Semana Santa

La meteorología no enturbia la esperada jornada en Ayamonte

  • La Hermandad de Jesús en su entrada en Jerusalén, Cristo del Amor y Nuesta Señora de la Salud saca sus pasos a la calle ante el fervor de los fieles

Nuestra Señora de la Salud salió de su templo a las 20:00. Nuestra Señora de la Salud salió de su templo a las 20:00.

Nuestra Señora de la Salud salió de su templo a las 20:00. / tapi

Una vez finalizada la Misa de Palmas celebrada a las 9:30 de la mañana, la Hermandad de Jesús en su entrada en Jerusalén se puso en camnio ante una gran cantidad de público que miraba continuamente hacia el cielo para ver si el tiempo iba a estropear lo que con tanto cariño había dispuesto la junta de gobierno.

La misma ilusión que la que experimentaban los cientos de niños que, acompañados de sus progenitores o solos, esperaban realizar su estación de penitencia.

Hoy está prevista la salida de la Hermandad de Jesús Cautivo desde Las Mercedes

Poco a poco, la comitiva se puso en marcha y comenzó a perfumar con incienso las principales calles de la ciudad. Ya no había miedo por la climatología, ya tan sólo había que disfrutar del paso del Señor de la Mulita, llevado por una magnífica cuadrilla de costaleros que, aplaudidos por sus convecinos, hicieron más llevadero el peso sobre sus cerviz. Por miedo al tiempo, se pasó por la tribuna oficial un cuarto de hora antes, aunque estaba visto que la mañana iba a ser magnífica.

Ya en la llegada a su templo, de recogida, todo Ayamonte se postró como alfombra de amor bajo el paso del Señor. Hasta que, con paso tranquilo, se adentró en la parroquia de las Angustias, sede canónica de la hermandad.

A las ocho de la tarde, desde la misma parroquia salieron en procesión el Cristo del Amor y Nuestra Señora de la Salud. El primero, de autor anónimo y datado en el siglo XVIII; la segunda talla, de Salvador Castillejos y del año 1943.

A las nueve de la noche pasó por delante del convento de las hermanas de la Cruz y posteriormente entró en la tribuna oficial sobre las once de la noche. Ya entrada la madrugada, al filo de las doce de la noche, entró la cruz de guía en el templo ante el aplauso general de los cientos de personas que se aglutinaron en pos de ambas imágenes.

Cabe destacar las promesas que llevaban detrás de sus pasos, sobre todo la Virgen de la Salud, que se podían contar por cientos.

La noche acompañó durante todas las horas del recorrido: destacaron entre los lugares más importantes la esquina de la Peña, la plaza del Rosario, el paseo de La Ribera y la entrada en el templo.

Para hoy está prevista la salida en procesión la Hermandad de Jesús Cautivo, Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora del Rosario a las ocho de la tarde desde el templo de las Mercedes en la calle Jovellanos.

Las imágenes del Cautivo y María Santísima del Rosario son del ayamontino Antonio León Ortega y la del Cristo de la Buena Muerte es de autor desconocido, aunque se cree que fue realizado en el siglo XVIII y perteneciente a la escuela de Martínez Montañés.

La comitiva entrará en la tribuna oficial a las once y media de la noche y la recogida sobre la una menos cuarto de la madrugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios