Recreativo de Huelva

El Recreativo vive una campaña para olvidar

  • Es la tercera peor temporada del equipo en sus 13 años en la Segunda División B

Los jugadores del Recreativo lamentan una ocasión fallada ante el Cartagena. Los jugadores del Recreativo lamentan una ocasión fallada ante el Cartagena.

Los jugadores del Recreativo lamentan una ocasión fallada ante el Cartagena. / Alberto Domínguez

Muchos piensan que lo mejor que le podía pasar al Recreativo de Huelva es que se diese por finalizada la temporada y empezase de cero un nuevo proyecto. Y no les falta razón, porque la campaña está siendo decepcionante, con el primer objetivo ya descartado (luchar por una de las cuatro primeras plazas para volver a luchar por el ascenso) y un segundo muy complicado (entrar entre los 7 primeros, plaza que ahora ocupa la Balona con 8 puntos más que el Decano, y así poder disputar la próxima Copa del Rey).

Y es que el centenario Recreativo cumple su 13ª temporada en la Segunda División B, siendo a estas alturas la tercera peor de su historia en la categoría de bronce, por detrás de la 15-16 (el equipo marchaba 16º tras la jornada 28) y la 1994-95 (14º).

En estos momentos, tras 28 jornadas disputadas, el conjunto albiazul es 13º con 33 puntos, con un balance de 8 partidos ganados, 9 empatados y 11 perdidos, con 30 goles a favor y 31 en contra.

En la temporada 89-90 el equipo pierde la categoría (Segunda A) y cae en el pozo de la Segunda B, del que le costaría salir ocho años. En la 90-91 el Decano tuvo una buena trayectoria pese a los numerosos cambios en el banquillo (Pepe Rivera, Isabelo Ramírez, Julio Peguero y José Ramón Fuertes), tras 28 partidos marchaba 3º en la tabla con 34 puntos gracias a 14 victorias, 6 empates y 8 derrotas (33 goles anotados y 19 encajados), acabando la liga en 2ª posición pero sin el premio del ascenso.

Al año siguiente, de nuevo sin estabilidad en el banquillo (Fuertes, Isabelo y Candi) el Recre iba 7º con 32 puntos tras 28 jornadas, con 12 triunfos, 8 igualadas y 8 tropiezos, con un balance goleador de 37-28).

En la 92-93 comenzó la primera de las cuatro temporadas que estuvo Manolo Villanova en el banquillo del antiguo estadio Colombino. El equipo marchaba 7º a estas alturas de campeonato con 26 puntos (9 victorias, 8 empates y 11 derrotas), con 30-28 en goles. En la 93-94 mejoró su rendimiento siendo 4º con 37 puntos (14-9-5) y 42-30 en goles (el año que más tantos marcó hasta esa jornada 28), pero tampoco pudo dar el salto de categoría. Le siguió un año complicado, con el equipo 14º con 24 puntos con 7-10-11 y 32 tantos a favor y 39 en contra. El último año de Villanova (95-96) trascurrió sin pena ni gloria, con el equipo 9º con 41 puntos (11-8-9) y 29-25 en dianas.

Su relevo lo tomó Joaquín Caparrós en la 96-97. En su primer año el equipo iba 7º a estas alturas con 43 puntos (11 encuentros ganados, 10 empatados y 7 perdidos), 33 goles anotados y 25 recibidos. El año siguiente (97-98) fue uno de los 'históricos' del club, ya que se logró el ascenso de categoría. En la jornada 28 el Recre ya marchaba líder con 55 puntos (16 partidos ganados, 7 empatados y sólo 5 perdidos), consiguiendo 32 goles y encajando únicamente 15, una de las claves del éxito del equipo.

El Decano regresa a la categoría de bronce después de 17 temporadas, cuatro de ellas en Primera Divisón

El Decano vivió luego un periplo con más éxitos que decepciones (incluyendo cuatro temporada en Primera División) hasta que 17 años después regresó a la categoría de bronce. En la campaña 2015-16 el equipo, con el portugués José Domingues y con Alejandro Ceballos en el banquillo, luchaba por la permanencia, que consiguió no sin sufrimiento. Marchaba 16º con 30 puntos, tras 7 victorias, 9 empates y 12 derrotas (20-33 en goles), en un año en el que también estaba el San Roque de Lepe, que en esas 28 jornadas iba justo por detrás (17º) con 28 puntos (4-16-8).

La campaña posterior, con Ceballos y Pavón como entrenadores, el Recre ocupaba el puesto 12º con 33 puntos (7-12-9), con 27 goles marcados y 34 recibidos.

No mejoró la situación en la 17-18 con Casquero, Ángel López y Negredo como técnicos; el equipo estaba en la 11ª plaza con 35 puntos (9-8-11), y 26-27 en goles.

El año pasado, con Salmerón al frente, el Recre estaba culminando una remontada que le llevaría a acabar primero; en la jornada 28 era segundo con 54 puntos (16 victorias, 6 igualadas y 6 derrotas), con 37 tantos a favor y 20 en contra.

Este año, pese a que el proyecto apuntaba alto y despertaba ilusión, se fue desinflando con el paso de las jornadas, y ahora sólo toca esperar a que el próximo año se dé con la tecla y el Decano pueda salir del pozo y volver a la categoría de plata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios