Sociedad

La Guardia Civil admite que trabaja en “minimizar” las críticas a la gestión del Gobierno

  • El PP y Vox piden explicaciones tras la 'confesión' del Jefe del Estado Mayor del instituto armado

  • Marlaska echa balones fuera y asegura que "fue un lapsus" del general

El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, general José Manuel Santiago, en rueda de prensa en Moncloa. El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, general José Manuel Santiago, en rueda de prensa en Moncloa.

El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, general José Manuel Santiago, en rueda de prensa en Moncloa. / José María Cuadrado (EFE)

¿Un lapsus o una confesión en toda regla? La mochila de Pedro Sánchez carga desde este domingo con otra piedra, de peso. Se la cargado, no se sabe bien si a conciencia, el jefe del Estado Mayor de la Guardia  Civil, que ha revelado durante la rueda de prensa diaria en Moncloa que el instituto armado trabaja para "minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno".

Las palabras del general José Manuel Santiago han puesto en pie de guerra a los partidos de la oposición (Vox llega a hablar de "golpe de estado del propio Gobierno"), mientras el Gobierno negaba la mayor y reducía el oscuro episodio a un "lapsus", puntualizando que el estado de alarma vigente desde el 14 de marzo no es. en ningún caso, uan excusa para censurar las críticas. 

En rueda de prensa tras la reunión del comité técnico ante la crisis del coronavirus, el alto mando de la Guardia Civil ha afirmado: “Estamos trabajando con nuestros especialistas en dos direcciones, una a través de la Jefatura de Información con el objetivo de evitar el estrés social que producen toda esta serie de bulos, la otra línea de trabajo es minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno, todos esos bulos los tratamos de desmentir a través de nuestras redes sociales”.

Lo de los bulos es harto conocido a lo largo de la crisis del coronavirus, la novedad estriba en ese afán en achicar agua de la nave del Gobierno de Pedro Sánchez, que ha hecho aguas entre, por ejemplo, la unilateralidad, las imprevisiones, los volantazos, las compras de mascarillas defectuosas...

PP y Vox montan en cólera

A raíz de estas palabras de Santiago, la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha anunciado la petición de comparecencia del ministro del Interior y otros altos cargos del ministerio para que expliquen estas declaraciones.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha reclamado por su parte la dimisión del Gobierno, que a su juicio “quiere matar la libertad de expresión usando una institución querida por los españoles, la Benemérita”.

Vox: "Esto es un golpe de Estado del propio Gobierno, que ordena al instituto armado que vulnere la Constitución"

Además Abascal ha anunciado en su cuenta de Twitter “acciones judiciales urgentes contra quienes han dado las órdenes y los funcionarios que las acaten”. "Esto es, de hecho, el inicio de un golpe de Estado del propio Gobierno, que ordena al instituto armado que vulnere la Constitución", ha agregado la formación ultraderechista en su cuenta de Twitter.

Ante la tempestad, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha echado balones fuera y ha calificado de “lapsus” las palabras del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil.

“Desconozco lo que se haya podido manifestar porque estaba en la reunión de la conferencia de presidentes. Si esas son las expresiones que ha proferido, ha debido de ser un lapsus del general al contestar”, ha afirmado el ministro en rueda de prensa celebrada este domingo en Moncloa.

“El estado de alarma no cambia ni modifica nada y los bulos son aquellos que tienen un contenido absolutamente falso y su voluntad no es otra que causar de una forma engañosa, torticera e indebida una gran alarma social con riesgo objetivo para el orden público. Y ahí no entra para nada la crítica”, ha puntualizado Marlaska.

Estado de alarma y críticas

En la misma línea, la ministra de Defensa, Margarita Robles, también presente en la rueda de prensa, ha añadido que “el estado de alarma en ningún caso supone la restricción de derechos como la libertad de expresión”.

“Las críticas son asumibles y el derecho a la crítica es bien recibido”, ha subrayado  Robles para manifestar su “máximo respeto a la libertad de expresión y a los medios de comunicación”, que, ha asegurado, “cuando transmiten información, cumplen un papel esencial en democracia”.

Ante la polémica deasatada, la Guardia Civil ha emitido esta tarde un comunicado en el que se ha erigido como "uno de los principales garantes de la libertad de expresión" y ha defendido que su única ocupación es "monitorizar" aquellos bulos que pretenden generar alarma social y "siempre con escrupuloso respeto al derecho a la libertad de expresión y a la crítica".

"La labor de monitorización que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en las que participa la Guardia Civil, está destinada exclusivamente a detectar aquellos bulos y desinformaciones que generan un gran nivel de estrés y alarma social, especialmente en temas de salud", sostiene el instituto armado en su misiva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios