Recreativo El Ejido | Análisis táctico

Víctima de la tela de araña

  • La presión alta del El Ejido impide al Recre tener fluidez en su juego

La pizarra del Recreativo. La pizarra del Recreativo.

La pizarra del Recreativo. / Dpto. de Infografía (Sevilla)

El Recreativo fue víctima de un plan conocido. El El Ejido se plantó en Huelva con la intención de complicar al Decano desde el inicio de su juego y apretó alto, lo que impidió que el combinado de Salmerón estuviese cómodo desde el arranque del encuentro. A ello contribuyó que el técnico decidió premiar el trabajo de hombres como Víctor Barroso o Borja Díaz, que tienen unas cualidades diferentes a las de Fernando Llorente, un centrocampista con más capacidad de recibir en zona de iniciación y creación del juego y así desatascar al equipo ante la oposición rival.

Salmerón mantuvo la defensa de cinco, pero efectuó cuatro cambios en el once con respecto al equipo que venció en Jumilla. Andrade, recuperado de sus molestias, volvió al carril zurdo, pasando Iago Díaz a la derecha. Víctor formó en el centro del campo con Tropi y Borja Díaz y Caye, que regresaban tras cumplir sanción, formaron en la línea de vanguardia. El Recre no terminó de encontrarse, pero supo madurar el partido y aprovechar los cambios para sumar tres nuevos puntos.

Defensa

Hablaba Salmerón en la rueda de prensa posterior al encuentro de la importancia de todos los jugadores en el trabajo defensivo, pero lo cierto es que el sostén del equipo son sus centrales. Israel Puerto, Iván González y Jesús Valentín (así como Diego Jiménez cuando juega) son centrales con más nivel del que tiene la categoría. Su jerarquía, su sobriedad y su capacidad para anular a los delanteros rivales en la base del entramado defensivo albiazul. El Recre no sufrió nada ante el El Ejido, las ayudas y coberturas fueron continuas y, aunque el cuadro almeriense logró hacerse con el balón en algunas fases del choque, solo disparó a puerta una vez que el Recre había duplicado la ventaja en el marcador.

Ataque

La primera parte fue bastante táctica y los dos equipos se respetaron bastante. Tras el doble cambio que realizó Salmerón en el arranque de la segunda mitad, el Decano comenzó a encontrar posiciones cercanas al área y a conseguir varios centros laterales que pusieron en jaque a la zaga del cuadro ejidense. Muy importante fue Iago Díaz, cuya persistencia y profundidad fueron determinantes para que el Recreativo consiguiera encontrar el camino al gol en el segundo tiempo. Tras el 1-0 el Decano pudo nadar y guardar la ropa, espero que El Ejido asumiese responsabilidades en faceta ofensiva y terminó matando el partido con una contra de manual que volvió a dejar de manifiesto que el bloque está por encima de las individualidades, como demostró el pase de Chico a Ródenas.

Virtudes

Pese a no estar excesivamente suelto con el balón, el Recre no sufrió y supo manejar los tiempos del partido.

Talón de aquiles

Las dificultades que encontró el Decano en el inicio del juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios