Recreativo de Huelva

Morcillo asume la culpa en la polémica del penalti: "Es un error mio"

  • El central del Recreativo de Huelva da por zanjado el tema y mira el futuro. "Un punto a mejorar para la próxima temporada es no dejar de creer pese a que las cosas vayan mal", afirma

Morcillo, vigilado por la defensa del Sanluqueño durante un saque de esquina. Morcillo, vigilado por la defensa del Sanluqueño durante un saque de esquina.

Morcillo, vigilado por la defensa del Sanluqueño durante un saque de esquina. / Josué Correa

Jorge Morcillo fue el otro jugador que compareció en rueda de prensa tras Quique Rivero, ambos protagonistas por el penalti ante el Sanluqueño: “El tema quedó zanjado poco después del partido. Quería tirar el penalti, estábamos él y yo, no había nadie más alrededor. Hablamos en el vestuario con los compañeros, el cuerpo técnico y quedó ahí, sin más. El penalti se marcó, que es lo más importante”. “No he visto las imágenes, pero las tengo en la cabeza. Es un error mío, me equivoqué en esos segundos posteriores a retirarme. Hablé con Quique tras el partido y desayuné con él el lunes por la mañana”. Tampoco aclaró el defensa del Recreativo de Huelva qué pasará si vuelve a pitarse un penalti a favor del Decano. “No tocamos ese tema, pero antes del partido contra la Balona quedará claro el lanzador para evitar este tipo de situaciones; yo estoy disponible y Quique seguro que también, y luego ya será el entrenador el que decida”.

El encuentro de esta semana ante la Balompédica Linense lo ve “complicado; no conozco el campo, pero es un rival intenso como se vio en la primera vuelta, aunque no termina de llegar a la zona que esperaban o que quizás por la pretemporada y el proyecto que hicieron quería estar más cerca del play off, obviamente están más cerca que nosotros. Pero lo importante es que nosotros por fin hemos cambiado esa dinámica de resultados malos y queremos seguir sumando de tres en tres para cambiar sensaciones y tener un buen final de temporada para todos”, afirma el valenciano.

Ahora llegan Balona y Marbella, dos partidos de máxima exigencia: “Sí, luego vamos a Cartagena... viene un mes de marzo duro, complicado; estamos fuera de tiempo para aspirar a lo que queríamos a principios de temporada, pero tenemos un mes bonito para afianzarnos en una dinámica buena”.

¿Cuáles son las principales diferencias entre Monteagudo y Barragán? “Es complicado hablar de un entrenador que se ha ido, porque parece que cuando un resultado es positivo al recién llegado parece que se va a hablar mal del que se ha ido. Alberto tiene su filosofía pero no estaba teniendo la recompensa de los resultados. Al final hicimos un partido no del todo malo en Don Benito, y en este último concedimos aún menos. Hay que mejorar desde atrás hacia delante. Son entrenadores diferentes como todos los de la profesión, pero lo harán bueno o malo los resultados”.

El domingo funcionó en la presión albiazul sobre el rival: “Al equipo se le vio una activación tras pérdida muy buena, intensa, recuperando muchos balones en el campo rival, y eso es positivo. Difícil decir porqué no lo hacíamos con Alberto, no sabría contestar. Hay que seguir reforzando eso porque nos llevará a cosas positivas”, asegura el central.

Esta plantilla está diseñada para Monteagudo, pero ha venido Claudio y tenemos que adaptarnos a lo que nos pide"

Morcillo aseguró recientemente que al equipo le faltaba creer: “Es la sensación que tuve; soy el primero que viene aquí con la idea de que el equipo estuvo a punto de conseguir una cosa muy bonita (el ascenso) y me costó poco aceptar la propuesta del Recreativo. Dejamos de creer muy pronto, pensábamos que todavía quedaban partidos, quedaba tiempo y la situación iba a cambiar, pero no lo conseguíamos. Un punto a mejorar de cara al futuro, para el año que viene, es ese, no dejar de creer pese a que las cosas vayan mal. Hemos hecho muchas cosas mal, no puedo defender al equipo en ese aspecto porque hemos estado más tiempo cerca del descenso que del ascenso. El año que viene hay que partir de cero, olvidarnos de lo que ha pasado este año, pero sabiendo que es muy complicado, porque de 80 equipos de Segunda B sólo suben cuatro”.

Respecto al cambio en el banquillo, comentó que “cuando un club prescinde del entrenador se busca la antítesis. Esta plantilla está diseñada para Alberto Monteagudo, pero viene Claudio y tenemos que adaptarnos a lo que nos pide, porque es diferente y tenemos que darle nuestra mejor versión”.

Monteagudo intentó muchos cambios tácticos, pero daba la sensación de que el problema era más de actitud. “En lo primero estoy de acuerdo, se buscaron los medios, los sistemas de ser más fiables; que fuera solo actitud no, porque son muchos factores, porque cuando las cosas van mal influyen muchos aspectos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios