Piden 4 años de cárcel para el vigilante que colocó una cámara en un baño

  • El dispositivo estaba instalado en el edificio de la Delegación de Igualdad de la Junta de Andalucía

La Fiscalía de Huelva ha solicitado tres años y cuatro meses de cárcel para F.B.C., el vigilante de seguridad de la sede de la Delegación de Igualdad y Bienestar Social en Huelva que colocó cámaras en uno de los baños del edificio para obtener imágenes íntimas. La Fiscalía, según se recoge en el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, considera a esta persona responsable en concepto de autor de ocho delitos contra la intimidad y además de la pena de cárcel solicita la inhabilitación especial para el ejercicio de profesiones relacionadas con la seguridad privada durante el tiempo de la condena y el pago de una multa de algo más de 6.600 euros. En concepto de responsabilidad civil se le reclama que indemnice a cada una de las víctimas, un total de ocho, en la cantidad de 3.000 euros para cada uno de ellos por los daños morales causados con su conducta. Relata el fiscal en su escrito que F.B.C., trabajaba como vigilante de seguridad en la sede de la Consejería de Igualdad. El acusado, aprovechando la facilidad de movimiento y acceso a dependencias en el edificio a causa de su profesión, instaló una microcámara en un lugar discreto de uno de los aseos del citado edificio, de uso privado de los funcionarios y empleados de la misma. La encuadró para que captase las imágenes del inodoro y lavabos del mismo y la dejó activada, grabando en vídeo a cualquier persona que hiciera uso de los mismos; con el propósito de atentar contra la intimidad de quienquiera que los utilizase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios