Recreativo de Huelva

Convivencia de los veteranos con fe en el Decano

  • La Asociación presidida por Isabelo Ramírez celebra el próximo sábado su tradicional comida anual en Gibraleón

Mesa presidencial de la comida de la Asociación de Veteranos del Recre, celebrada en noviembre de 2016. Mesa presidencial de la comida de la Asociación de Veteranos del Recre, celebrada en noviembre de 2016.

Mesa presidencial de la comida de la Asociación de Veteranos del Recre, celebrada en noviembre de 2016. / Josué Correa (Huelva)

Los veteranos del Recreativo celebran el sábado a mediodía su jornada anual de convivencia como viene siendo habitual en Gibraleón. Una asociación con 22 años de vivencias para representar como ningún otro estamento los valores morales de un club con 129 años de existencia, que cada día sufre el deteriorio y la dureza de susbsistir. Desde dentro igual no se aprecia por los vaivenes del presente y el pánico al futuro, pero desde fuera en estos tiempos de tempestades se estima como un pilar clave por el que trabajan todos los recreativistas y que une sentimientos de generaciones.

Los galardonados este año son Antonio de la Rosa, Miguel Ángel Molina, Rodrigo Pérez, Joaquín Carvajal y José Domínguez

La Asociación de Veteranos, que preside Isabelo Ramírez, premiará a cinco representantes que se han entregado al Decano en diferentes etapas, bien en lo futbolístico o como referencia de la afición por su solidaridad. Los galardonados recibirán insignia de oro del club y placas conmemorativas. Entre los elegidos hay dos porteros: Antonio de la Rosa Gómez De la Rosa, siempre a la sombra de grandes arqueros manteniendo el tipo en la década de los 50 por su amor al Recreativo con retirada muy joven; y Miguel Ángel Molina con una trayectoria fructífera con doble ciclo en su tierra y también en Sevilla, además de culminación con nueve temporadas en Córdoba donde es un ídolo.

Un delantero y un centrocampista como dignos valedores de la provincia: Rodrigo Pérez Domínguez Rodrigo, de Minas de las Herrerías, teniendo a Paco Antúnez y Enrique Alés de entrenadores y de compañeros a Omist, Poceiro, Martínez Oliva, Gozalo, Encontra... Y desde Cortegana llegó Joaquín Carvajal Romero Carvajal descubierto en aquellos partidillos de concentración de los jueves que reunían a jugadores de los pueblos. Tras militar en los escalafones béticos triunfó en el Recreativo entre 1991-1994 hasta jubilarse en su pueblo con 43 años tras pasar por nueve equipos.

El premio al aficionado recae en José Domínguez Domínguez, fundador de un santo y seña de la gastronomía singular del entorno del bullicioso Mercado del Carmen: Los Gordos, un patrimonio de la restauración onubense, que reunía a los jugadores, incluso laborando sin cobrar por las necesidades del momento. Una cita obligada por ser un acto solemne y de alta relevancia del Recreativo de Huelva, que atraviesa su peor momento de su vasta historia. La memoria de sus veteranos es como un hilo de fe y esperanza donde agarrase en la supervivencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios