500 Internal Server Error

500 Internal Server Error


openresty

Más que mascotas

Mi primer gato en casa

Son muchas las dudas que nos llegan a diario a nuestra consulta sobre los primeros pasos que hay que dar cuando llega un gato a casa. Vamos a intentar resolverlas hoy.

No sois pocos los que comentáis que nunca habéis tenido gatos en casa pero todos coincidís luego en lo mismo: “¡Qué experiencia más bonita! ¡Nunca pensé que un gato pudiera ser tan cariñoso! ¡Estamos supercontentos con él!”. Siempre os digo lo mismo: cada día que pasa os sorprenderá por sus actitudes, por la forma de comportarse, por lo divertidos que son... Nunca os arrepentiréis de que un gato haya entrado en vuestra vida.

Una de las cuestiones que más planteáis al adoptar uno es si es recomendable darle un compañero. Sí, siempre. Se harán compañía, jugarán entre ellos minimizando el estrés y cuando nos vayamos de casa no nos sentiremos culpables por dejarlos solitos (sí, nos pasa a la mayoría).

Si ya tenemos otros animales, debemos tener en cuenta que ir a una nueva casa e integrase en una nueva familia es una experiencia importante para nuestra nueva mascota. Algunos gatos se adaptan rápidamente y otros necesitan un poco de tiempo. Cada animal es diferente, ¡no desesperes, ten paciencia! Es importante que dejes que tu gato se acostumbre a su nuevo entorno poco a poco.

Como ya hemos hablado anteriormente, necesitarán sus visitas al veterinario para vacunar, desparasitar e implantar su microchip. Cada día más personas se conciencian de la importancia de que el gato lleve el microchip, ya que además de ser obligatorio por ley es la única manera que tendremos de localizarlo en el caso de que se pierda y poder demostrar que somos sus propietarios .

El microchip es una diminuta cápsula del tamaño de un grano de arroz que se inyecta debajo de la piel en el lado izquierdo del cuello y permanecerá durante toda la vida de nuestra mascota. Nunca lo dudes, es necesario que nuestros animales estén identificados. Ningún propietario se arrepiente de haber identificado con el microchip a su mascota, ya que es un proceso que dura unos segundos con un beneficio para toda la vida.

Mi primer gato en casa Mi primer gato en casa

Mi primer gato en casa

Otro tema que nos suelen plantear: ¿Cómo llevo mi gato al veterinario? Somos conscientes de que estas visitas pueden ser estresantes tanto para el gato como para el propietario. Debemos acostumbrarlos desde pequeñitos al transportín, que os recomendamos que sea de material duro y que cierre de forma segura, nunca de tela o plástico para que nuestro peludito no pueda escapar. Llevad siempre chuches para intentar dárselas en el interior del transportín o en la consulta, aunque en ocasiones están tan estresados que les es imposible comer nada. En estos casos, lo mejor es dejarlos tranquilos y que se comporten como ellos quieran, sin forzarlos.

Es recomendable, además, colocar en el interior del transportín una mantita o empapadera para que estén mas cómodos, y cubrir el exterior con una manta o toalla durante el desplazamiento hasta la entrada a la consulta para que estén más tranquilos.

Salidas al exterior

Otra duda recurrente es si los gatos deben salir al exterior. La respuesta siempre será NO. Los gatos pueden adaptarse a la vida interior siempre. Tendremos disponibles lugares tranquilos para dormir y esconderse, rascadores, bandejas de arena siempre limpias y su espacio para comer y beber. Nunca dejes a tu gato cerca de una ventana abierta o un balcón. Lo ideal es poner protecciones para evitar accidentes que pueden terminar con consecuencias muy graves, como fracturas de huesos, de paladar u otro tipo de lesiones sin solución.

Con respecto a la alimentación, debemos tener en cuenta que los gatos son carnívoros estrictos, lo que significa que deben comer un alimento a base de carne. Lo ideal es darle pienso de alta calidad que utilice una fórmula con proteína de origen animal. Un gato no debe comer comida de perro y hay que tener en cuenta que los gatitos y los abuelitos necesitan una alimentación especial. Un dato: los gatos adultos suelen comer aproximadamente unos 80-90 gramos de pienso al día. Podéis ver si la ración que dais a vuestra mascota es más o menos de lo recomendado.

En cuanto a la alimentación húmeda, es recomendable dar latas de comida de manera esporádica, pero no deben ser nunca su única fuente de alimentación, ya que fomentará el sobrepeso del animal . Debe ser un complemento al pienso, y siempre de buena calidad.

También preguntáis qué hacer cuando nos vamos de vacaciones o cuando nos debemos ausentar de casa durante varios días. En este caso, siempre os recomendaremos tener a alguien de confianza que vaya cada día a casa a vigilar que nuestra mascota esté bien, que tenga agua y comida limpia y en suficiente cantidad y que pueda pasar un ratito con nuestro compañero. Así nuestro gato estará más cómodo en su propio entorno, ya que los gatos son muy sensibles a los cambios y a menos de que lo hayamos acostumbrado a viajar y no manifieste estrés (ocurre con muy pocos gatos) estará mucho mejor en su propio hogar.

Sobre plantas u otros materiales que podamos tener en casa que sean tóxicos, debemos tener en cuenta que los gatos se acicalan minuciosamente por lo que si hubiera algo tóxico en el pelo o patitas podrían ingerirlo al lavarse. Los gatos pueden sufrir graves intoxicaciones si comen algunas plantas domésticas, como lirios, azalea, planta de Navidad y crisantemo. Ojo con las que tenemos en casa, comprobad que no sean tóxicas, ya que los gatos siempre tenderán a morderlas y a ingerir, aunque sean pequeñas cantidades.

Esperamos haberos ayudado aportando algo de información sobre los felinos. Y recordad: ante cualquier duda, acudid a vuestro veterinario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios