Provincia

Punta del Moral se funde en Semana Santa con Ayamonte

  • Hoy está previsto que procesione la Hermandad de los ex combatientes por las calles de la localidad fronteriza

Paso de la Santa Lanzada procesionando por las calles de Ayamonte. Paso de la Santa Lanzada procesionando por las calles de Ayamonte.

Paso de la Santa Lanzada procesionando por las calles de Ayamonte. / Tapi (Ayamonte)

Comentarios 2

Ayamontevivió su Martes Santo de manera multitudinaria y emotiva. Puede decirse sin miedo a equivocarnos, que la mayoría de los habitantes de barriada marinera de Punta del Moral, se encontraba alrededor de una hermandad que desde hace años, viene unida a ella por vínculos de sudor y de sangre. No puede olvidarse que tanto la Santa Lanzada como Nuestra Señora de la Esperanza del Mar son llevadas por más de ochenta corazones que laten con sangre unida al salitre del agua del mar con la que compiten cada día para traer el sustento a su familia.

Es más, muchos de ellos, sin tiempo material para cambiarse de ropa, corren hasta el barrio medio de la ciudad, entre el centro y la parte alta llamada Villa, para desde San Francisco hacer su Estación de Penitencia, y una vez acabada, volver a coger los enseres y lanzarse de nuevo al mar para tratar de pescar lo que por la tarde de nuevo se vende.

Por eso, por ese motivo, familiares y amigos de todos ellos, se vuelcan con la Hermandad de la Lanzada, para ser uno mismo, para acompañar, animar y alegrarse con la vuelta a casa sin incidencia y cumpliendo con el deber previsto. De hecho la Asociación de Vecinos de la Barriada de Punta del Moral, componen parte de la presidencia en su recorrido por las calles de la ciudad.

A las 20:30, y con el público abarrotando los aledaños del antiguo convento franciscano, donde está inmerso el templo, salía la Cruz del Guía, como santo y seña de una Hermandad que comenzaba su andadura, soñada por muchos y añoradas por muchos que se fueron en estos dos o tres últimos años.

La salve marinera, esa salve que, Manolo Cruz (q.e.p.d.), y muchos otros que se nos fueron no hace mucho, se escuchaba en los corazones de todos los presentes, con voces que venían desde el más allá, y que era recogido en el silencio sepulcral de una salida majestuosa de la Santa Lanzada, solo escuchada por el chirriar de los pies y la voz de Manolito González Niza.

Salida del palio de Nuestra Señora de la Esperanza del Mar. Salida del palio de Nuestra Señora de la Esperanza del Mar.

Salida del palio de Nuestra Señora de la Esperanza del Mar. / Tapi (Ayamonte)

Los asistentes una vez bajada el paso en su primera chicotá y acabada de salve salida de sus corazones, irrumpieron en aplausos y oles, como premio a unos corazones alientes y a otros ayudándoles desde cerca del Divino Salvador, que por nombre leva uno de los barcos que faenan y propiedad de una persona de Punta del Moral.

Como diría Cristo antes de su agonía “todo está previsto como dicen las Escrituras”. Efectivamente el Hijo del Hombre, clavado en la Cruz y con Longinos atravesándole el costado con una lanza montado a caballo, bajo la atenta mirada de la Virgen del Buen Fin y de San Juan, expiraba, nombrándolo Ayamonte desde ese mismo momento, como el Cristo de las Aguas, en honor al vinculo imperecedero con los hombres dependiendo del mar de la barriada marinera.

Camino del barrio céntrico de la ciudad, a través de la Barranca como por estos lares se le denomina a la calle Lerdo de Tejada, vemos una blanca flor saliendo del recinto conventual: la Madre de Dios en su advocación de la Esperanza del Mar. ¿Habrá nombre más bonito, para una Madre Dolorosa?. Acompañada por miles de devotos, y con el aroma de claveles blancos, astromedias y orquídeas, bajo la atenta dirección de, Pedro Pérez Duarte, ahí es nada la saga, comenzaba su andadura detrás del hijo ya muerto, con su corazón partido, aunque llevado en sus trabajaderas por cerca de una treintena de nuevos corazones latiendo por llevarla y consolarla al lado de Su Hijo.

Las banda de los Coloraos de Daimiel (CiudadReal), acompañaba al misterio de la Lanzada y la Banda de Música de Sanlúcar la Mayor, a la Madre de Dios, que fue esculpida por las manos de Luis Álvarez Duarte en el año 1976.

Si el acompañamiento de gente era inmensa en la salida, el que esperaba en el centro de la ciudad, y en el paso por la parroquia de las Angustias, Lusitania, Plaza el Rosario y Tribuna Oficial (23:30), era multitudinaria. Frío, quizás. Pero ni por eso las gentes se separaban de ambas imágenes en su vuelta a su sede canónica en el templo de San Francisco, llegándose al filo de las dos de la madrugada la Cruz de Guía, aunque el último paso lo haría sobre las tres de la referida madrugada del miércoles.

Paso de la Lanzada de Ayamonte. Paso de la Lanzada de Ayamonte.

Paso de la Lanzada de Ayamonte. / Tapi (Ayamonte)

Después de las felicitaciones, de los llantos, de los abrazos y la rapidez en marcharse a cumplir con sus obligaciones laborales, ya casi al alba, se cerraba el cerrojo del templo conventual de San Francisco, para abrirse de nuevo en la cuaresma del próximo año para ésta Hermandad que es de Ayamonte y de Punta del Moral, por vínculos de sangre y agua.

La Hermandad de ex combatientes, como a esta cofradía se le denomina por estos lares, saldrá hoy desde la parroquia de Las Angustias a las 21:00, aún con sol en el firmamento. Esta Hermandad data del año 1940 y fundada por miembros de los distintos bandos de la incruenta guerra civil acaecida en España, años antes.

Tres fueros los misterios que componían, en principio la Hermandad, el Beso de Judas, como por aquí se llamaba y que fue retirado hace más de 20 años, aunque recordado por todos los ayamontinos, el Cristo de Pasión mejor obra del insigne escultor local, León Ortega y Nuestra Señora de la Paz, también de éste escultor, que datan del 1942 y 44 respectivamente.

Uno de los lugares más emblemáticos de ésta cofradía es su paso por el convento de las Hermanas de la Cruz, por a Plaza del Rosario y por la Tribuna Oficial, que lo hará a las 23:30. Desde allí y hasta su recogida, el gentío se apoderará virtualmente de la cofradía llevándola a hombros hasta su sede en las Angustias entrando a la 01:30. El acompañamiento musical estará a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores de de la Merced de Huelva al Pasión, y la banda de Música de Lepe a la Virgen de la Paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios