Semana Santa

"La Semana Santa no se puede reducir a mera afición"

"La Semana Santa no se puede reducir a mera afición" "La Semana Santa no se puede reducir a mera afición"

"La Semana Santa no se puede reducir a mera afición"

-¿Qué le parecen las medidas de seguridad que se van a tomar para Semana Santa?

-Debemos ser conscientes de los peligros en los que vivimos en esta sociedad, es normal que se busquen los medios adecuados para prevenir, pero sin que tengamos obsesión por este tema ni nos quite la alegría de poder salir con naturalidad a la calle y celebrar nuestras fiestas. Es muy de agradecer la colaboración de las fuerzas de seguridad.

-¿Las salidas extraordinarias en las hermandades son muchas? ¿Qué aportan?

-El hecho de que muchas hermandades cumplan ahora el aniversario del 75 o 50 años de sus imágenes pues hace que todo el mundo lo quiere celebrar. Es verdad que no podemos abusar de excesivas salidas extraordinarias porque se pierde el carácter de extraordinario; cuando lo extraordinario se hace demasiado frecuente pierde relieve y puede resultar excesivo. La mesura en todo es garantía de poder hacer las cosas bien y nos lo tenemos que plantear. Se puede plantear que no todas las salidas extraordinarias tienen que tener los mismos recorridos ni los mismos espacios, se pueden hacer cosas extraordinarias dentro de los espacios que afecten a cada hermandad. Yo diría que nos planteemos las cosas en conjunto y no cada uno mirando sólo lo suyo, si va a ser positivo o no para la ciudad, si va a tener un carácter evangelizador o no, etcétera.

-¿Se cerraron ya todas las coronaciones canónicas?

-Pensé con mis colaboradores que era bueno crear un paréntesis, precisamente para garantizar el carácter extraordinario de una coronación y su adecuada preparación. He tenido el honor de coronar a cinco imágenes y he pensado que ahora lo mejor era dejar un compás de espera.

-¿Se podrán convertir las hermandades en una afición?

-El peligro está ahí y es bueno tomar conciencia de ello para poder decir que la Semana Santa si perdiera su raíz perdería su esencia y esto pienso que sería malo para todos. Un árbol sin raíz se muere. Una Semana Santa sin devoción, sin fe, estaría condenada a reducirse a otra cosa. No se puede hacer de la Semana Santa una pura afición. Eso sería degradarla, minusvalorarla, devaluarla. Hay algunas personas que están intentando meter eso.

-Cuando llega la Semana Santa se habla de economía, turismo y hoteles ¿y lo religioso?

-Son dimensiones que están ahí, que no podemos olvidar porque no pueden tomar el protagonismo ni sustituir a lo que es la vivencia más profunda de la Semana Santa, porque si no la reduciríamos a simple espectáculo y eso no hay ningún cofrade serio que lo acepte.

-¿Las redes sociales son instrumentos de divulgación o de discordia cofrade?

-Todos los medios dependen de cómo los utilicemos para que promuevan el bien o creen confusión. Creo que es un buen medio en principio que podría dar pie a una buena comunicación, pero utilizarlas para una crítica permanente o poco fundamentada o crear murmuraciones realmente pienso que no es eso. El papa Francisco ha dicho que estas cosas pueden ser como una carcoma. Utilicemos bien los medios porque para eso están.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios