UCAM Recreativo | crónica

Un ciclón llamado Recre arrasa Murcia

  • Partido de ensueño del Decano con goles de Puerto, Caye, Llorente, Quiles y Britos en propia puerta. Salmerón destroza a Munitis con un auténtico baño histórico

Los jugadores del Decano celebran el tanto de Caye Quintana. Los jugadores del Decano celebran el tanto de Caye Quintana.

Los jugadores del Decano celebran el tanto de Caye Quintana. / Juan Trujillo (Murcia)

Un marcador para la historia, un soberbio espectáculo, que más allá de la sonrisa que hoy luce Huelva, deja un cosquilleo general. Un ciclón albiazul pasó por la Condomina para destrozar al UCAM, para evidenciar que este Recreativo tiene un hambre insaciable. Es un Decano al que no se le acaban las ganas de hacer daño ni con 0-1, con 0-2, con 0-3 y hasta con el 1-4 sigue buscando siempre al rival. La primera mitad de Cartagena fue magnífica, el partido contra el Murcia una semana antes fue tremendo… Pero es que el Decano llega a La Condomina y lo mejora. No hay más techo que el ascenso y hasta él va a pelear. La ambición y la calidad fraguan equipos campeones. El Recre lo tiene todo. El paso albiazul quedará en el recuerdo de las hazañas onubenses como aquel memorable Domingo de Ramos del 1-5 en el Sardinero. Estuvo en la mente de todos los recreativistas durante la jornada, como el final que tuvo aquella temporada.

La ambición y la calidad fraguan equipos campeones. El Recre lo tiene todo.

El partido con mayúsculas fue un baño, un recital, un espectáculo… Para verlo en bucle, una y otra vez sin cansarse nunca. El Recre destrozó a su rival, al que no dejó ni respirar con una primera parte de ensueño y un dominio del partido que agota cualquier calificativo. El Recre de Salmerón no camina, vuela. 

Alberto Quiles celebra su gol con sus compañeros. Alberto Quiles celebra su gol con sus compañeros.

Alberto Quiles celebra su gol con sus compañeros. / Juan Trujillo (Murcia)

El primer gol del UCAM es la mejor definición del estado de gracia que rodea al Recre de Salmerón. Una señal de equipo tocado, de esos a los que el fútbol les sonríe de oreja a oreja. A los nueve minutos se encontró el Decano con la ventaja en un regalo de su rival. Germán sacó en corto para Britos y el centrocampista ante la presión albiazul la devuelve con demasiada fuerza a su portero, que despistado había perdido la posición y no puede llegar a la pelota. Un 0-1 que colocaba el partido en una posición ideal para los albiazules. Salmerón se frotó las manos con el escenario. Su planteamiento destrozó al UCAM. Munitis no tuvo ninguna posibilidad. Nunca supo lo qué hacer. 

Munitis nunca tuvo capacidad de reacción, no supo qué hacer ante semejante despliego albiazul

El técnico apostó por los tres centrales con Valentín de inicio, fortaleció el centro del campo y dio el ataque a la verticalidad y el dinamismo de Caye, Ródenas e Iago Díaz. Con la presión del medio albiazul con Tropi, Llorente y Borja Díaz fue asfixiante para un equipo local desesperado, ahogado, sin ninguna posibilidad de circular, siempre forzado a hacerlo hacia atrás, a caer en la trampa de la presión. 

Tropi se marcha de un rival. Tropi se marcha de un rival.

Tropi se marcha de un rival. / Juan Trujillo (Murcia)

El UCAM fue un flan. Cada presión albiazul fue una jugada de peligro, una ocasión clara para los recreativistas. Los universitarios insistían de forma innegociable en la salida desde atrás en corto. Así la tuvo de nuevo Borja Díaz para hacer el segundo en el minuto 15. La roban los albiazules y triangulación en la frontal que resuelve el centrocampista con el exterior muy ajustado al palo. Tuvo que esperar unos minutos. En el 20 tuvo la primera acción a balón parado el Recre. Lo que hace meses era una asignatura pendiente ahora ya es una garantía de éxito. El crecimiento de este Recre es impresionante. Centro de Iago Díaz para que Israel Puerto al segundo palo se eleve de forma majestuosa y para adentro. 0-2.

Totalmente desatado, el Recre disfrutaba de un partido de ensueño. El Decano fue una apisonadora que quería más, que no se conformaba. Este Recre cree tanto en sí mismo que mira siempre hacia adelante. Aprovechó el desconcierto del UCAM. Le robó de nuevo la pelota, la recibió Borja Díaz en el centro, la cedió a Ródenas para la descarga a banda de nuevo al medio y este mete un pase raseado medido a la llegada de Caye Quintana al segundo palo para hacer el tercero. No era ningún sueño. 25 minutos y 0-3. 

Los jugadores del Recre celebran un gol. Los jugadores del Recre celebran un gol.

Los jugadores del Recre celebran un gol. / Juan Trujillo (Murcia)

El UCAM estaba muerto. La pelota le quemaba, hasta los pases más sencillos o los controles se convertían en una odisea para un equipo al que el repaso recreativista había sumido en un estado de agobio evidente. Munitis tuvo que hacer un cambio a la media hora para cortar la sangría. Ni así. Los universitarios no pudieron responder a los recreativistas, que con 0-3 bailaban sobre La Condomina. Solo pudo hacerlo desde el punto de penalti en el 40 cuando Luis Fernández batió a Marc Martínez.

Los universitarios no pudieron responder a los recreativistas, que con 0-3 bailaban sobre La Condomina

Munitis apeló a la locura en el descanso. El cántabro sabía racionalmente que tenían muy pocas posibilidades de tener alguna de opción salvo que el duelo se descontrolase. Un guión normal no le servía para nada. El UCAM que regresó fue un equipo roto, con una única misión: hacer un gol a cualquier precio pronto para despertar un mínimo de incertidumbre en su rival. Tuvo diez minutos de fuelle

Germán intenta despejar un balón que se marcha por encima del larguero. Germán intenta despejar un balón que se marcha por encima del larguero.

Germán intenta despejar un balón que se marcha por encima del larguero. / Juan Trujillo (Murcia)

Inocente él, pensó Munitis que este Recre se descompone así de sencillo. El orden en los recreativistas es sagrado, es un dogma de fe del salmeronismo. Capeó el arreón local hasta que vio la puerta abierta para lanzar otro latigazo por la banda de Iago Díaz en el 55. Pase a la llegada de Fernando Llorente y el cuarto al marcador. Partido acabado.

El orden en los recreativistas es sagrado, es dogma de fe del salmeronismo

Ya sin ninguna confianza siguió al ataque el UCAM. Salmerón colocó a Andrade en el lateral y adelantó a Iago Díaz. Refrescó el ataque poco después con Quiles. El Recre es insaciable. Los cambios fabricaron el quinto con un rival destrozado. El brasileño reventó su banda a la contra en una acción que arrancó en Quiles y terminó el onubense con un golpeo a la escuadra para un histórico 1-5. La guinda de un ciclón llamado Recre.

FICHA TÉCNICA:

UCAM Murcia: Germán, Kilian Grant, Migue García, Javi Fernández, Galas, Toni Arranz, Colinas (Collantes 30’), Britos (Jean Jules 66’), Hicham, Luis Fernández e Isi Ros (Salinas 83’).

Recreativo: Marc, Pina, Israel Puerto, Iván González, Tropi, Iago Díaz (Carlos Martínez 83’), Fernando Llorente (Quiles 73’), Caye Quintana (Andrade 66’), Borja Díaz, Ródenas y Valentín.

Árbitro: Ávalos Martos (catalán). Mostró amarilla a Galas (13’), por el UCAM; y a Quiles (83’), por el Recreativo.

Goles: 0-1 (9’) Britos, en propia puerta. 0-2 (20’) Israel Puerto, de cabeza tras el saque de una falta. 0-3 (25’) Caye Quintana. 1-3 (40’) Luis Fernández, de penalti. 1-4 Llorente (55’). 1-5 Quiles (78’).

Incidencias: Encuentro disputado en el estadio La Condomina de Murcia ante unos 3.000 espectadores, con medio centenar de seguidores albiazules en las gradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios