pasado mes de octubre, habían pasado por el Muelle Sur, un total de 8.491 contenedores; en el año 2015 fueron 7.834 y un año antes se quedaron en 5.775, es decir, en sólo un año, pasarán por las instalaciones de Majarabique, tantos contenedores como en los dos últimos ejercicios. En lo que se refiere al número de trenes, de no contar con tráfico alguno, estos alcanzarían un total de 1.250 en el primer lustro de funcionamiento, es decir, descontando los días festivos, la media estaría cerca de un convoy diario.

Se trata, sin duda del mayor paso adelante dado por las instalaciones portuarias onubenses, un proyecto que, tal y como lo han defendido responsables del Puerto de Huelva, "no va en contra de nadie, sino a favor de todos, ya que todos podemos salir beneficiados". Supone poner a las instalaciones onubenses en la modernidad del transporte, con los mismos medios y métodos vigentes en todos los puertos del mundo. En ella, se moverán tanto contenedores marítimos como terrestres a lo largo de 23.400 metros cuadrados que permitirán "aumentar los tráficos de contenedores que tienen como origen o destino la terminal Sur del Puerto de Huelva, donde Sevilla es un centro geoestratégico de agrupación de esos tráficos y que actualmente no están usando el nodo ferroviario en su transporte terrestre".

De un puerto anclado en los tráficos procedentes de su industria, Huelva quiere dar un paso adelante con un proyecto que la impulse a la modernidad y a conseguir un desarrollo económico sostenible en un futuro. Las críticas recibidas sólo esconden incompetencias e incomprensibles actitudes de quien se otorga la potestad de decidir quién crece, cómo y dónde y, lo que es mucho más preocupante, parecen instalados en fomentar una presión política que es la única manera que conocen de mantener un estatus que no se sostiene.

La sabiduría china lo definió hace miles de años: "Cuando alguien señala la luna, sólo los tontos miran al cielo".

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios