Contenido patrocinado

Escacena del Campo, un patrimonio inolvidable

  • A 60 kilómetros de la capital onubense, el núcleo de Escacena, muy cerca del límite provincial con Sevilla, se ubica sobre un pequeño cerro que domina la campiña e invita al viajero a conocer un patrimonio excepcional

Detalle patrimonial de Escacena. Detalle patrimonial de Escacena.

Detalle patrimonial de Escacena.

Ya lo exponía el político Pascual Madoz en 1845, cuando escribió de Escacena del Campo: "El terreno es llano, tierra calma de labor y en parte de montes y de sierra que forman cordillera al Norte de la población y a dos leguas de distancia; en lo general, es tenaz y de secano, habiendo hacia el lado en que están las ruinas de Tejada algunas huertas que se riegan con las aguas del arroyo de Chardachón y otras; en la actualidad se roturan algunas tierras en la falda de los montes, los cuales abastecen a la villa del combustible necesario".

A continuación, algunos de los lugares únicos que podemos disfrutar.

Visita guiada del yacimiento de Tejada la Vieja. Visita guiada del yacimiento de Tejada la Vieja.

Visita guiada del yacimiento de Tejada la Vieja.

Tejada la Vieja

Es un yacimiento protohistórico de más de 6 hectáreas de extensión. Está circundado por una portentosa muralla construida en el siglo VIII a. C. con más de un kilómetro de extensión. En su interior podemos encontrar la mayor muestra de urbanismo tartésico-turdetano visitable hasta la fecha.

Más de una hectárea de calles, plazas, templos, almacenes y edificios de viviendas que nos hablan del esplendor de Tarteso y de la importancia que la minería tuvo en su inclusión en las grandes rutas comerciales del Mediterráneo a través del comercio fenicio. En domingos alternos la Asociación Cultural Scatiana organiza visitas guiadas gratuitas.

Tejada (La Nueva)

Fue una ciudad con más de dos mil años de existencia y con un papel relevante en el occidente de la Depresión del Guadalquivir. Aunque parece que ya fue habitada en la Edad del Cobre, es con la llegada de los cartagineses cuando obtiene gran relevancia. Bajo el dominio romano se convierte en municipium en época Flavia, antes había acuñado monedas con carácter bilingüe, púnico y latino.

Iglesia del Divino Salvador. Iglesia del Divino Salvador.

Iglesia del Divino Salvador.

Iglesia del Divino Salvador

Fue declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico-artístico en 1975. Es el resultado de un proceso constructivo que, a través de ampliaciones y reforma se extiende al menos desde el siglo XIII al XVIII.

Al primitivo templo gótico mudéjar compuesto de tres naves separadas por arcos ojivales y cabecera fortificada, se fueron añadiendo la torre, algunas capillas, el crucero y el nuevo presbiterio, dando lugar a una mezcla peculiar de estilos donde destacan los elementos mudéjares y barrocos. Cuenta también con interesantes retablos de épocas y autores diferentes, pero entre los que destacan obras de Bernardo Simón de Pineda o Julián Jiménez.

Fuente de la Cañería

La primitiva fuente del Caño existía, al menos, desde el siglo XV, cuando los frailes carmelitas fundaron el convento de Nuestra Señora de Luna, el tercero de la orden en Andalucía, a las afueras de la villa y afloraron este manantial para su suministro. La antigua Fuente del Caño abastecía a la comunidad del convento, fundado en el prado de su nombre en 1416.

En el siglo XVIII, la cañería o mina de agua que abastecía dicha fuente, sufrió una rotura a la altura del camino de Tejada. El cabildo municipal de Escacena, con la ayuda económica del Marqués de Pozoblanco, natural de la villa, la reparó en 1746 construyendo una nueva fuente en el lugar de la rotura que desde entonces se conocería como fuente de la Cañería.

Fuente del Atanor

La creación de la fuente del Atanor aparece vinculada a la orden de los franciscanos observantes que fundaron convento en este lugar conocido como la Huerta del Orozuz en 1531. Para el propio abastecimiento de la comunidad y el riego de sus huertas alumbraron este manantial y condujeron sus aguas mediante una cañería de barro formada por piezas que encajan unas en otras llamadas atanores.

En 1627 la comunidad religiosa se traslada al pueblo y la fuente permanece para el abastecimiento de los ganados y para el suministro de agua potable de parte de la población de Escacena, bien directamente o bien a través del trabajo de los aguadores.

Fiestas populares

La idiosincrasia de Escacena, alegre, abierta y acogedora con el turista, invita a los visitantes a disfrutar de sus fiestas y eventos como si fueran propios.

Los Tostones

Se celebran a primeros de febrero. Se trata de un acontecimiento gastronómico que tiene lugar en la Aldea de Tejada, a unos cinco kilómetros de Escacena, destinado a recaudar fondos para la hermandad de San Isidro Labrador, cuya romería se celebra precisamente en dicha aldea en el mes de mayo. El principal manjar del acontecimiento es el tostón, un pan tostado untado con ajo y aceite que se acompaña de sardinas.

Semana Santa

En Escacena procesiona en estación de penitencia tres hermandades que poseen un interesante patrimonio artístico e histórico. Entre el Jueves y el Viernes Santo recorren las calles de la localidad, por un lado, la hermandad del Cristo de la Vera-Cruz y María Stma. De las Angustias en su Soledad, por otro, la hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores, y por último la Hermandad del Sto. Entierro de Cristo y Soledad de María Santísima.

Garbanzada Popular

Tiene lugar en torno a principios de mayo, en el recinto ferial "José María Cerero Sola" y se celebra a modo de pequeña feria de muestras donde se exponen los productos típicos del municipio. Este evento se convierte en un día de convivencia en el pueblo, pues los escaceneros se reúnen para degustar el garbanzo, producto típico del pueblo por excelencia. De hecho, este garbanzo está protegido bajo la Indicación Geográfica Protegida "Garbanzo de Escacena". 

Romería de San Isidro Labrador

Hacia el 15 de mayo, la localidad disfruta de la romería dedicada a San Isidro, en la aldea de Tejada la Nueva. Las fiestas transcurren durante un intenso fin de semana repleto de actos, que comienzan con una "velá", el viernes previo, y la degustación del sabroso "pescaíto frito". La mañana del sábado, la fiesta continúa con la salida de los romeros que acompañan el estandarte desde el pueblo hasta la aldea de Tejada.

Fiestas de las Cruces

Esta celebración tiene lugar durante el mes de julio; en ella se festeja a las dos cruces que aglutinan el fervor popular: la Santa Cruz de la Calle Tejada y la Santa Cruz de Abajo. Las fiestas consisten en la proclamación del mozo de las fiestas y la celebración de actos religiosos y festivos como el rosario, el romerito y la alegre y colorista procesión de las cruces.

Fiestas en Honor a la Virgen de Luna

Se celebran a mediados de agosto, en honor de la Virgen de Luna. Los actos festivos comienzan con el pregón del día 13, seguido de la divertida actividad del remojón popular y la apertura oficial del recinto ferial. Festividad de carácter religioso, se celebra una novena dedicada a la patrona en los días previos al 15. En este día tiene lugar la Función Principal de Instituto por la mañana y la procesión de la Virgen, cuando comienza el ocaso.

Joya del bosque. Joya del bosque.

Joya del bosque.

Lugar de ensueño

J.R.R. Tolkien nunca estuvo en el bosque de Los Laureles de La Pata del Caballo. Al menos que sepamos. De haber sido así, el famoso Lothlorien de su obra cumbre, El Señor de los Anillos, hubiese estado inspirando aquí, en este paisaje que parece haber sido hecho para soñar, para recrearse en la fascinación y dejarse llevar por ese reino vegetal de alisos exuberantes que circundan un arroyo diáfano de aguas cristalinas, atestado de piedras de todas las formas y colores.

Un reino de húmeda umbría donde los musgos refulgen como esmeraldas, los sílvidos anidan en los tímpanos y la vista se llena con el paisaje más espectacular que atesora Escacena del Campo. Parece un escenario hecho para las hadas, la épica o el destino de los grandes seres humanos.

Atravesar esa entraña nemorosa ha sido posible gracias al conocimiento de un auténtico especialista en nuestra Pata del Caballo, nuestro Agente de Medio Ambiente, Antonio Peláez.

En Ituci Verde no queremos que ninguna persona de nuestro pueblo, que quiera, se queda sin conocer esta joya de los bosques, este trasunto del Edén.