Sociedad

Visto para sentencia el juicio por el crimen de Diana Quer

  • El Chicle pide un escueto perdón a la familia de la víctima mientras su abogada critica una "investigación poco rigurosa".

Imagen de la televisión que retransmite el juicio contra el Chicle. Imagen de la televisión que retransmite el juicio contra el Chicle.

Imagen de la televisión que retransmite el juicio contra el Chicle. / Lavandeira Jr. (Efe)

El único acusado por el crimen de la joven Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, el Chicle, ha aprovechado este martes su derecho a la última palabra en el juicio que se ha seguido contra él y quedó visto para sentencia, para pedir "perdón por sus actos", mientras que su abogada dijo que no debe ser castigado con la pena de prisión permanente revisable.

Los cinco hombres y cuatro mujeres que forman parte del jurado popular que dirimirá el grado de culpabilidad de Abuín en la muerte violenta de la madrileña de 18 años delibera desde la tarde de este martes si es el responsable de los delitos de detención ilegal, asesinato y agresión sexual.

Una vez concluya esta tarea se pondrá fin a un juicio que se ha prolongado durante once sesiones en la sección sexta de la Audiencia Provincial de La Coruña, con sede en Santiago. Un proceso con un gran seguimiento mediático para conocer los detalles del crimen perpetrado en el verano de 2016 y por el que la acusación particular, ejercida por los padres de Diana, y el Ministerio Fiscal exigen para el acusado la condena máxima.

En el extremo opuesto, Fernanda Álvarez, abogada que por el turno de oficio representa al Chicle, persiste en su petición de dos años y medio por homicidio imprudente, aunque contempla como subsidiaria la solicitud de homicidio doloso con una condena de entre cinco y siete años.

Durante la presentación de sus conclusiones en la última sesión del juicio, la letrada ha subrayado que su patrocinado "no es inocente" y, de hecho, "es culpable" del dolor permanente que padece la familia Quer por el fallecimiento de su hija y hermana pero el cual, sin embargo, "no justifica la prisión permanente".

Ha asegurado que la intención de su defendido no era "hacer daño a la familia" y, por ello, confesó el paradero del cuerpo. "Nadie está obligado a confesarse culpable y aquí se ha reconocido desde el minuto uno que (el Chicle) es el responsable de la muerte de Diana Quer", ha argumentado.

Asimismo, ha insistido en que la defensa "en absoluto es insensible y ajena al dolor de la familia" aunque ello no le impidió criticar un procedimiento que, a su parecer, ha estado marcado "por una investigación poco rigurosa y por un juicio mediático paralelo".

Tras la vehemente intervención de la letrada, el Chicle, sin levantarse de la silla, ha hecho uso de su derecho a la última palabra y ante el jurado popular ha pedido de manera sucinta perdón a la familia de la víctima. "No tengo nada más que añadir a lo que dijo mi abogada, pedir nuevamente perdón", ha dicho para poner fin a una vista en la que prestaron declaración medio centenar de testigos y 40 peritos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios