Sucesos

Un grupo de bañistas impide la huida de un presunto narco en la playa, a plena luz del día

  • Dos individuos llegaron a la orilla en una embarcación huyendo de la Guardia Civil

  • La lancha transportaba alrededor de 500 kilos en fardos de hachís en Melicena, Granada

A plena luz, en una playa abarrotada de bañistas y en el fin de semana de más calor. No tuvieron el desembarco soñado dos individuos que huían de una patrulla de la Guardia Civil en una embarcación cargada de fardos de hachís. En el intento, desesperados por salir de allí, incluso estuvieron a punto de arrollar a una persona con la lancha, lo que generó la indignación de todos los presentes que salieron a correr tras ellos. A uno de ellos le consiguieron atrapar allí mismo. 

La escena es de película de acción. Una lancha se acerca a toda velocidad hacia la orilla en la playa de Melicena. Los vecinos empiezan a sospechar que puede tratarse de un desembarco de droga. Y no se equivocan. Móviles en mano, más de uno empieza a capturar todo el momentos.

Según ha podido saber Granada Hoy, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil detectó a 4 millas al sur de la playa de Melicena, en la costa granadina, una embarcación sospechosa. Ante ello, inició una persecución que terminó con los narcos llegando hasta la orilla de la playa, tratando de huir a pie.

Sin embargo, los bañistas de esta pequeña localidad de la Costa de Granada se volcaron en ayudar a los agentes y lograron retener en la arena a uno de ellos hasta que fue detenido. Tras ello, el segundo fue también arrestado por otra patrulla de la Benemérita, que previamente estaba avisada por el Servicio Marítimo.

En concreto, la lancha, que habían tratado de abandonar encallada en la arena para proceder a efectuar la huida a pie, transportaba 25 fardos de hachís cuyo peso rondaría los 500 kilos de droga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios