HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

Cines y teatros pueden abrir en la Fase 2

Cines y teatros pueden regresar en la Fase 2. Cines y teatros pueden regresar en la Fase 2.

Cines y teatros pueden regresar en la Fase 2.

Disfrutar de una buena película, una obra de teatro o cualquier otro tipo de espectáculo cultural será posible en la fase 2 de la desescalada, es decir, a partir del 25 de mayo en los territorios que pasen a esta nueva etapa, y ya desde el 18 de mayo en Formentera (Islas Baleares) así como en La Gomera, El Hierro y La Graciosa (Islas Canarias).

Como todas las actividades comerciales y sociales previstas en el plan de desescalada aprobado por el Gobierno para la transición a la nueva realidad, la cultura tiene que cumplir determinados requisitos para poder reabrir. De esta forma, auditorios, teatros o cines abrirán de nuevo sus puertas pero solo para un tercio del aforo, con butacas preasignadas con anterioridad y con todas las medidas de higiene para usuarios y trabajadores.

50 personas en espacios cerrados

La orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (16 de mayo) es concisa sobre los espacios culturales y su reapertura en la fase 2 de la desescalada: se pueden abrir todos aquellos espacios y establecimientos destinados a actos y espectáculos culturales. Si el acto o espectáculo se celebra en lugares cerrados, elespectador deberá contar con asiento o butaca preasignada y tampoco se podrá superarse un tercio del aforo original, "ni reunir más de 50 personas".

Espectáculo de magia. Espectáculo de magia.

Espectáculo de magia.

400 personas en espacios abiertos

Si la actividad cultural organizada es al aire libre, por ejemplo un espectáculo de magia o un pequeño concierto, "el público deberá permanecer sentado, guardando la distancia necesaria y no podrá superarse un tercio del aforo original ni reunir más de 400 personas".En esta orden ministerial (Orden SND/414/2020) también se explican las pautas y recomendaciones para la reanudación de la actividad de salas de exposiciones, "y centros con visita pública, en los que se exhiban públicamente bienes culturales con presencia de personal de atención al público en sala", así como personal de seguridad y de limpieza, y en los que se realizan trabajos de montaje y desmontaje de exposiciones que implican el traslado y la manipulación de bienes culturales.

Cine de verano. Cine de verano.

Cine de verano. / Archivo

Se prevé también la colocación de carteles con las normas y recomendaciones a seguir por los usuarios, recordando la necesidad de mantener la distancia interpersonal de dos metros y el uso obligatorio de mascarillas.

Desinfección

Asimismo, el Ministerio de Sanidad establece que todos estos espacios culturales deberán "someterse de forma previa a la reapertura a una limpieza y desinfección", siguiendo las normas recomendadas por el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) para no poner en peligro los valores culturales.

Por eso, si un museo, por ejemplo, no puede garantizar la seguridad de los visitantes debido a condiciones especiales o porque es imposible realizar la desinfección necesaria (que podría dañar a algunas de las obras expuestas), "serán excluidos de la visita pública".

Dudas ante la reapertura

La salas cerraron con el decreto de Estado de Alarma el 14 de marzo, pero la crisis sanitaria también dio un vuelco a decenas de estrenos de esa semana y de las siguientes que no llegaron a verse nunca. A doblajes y a rodajes, primero en España y luego en el resto del mundo. La industria del cine se ha parado y, de paso, ha encumbrado a Netflix, especialmente, y a otras plataformas de streaming como la única opción para disfrutar del arte audiovisual.

El sector calcula que ha perdido más de 100 millones de euros desde que se decretara el Estado de Alarma, a lo que habrá que sumar el coste de adaptar las salas a las normativas de seguridad e higiene previstas. No hay, además, mucha esperanza en que se consiga cierta rentabilidad con un 30% del aforo, pero el temor es aún mayor cuando se cuestiona si sabrán o podrán ganarse la confianza del público para que vuelva a los cines.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios