La escasa oferta de FP provoca que los alumnos se vuelquen en el Bachillerato

  • Los ciclos formativos no han podido absorber toda la demanda existente

El Sistema Andaluz de Indicadores de Educación incluye asimismo otras etapas formativas, incluidas por tanto las no obligatorias. En este aspecto destaca el gran salto que han dado aquellos que optan por el Bachillerato. Según los datos de 2017, el 44,5% de los jóvenes de 17 años tiene el Bachillerato, lo que contrasta con el 33,8% de 2011. La media andaluza ya supera esa mitad y se queda en 2017, en el 52,6%.

El estudio presenta lo que denomina tasas brutas de graduación. Con ello hace referencia a la relación del número de graduados en cada una de las enseñanzas secundarias postobligatorias, consideradas respecto al total de la población de la edad teórica de comienzo del último curso de dichas enseñanzas. A esto responden las cifras sobre Bachillerato pero en cuanto a los ciclos formativos de grado medio de Formación Profesional, cuenta con un título de este tipo el 24,6% de los jóvenes onubenses de 16 años. Este es el único apartado en el que Huelva se sitúa por encima de la media andaluza. En lo que se refiere a los grados superiores, el porcentaje es del 18,5%, mientras que la media de la comunidad autónoma es del 22,7%. Quizá como una repercusión de la crisis económica padecida durante este década, toda la oferta docente postobligatoria ha experimentado un empuje. Así lo evidencia una comparativa con los datos de 2011, en los que se ha avanzado en todos los ámbitos con el Bachillerato como el ciclo que ha experimentado el salto más importante. Ese incremento puede dar ciertamente un panorama algo desvirtuado de la realidad. El mayor incremento de esa oferta postobligatoria por encima de la FP se debe en buena medida a una menor oferta de esta. De hecho, en todos estos cursos se han quedado muchos aspirantes sin poder realizar alguno de los grados elegidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios