La Cantonera A Gabi, nuestro alcalde

El alcalde de Huelva en la presentación del cartel de esta Semana Santa-

El alcalde de Huelva en la presentación del cartel de esta Semana Santa-

Desde este balcón de la palabra que me ofrece este Pórtico de la Semana Santa, donde me brindan la oportunidad de plasmar mis opiniones más personales, siempre me gusta recordar a una persona que requiera un reconocimiento por su labor cofrade. Al menos, mi humilde reconocimiento.

En este caso, me gustaría alabar la figura de don Gabriel Cruz Santana, alcalde de la ciudad de Huelva. Algunos podrán pensar que estoy utilizando motivos de amistad, que los hay o motivos políticos, que ni los hay y además, tenemos la suerte de no tener elecciones municipales a la vista. Así que, descartados quedan estos motivos.

No voy a descubrir aquí el carácter afable y bonachón de nuestro alcalde, siempre dispuesto a la escucha en el lugar menos insospechado. Nuestro alcalde te puede atender una petición y quedarse contigo de tertulia amigablemente hasta la hora que se precise, siempre dispuesto y accesible. Es una personalidad que se ha ganado a pulso durante todos estos años de recorrido municipal.

Nuestro alcalde ha sabido introducirse en un mundo de la Semana Santa que aunque ya conocía, ha tenido la virtud de no devaluar su faceta de hermano de número en favor de la de máximo representante de la ciudad. Al contrario, la alcaldía nos ha servido para conocer al cofrade de siempre, a Gabi. Al que sale de costalero en su hermandad aunque otro día tenga que ponerse el chaqué y representar a la ciudad. Al que inicia su camino en su Hermandad del Rocío y al día siguiente viste de corto para representar a su ciudad ante la Blanca Paloma. Esta actitud personal de nuestro alcalde le hace ser más conocido por Gabi que por el señor alcalde, sin perder ni un ápice su autoridad.

Para él sería más cómodo dejarse llevar por indicaciones de laicidad e incluso anticlericales, potenciando otras iniciativas en detrimento de las actividades cofrades que actualmente parecen estar mejor vistas en política. Y gracias a Gabi, no es necesario que los cofrades tengamos que explicar detenidamente la situación actual de nuestras cofradías, él se adelanta a los acontecimientos porque los conoce perfectamente y también los sufre como cofrade.

Ha conseguido transmitir a su equipo de gobierno la importancia que tienen las hermandades para el desarrollo de muchos sectores de la ciudad. Ha sabido valorar la ayuda social que las hermandades han prestado cuando más falta hacía y cuando las administraciones eran incapaces de conseguir materiales y recursos para afrontar el problema sanitario y social, en el que nos hemos encontrado. Por poner un solo ejemplo, cuando era imposible conseguir mascarillas en el mercado internacional, la misma hermandad a la que él pertenece y acompaña, puso a sus hermanos y devotos manos a la obra y realizaron 30.000 mascarillas para los sectores esenciales de su ciudad y batas para los sanitarios que, en aquellos momentos, carecían de ellas. Ahí estaban las hermandades. Esa es la realidad que con mucho esfuerzo nos cuesta explicar a muchas personas y que nuestro alcalde ha entendido a la perfección.

Por eso, nuestro alcalde, ejerciendo de máximo responsable de la ciudad quiere a las cofradías, las mima, atiende sus iniciativas y ha demostrado ser generoso con ellas, porque sabe que nunca les van a fallar.

Don Gabriel Cruz Santana puede contar con las hermandades de Huelva para lo que le haga falta a su ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios