Isla Cristina Luto en clave carnavalera

  • Isla Cristina celebra el tradicional Entierro de la Sardina con el recorrido del cortejo fúnebre por las calles de la localidad

Vecinos acompañan a la sardina para su entierro. Vecinos acompañan a la sardina para su entierro.

Vecinos acompañan a la sardina para su entierro. / Jordi Landero

Comentarios 0

Los chaparrones intermitentes caídos ayer en Isla Cristina, sobre todo durante la mañana, no empañaron que la localidad viviese un intenso Miércoles de Ceniza, con el tradicional Entierro de la Sardina como plato fuerte. Una celebración con la que el Carnaval de Isla Cristina encara ya su recta final después de varias semanas de magia, luz, color, música y disfraces, en el marco de una fiesta catalogada hace ya varios años por la Junta de Interés Turístico Andaluz.

El cortejo fúnebre arrancó por la mañana, protagonizado por el carro que transporta el ataúd con la difunta sardina, seguido por los integrantes de la Asociación Carnavalera Miércoles de Ceniza, que organiza los actos, los cuales visten de riguroso luto.

Tras partir de la barriada Román Pérez y recorrer algunas calles de la localidad lamentando la muerte de la sardina, el cortejo llegó al Teatro Municipal Horacio Noguera, donde el luto festivo se transformó por unos instantes en un emotivo luto real. Y es que los miembros de dicho colectivo hicieron entrega del galardón Sardina de Plata, a título póstumo, a uno de sus más importantes integrantes, José Luís Castro Medero, que falleció repentinamente el pasado mes de octubre.

Parte del cortejo vestido de luto. Parte del cortejo vestido de luto.

Parte del cortejo vestido de luto. / Jordi Landero

Las encargadas de recoger el reconocimiento fueron sus dos hijas menores, Noelia y Aitana Castro, que no pudieron evitar romper a llorar en el momento de recibir el premio, ni cuando algunas de las integrantes de la comparsa femenina Eterna dedicaron un emotivo pasodoble a la figura de su padre en el hall del teatro isleño.

Previamente, el cortejo fúnebre fue recibido oficialmente por los miembros de la corporación municipal, todos también de riguroso luto, para después de la entrega del premio proseguir el desfile por las calles de Isla Cristina, al que se fueron sumando cientos de niños de las escuelas infantiles locales, acompañados por sus familiares y monitoras.

Después de recorrer la calle Roque Barcia y el paseo de las Palmeras, la luctuosa comitiva llegó al paseo de las Flores, donde se desarrolló una gran fiesta infantil de la que disfrutaron numerosos pequeños. Ya por la tarde y en el marco de una meteorología más benigna, aunque marcada por las fuertes rachas de viento, miles de isleños iniciaron a las 19:30 el Entierro de la Sardina, con una gran desfile en el que un año más participaron asociaciones, grupos y ciudadanos a título personal, ataviados con divertidos y variados disfraces de viudas alegres y con un gran ambiente carnavalero.

El desfile concluyó ya bien entrada la noche en la rotonda de Las Veletas, en el barrio isleño de La Punta de Caimán, donde la reina del Carnaval de este año, Melody García, prendió el fuego que una vez más calcinó la sardina, entre el llanto de miles de viudas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios