Coronavirus en España

¿Qué comercios permanecen abiertos durante el estado de alarma?

Dos mujeres con mascarilla y guantes se abastecen en un supermercado Dos mujeres con mascarilla y guantes se abastecen en un supermercado

Dos mujeres con mascarilla y guantes se abastecen en un supermercado / EFE/LUIS TEJIDO

España está en estado de alarma. ¿Qué significa esto? Según las medidas decretadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, quedan prohibidos los movimientos de los ciudadanos, salir de casa y la actividad comercial salvo excepciones. 

¿Cuáles son estas excepciones? Uno puede acudir a ciertos comercios y establecimientos pero de manera individual, salvo que se tenga movilidad reducida. Además, sólo se puede permanecer en estos espacios el tiempo "estrictamente necesario", evitando aglomeraciones y manteniendo la distancia de seguridad de un metro al menos.

¿Qué locales pueden permanecer abiertos?

Establecimientos de alimentosbebidas, productos y bienes de primera necesidad y farmacias son algunos de los comercios que pueden permanecen abiertos durante el estado de alarma, además de locales de suministros médicos, ópticas, comercios de productos ortopédicos e higiénicos, prensa, combustible, estancos, bancos, comercios de productos tecnológicos y de telecomunicaciones, tiendas de alimentos para animales de compañía, tintorerías, peluquerías, droguerías y comercio por internet, telefónico o por correspondencia.

Una de las cuestiones que más ha llamado la atención es que a pesar del cierre de miles de bares y restaurantes, las peluquerías y tintorerías seguirán abiertas. Esto se debe a una cuestión de higiene. En el caso de las peluquerías son muchas las personas con movilidad reducida que van a este tipo de establecimientos a lavarse la cabeza.

En el caso de las tintorerías, están son fundamentales para el buen funcionamiento de los hospitales, ya que aquí se lavan sábanas, toallas y otros tejidos utilizados en los centros sanitarios.

Lavar y cortar el pelo a un metro de distancia

Las peluquerías llevaban una semana con menos del 50% de su clientela y la mayoría decidió este viernes cerrar durante quince días para seguir en casa las recomendaciones oficiales. El anuncio de que pueden abrir les ha sorprendido y lo tienen claro: "lavar y cortar a un metro de distancia es misión imposible".

"En los foros de peluquería la gente está asustadísima", señala Miriam, una peluquera a EFE, que recuerda que las personas mayores son personas de alto riesgo que no deben de salir y, en cambio, parece que les animan a ir a la peluquería.

"La cabeza no es la parte más importante para la higiene de una persona mayor o de movilidad reducida", a quien "lo lógico" es que la persona que le ayuda le lave o le duche, comenta Miriam, que dice que no piensa abrir su centro a pesar de ser autónoma y contar con dos empleadas.

"Abrir la puerta ya es un gasto para que te venga solo un cliente", destaca a la vez que recuerda que las peluquerías no tienen protocolos de Sanidad, únicamente los relativos a la construcción del centro para que el suelo sea liso y pueda limpiarse bien o haya un lavabo para limpieza además de los de para las cabezas.

Reconoce que guardar el metro de distancia prudencial es "inviable" y tampoco cuentan con geles ni mascarillas adecuadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios