'Mirada azul', un poemario de Carmen Alcázar ilustrado por artistas de Nerva

  • La periodista muestra en su primer libro, editado por la Diputación y el Ayuntamiento nervense, su particular visión del mundo

Comentarios 1

La periodista nervense Carmen Alcázar presenta su primer libro, Mirada Azul, un poemario ilustrado por jóvenes artistas de su tierra, editado conjuntamente por la Diputación Provincial de Huelva y el Ayuntamiento de Nerva. En el acto de presentación de la obra, llevado a cabo en el organismo supramunicipal, tanto la responsable del área de Cultura, Elena Tobar, como el alcalde de Nerva, destacaron el talento de la joven autora y su desmedida pasión por su tierra, que la lleva a difundir todo el potencial cultural que atesora la localidad minera a través de las redes sociales.

Alcázar, que agradeció el apoyo de las administraciones más cercanas al ciudadano para ver cumplido uno de sus sueños de infancia, presentó con todo lujo de detalles su primer proyecto literario, desde la génesis hasta lo más profundo de su mirada azul, pasando por todo tipo de guiños cómplices en forma de versos.

En Mirada Azul, muestra su particular visión del mundo que la rodea en una mezcla de sensaciones y sentimientos, mediante la expresión de gritos y ansias que surgen a veces de lo cotidiano y otras de lo sublime, moviéndose entre lo racional y lo etéreo, buscando en el interior de su alma y soñando escenarios que guíen sus pasos.

Notablemente influenciada por el ambiente cultural que la rodeó desde niña y las huellas del paisaje minero y su ferrocarril, usa la pluma como un pincel para dibujar sus sentimientos o recuerdos. Su primer libro es fiel reflejo de su caleidoscopio vital sobre un mural de palabras.

Alcázar está segura de que vendrán nuevos versos y nuevos proyectos, pero siempre se reflejará en ellos la magia primeriza de la amapola azul que ilustra la portada de su libro. "Puede que mi poesía más íntima haya crecido allí, en los terrenos agrestes, escarpados, entre los colores imposibles de la Cuenca Minera y resistiendo a unas temperaturas extremas en el devenir diario, pero ahora es tiempo de amapolas azules, se han posado entre mis dedos en forma de versos y me han dado vida con este libro que hoy pongo en vuestras manos", concluyó.

Periodista de profesión y colaboradora en varios medios de la Cuenca Minera de Riotinto, acuñó la denominación G80 para englobar a los jóvenes artistas nervenses de su generación cuyas notas más sobresalientes son la multidisciplinaridad y la experimentación. Este libro es buena muestra de ello, ya que entre sus páginas se deslizan las ilustraciones de algunos miembros representativos de esa generación de los años ochenta, como son: Ángeles Cadel, Ángela Arias, Diyo, Alejandra Domínguez, junto al consagrado Martín Gálvez, en su ensayo de integración global de poesía y pintura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios