Fiestas Patronales

El mal tiempo no impide que los andevaleños cumplan con su devoción

  • El Almendro, San Bartolomé, Las Cruces, Santa Bárbara y Cabezas Rubias sacan a su Patrón

Ni el agua ni el frío ni el viento han impedido que miles de devotos de San Sebastián en el Andévalo se rencuentren con su patrón a lo largo del fin de semana. Las procesiones se han sucedido en El Almendro, Santa Bárbara de Casa, Cabezas Rubias, San Bartolomé de la Torre y Villanueva de las Cruces sin que la adversa climatología mermara las ganas de rendir tributo al Santo Mártir.

En El Almendro, estas fiestas patronales se han vivido de forma especial. El 500 aniversario del traslado de Osma al enclave actual ha transformado el guión. En representación de todos los vecinos, el Ayuntamiento ha figurado este año como mayordomo tras tomar los pendones en 2018. Y no sólo eso, para celebrar esta efeméride, San Sebastián ha sido nombrado Alcalde Perpetuo.

Tras la misa, la regidora, María Alonso Mora, le cedió el bastón de mando que lució durante toda la procesión. Un trayecto, en el que fue escoltado por la Centuria Romana Legio XXI de Huelva y acompañado armónicamente por la Banda de Cornetas y Tambores Virgen de la Salud de la capital.

En tierras bartolinas, San Sebastián no vio la luz del sol. Cielo cerrado para recibir a uno de los patrones de la localidad. No fue excusa para que los fieles se echaran a la calle y disfrutaran de una de sus señas, la Danza de las Espadas.

El baile típico de San Bartolomé de la Torre lo concentra todo. De una belleza singular, marca el paso de la procesión y concentra todos los flashes. Al ritmo de las flautas y los tamboriles, el Santo fue recorriendo el municipio.

Intensa lluvia

Lloviendo con intensidad, finalizó la procesión en Villanueva de las Cruces. Con el patrón resguardado del agua, nada detuvo a los fieles. Tampoco a los lanzaores, que a los sones de la flauta y el tamboril, bailaron en honor al Santo Mártir. Su Danza de los Garrotes, la puja de bancos, el reparto del bollo de pan y la naranja o los tiros al cielo de los cazadores son otros momentos simbólicos.

Pasado por agua también estuvo la festividad en Santa Bárbara de Casa, donde dosifican la emoción por ver al que es uno de sus patrones con la celebración de una romería allá por el mes de abril. Emotivo fue el paso de San Sebastián ante la nueva escultura realizada en honor a la patrona, Santa Bárbara. Frente a frente, y con los vecinos como testigos, se bendijo e inauguró la talla de Martín Lagares. Día para el recuerdo.

El carrusel de estaciones en fervor a San Sebastián también forma parte de la tradición ancestral de Cabezas Rubias, donde, tras la misa, el patrón se rodea de hermanos y lanzadores con su ritual Danza de las Espadas. La jornada se cierra con el aperitivo a vecinos y visitantes de los mayordomos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios