Recreativo

Salmerón: "El destino nos tiene reservado algo grande después de sufrir tanto"

  • Tiene un año más si asciende y no descarta seguir en Segunda B "si se dan las circunstancias"

Salmerón posa con una réplica de un balón antiguo del Decano. Salmerón posa con una réplica de un balón antiguo del Decano.

Salmerón posa con una réplica de un balón antiguo del Decano. / Alberto Domínguez (Huelva)

Salmerón está “muy a gusto en Huelva”. El técnico reconoció en La Tertulia Deportiva de Huelva Información en Ciquitrake que está plenamente integrado en la ciudad, en cuyas calles palpa el sentimiento albiazul. Salmerón palpa la calle. Se confiesa un enamorado de la provincia de Huelva y fiel devoto de la Virgen del Rocío, a la que visita con frecuencia. Percibe que “el Recre es de Huelva, de todos los onubenses y es una sensación que no he visto en muchos sitios. Huelva es del Recre, es su equipo y eso te lo transmiten hasta los que no son futboleros”. Una cualidad que “nos hace ser diferentes, por esa identificación y pertenencia que existe”. Desde fuera “sabes que es un club histórico e importante, pero necesitas estar aquí para ver el valor que tiene en la sociedad onubense”.

“Huelva es del Recre y es algo que te transmiten hasta los que no son futboleros”

Desde su posición como entrenador asistió a todos los movimientos extradeportivos de la primera vuelta. Defiende que “este club lo habría pasado muy mal sin el plan de rescate del Ayuntamiento” porque “sin la intervención hubiésemos estado en 15 días como el Reus y entonces se acabó”. Siguió el famoso pleno del 27 de diciembre desde la distancia con enorme atención.

“Si el alcalde no hubiese intervenido para salvar al club habríamos estado como el Reus en 15 días”

“Leí todas las intervenciones y con algunas me llevé las manos a la cabeza. Hubo gente que habló sin saber lo que estaba diciendo, oponiéndose sin argumentos o diciendo que si se iban los jugadores no iba a pasar nada. Me dio la sensación de que mucho soy del Recre pero luego rechazan la intervención sin razonamientos”, señaló. Salmerón tiene muy claro que “si el alcalde no actúa, el club dura 15 días porque se habrían ido 8-9 jugadores”.

“Con algunos argumentos de los que se opusieron al rescate me llevé las manos a la cabeza”

José María Salmerón firmó por una temporada con renovación automática en caso de ascenso, un objetivo convertido en sueño. Si no lo cumple no descarta seguir en Huelva porque “estoy muy a gusto aquí”. Para ello tendrían que “mejorar muchas cosas que este año nos han penalizado demasiado, me tendrían que explicar bien el proyecto y si se dieran las circunstancias estaría encantado de seguir”. El Recre “será mi prioridad cuando acabe la temporada”. En tierras onubenses ha encontrado “una ciudad espectacular y un club con mucho potencial para crecer”. Comprende que se hable de austeridad futura, pero advierte que “esto es el Recre y hay que tener mucho cuidado, porque un club de esta dimensión debe hacer plantillas que pueda llevar ese peso encima porque si fichas jugadores sólo para salvarte les puede costar todo lo que rodea al Recre y terminar descendiendo. Hay que hacer plantillas desde el equilibrio presupuestario, pero con cabeza que no todos los jugadores valen para jugar con 10.000 personas en la grada y ese escudo”.

“Hay que hacer plantillas desde el equilibrio presupuestario, pero con cabeza”

En su llegada a Huelva influyeron factores clave como la historia de la entidad, su dimensión como club y las garantías que recibió, pero además “dos amigos me hablaron maravillas de la ciudad, la afición y el club para terminar de decidirme”. En la llegada de Salmerón al Recre tuvieron mucho que ver “Rafita (su representante) y Lucas Alcaraz” quienes “me ayudaron a decidir”. No se arrepiente del paso dado pese a las dificultades de la primera vuelta. Confesó que “después de haber dado mi palabra me tentaron de algunos clubes, pero tenía un compromiso con el Recre y siempre tuve claro que iba a terminar mi año en Huelva”. Además, algo le dice que “el destino nos tiene reservado algo bueno”. No es capaz de explicarlo “qué me hace pensarlo, pero es un presentimiento que tengo, que si vine aquí y superamos todos los escollos fue porque nos espera algo bonito al final del camino como premio a tanto esfuerzo de todos por salvar a este club”. Como hombre de fútbol ya conocía las dificultades de la entidad desde fuera, consciente de que “aunque no tienes toda la información sabes que un club tan importante saldría adelante sí o sí”. Ahora desde dentro “espero que el destino nos recompense”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios