Tertulia Cofrade 'El Aguaó'

“Huelva no sería la misma ciudad si no existieran las hermandades”

  • El pregonero de este 2019, Manuel Jesús Rodríguez, defiende el peso del movimiento cofrade en la vida de la ciudad

Los participantes de la primera tertulia de esta Cuaresma. Los participantes de la primera tertulia de esta Cuaresma.

Los participantes de la primera tertulia de esta Cuaresma. / Josué Correa (Huelva)

Huelva sería otra ciudad si no hubiera hermandades de penitencia. Así de categórico se expresó el pregonero de la Semana Santa onubense de 2019, Manuel Jesús Rodríguez Redondo en su participaicón en la primera de las tertulias cofrades El Aguaó que organiza Huelva Información. En este primer encuentro de la actual Cuaresma también estuvieron presentes los ex hermanos mayores Diego Morón, José Rodríguez, de la Oración y la Borriquita respectivamente, y la cofrade Cinta Ortega.

Cada vez que este periódico arranca su temporada de tertulias intenta que sea el pregonero de ese año, quien sea el encargado de abrir el nuevo ciclo. Con ello se reconoce la extraordinaria importancia que tiene esta figura en el desarrollo de la Semana Santa en cada ocasión. Esta vez tampoco ha sido una excepción.Manuel Jesús Rodríguez entiende que “las hermandades son el colectivo que más importancia tiene en Huelva y que aporta más vida a la ciudad”. Prueba de todo ello por ejemplo, es el extraordinario poder de movilización que muestra año tras año y que no solo se hace palpable en los días procesionales, sino en otros eventos de la capital como pueden ser las Fiestas Colombinas o de La Cinta.

La primera Tertulia El Aguaó de la Cuaresma de 2019, que fue coordinada por el jefe de sección de este periódico, Eduardo Sugrañes, permitió además, echar un vistazo al mundo cofrade de décadas atrás y realizar inevitables comparativas sobre lo que se pudo perder en el camino y lo que se ha ganado con el paso del tiempo y los perfiles que presenta en la sociedad actual.Aun así, se destacó la presencia del pregonero que quiso anticipar algunas de las características de la intervención que protagonizará el 7 de abril en el Gran Teatro donde tendrá la oportunidad de dirigirse de alguna manera, a toda la ciudadanía.

Para Manuel Jesús Rodríguez, “será un pregón literario” con lo que quiere hacer un cierto homenaje a una de sus grandes aficiones: la literatura. Aparte, “confío en imprimirle personalidad propia y que esté dotado de un lenguaje identificable”. Igualmente adelantó que presentará una estructura distinta a la que tradicionalmente mantienen los oradores de este pregón pues “lo que se hace es un recorrido por todos los titulares de las diferentes hermandades de la capital, lo que hace que el pregón sea largo ya que en Huelva somos ya muchas cofradías”.

De este modo, el pregonero se centrará en las grandes devociones de esta ciudad “porque pretendo que sea el pregón de Huelva”.A un nivel más personal, Manuel Jesús Rodríguez dijo que aún no tenía el texto concluido aunque le está proporcionando “momentos muy bonitos”. Reconoció que no “es el mejor año para que yo preparara un pregón, por motivos laborales y familiares”, pero confesó que “siempre estoy en manos de la Providencia”.Lo que sin embargo, le impulsó a aceptar la propuesta que le presentó el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Antonio González, fue la ilusión que “me mostraron mis padres de verme dar el pregón de manera que no me podía negar”. De hecho, “mi madre me dio el impulso definitivo porque un día me llegó a decir que no quería morirse sin haberme visto dar el pregón en el Gran Teatro. Esa es la gran ilusión que nos queda a tu padre y a mí, me dijo”.

Aunque lucha contra el tiempo en tener el texto preparado, reconoció que la preparación del pregón le está proporcionando momentos bellísimos ya que “no eres consciente del cariño que la gente te tiene y cómo se vuelcan contigo. Ya he recibido las felicitaciones de hermandades de La Cinta, la Borriquita o el Gran Poder y ese día será muy bonito para mis padres”. Incluso, mencionó como anécdota, que le han regalado unos calcetines con el escudo de una hermandad para que los lleve en ese día tan señalado.

Persona aún joven, Manuel Jesús Rodríguez recuerda que proviene de una familia cofrade ya que es hijo de José Rodríguez Infante, quien fuera hermano mayor de la Borriquita. Eso le ha permitido tener pese a su edad, una perspectiva prolongada acerca de la evolución que ha tenido la Semana Santa onubense y del mundo cofrade en general: “Me acuerdo –indicó– de los tiempos en los que solo había en esta ciudad dieciséis cofradías de modo que había solo dos procesiones al día y hoy ya alcanzamos cuatro”. Su vocación cofrade viene por lo tanto, de transmisión paterna y su formación se configuró “mirando lo que hacían los mayores, a fuego lento y no a microondas como parece que aprende a gente ahora”. “A mí –prosiguió– me ayudaron a ser cofrade y persona”.

José Rodríguez entrega a su hijo el jarrillo de la tertulia. José Rodríguez entrega a su hijo el jarrillo de la tertulia.

José Rodríguez entrega a su hijo el jarrillo de la tertulia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios