Recreativo

Monteagudo: "Sigo pensando que voy a estar dos años en el Recreativo"

  • El entrenador del Recreativo afirma que el objetivo a corto plazo es "recuperarnos desde una victoria"

Alberto Monteagudo da indicaciones en un encuentro con el Decano. Alberto Monteagudo da indicaciones en un encuentro con el Decano.

Alberto Monteagudo da indicaciones en un encuentro con el Decano. / Josué Correa (Huelva)

El técnico del Decano, Alberto Monteagudo, ha comparecido ante los medios al término del entrenamiento de hoy en la Ciudad Deportiva. El preparador de Valdeganga es consciente de la necesidad de victoria que tiene su equipo: "Es una racha larga y eso merma la confianza del jugador. Este tipo de rachas hace que la gente pierda la fe en su equipo y el objetivo es recuperarla. Con un solo partido no se recupera, pero rompes algo que es dañino para los futbolistas y que cuesta quitar. Ese es el objetivo, poder recuperarnos un poco desde la primera victoria porque estamos muy por debajo de nuestras posibilidades".

Sobre su intervencionismo en el estado anímico de los jugadores y sus opciones de revertir la situación ha señalado que "siempre les intento hacer ver que todo parte desde la individualidad, de la confianza en uno mismo. Llevamos muchos años haciendo esto y sabemos que puede pasar. El otro día hablaba con un amigo de La Coruña y el Deportivo, que estuvo a un gol de ascender a Primera el año pasado, lleva 17 partidos sin ganar. Esas cosas pasan, un partido te va llevando a otro... Hay que cuidar los pequeños detalles. El domingo sin estar bien nos vamos al descanso 0-0 y encajas a balón parado, que siempre es corregible. Tenemos que dar más nivel porque con lo que damos no nos alcanza. Es un buen día el sábado para hacerlo".

Acerca de su situación personal y de su estado de ánimo para afrontar la mala dinámica albiazul ha comentado que "estoy bien. A la gente le entran dudas porque llevamos nueve partidos sin ganar, es normal, pero si se ganan tres partidos ya vuelve todo a parecer lo que era en verano, que el entrenador viene de Segunda, que en su última temporada en Segunda B fue campeón de Liga, el fútbol es eso... Una de las cosas por las que vine es porque era un proyecto, porque era por dos años y porque era el Recreativo, si no no hubiera venido. Lo digo ahora que no he ganado, no después de una victoria. Es por lo que vine a Huelva y es lo que sigo pensando, que voy a cumplir los dos años aquí y que voy a cumplir con mi objetivo. De aquí a unos meses me acordaré de que tuvimos una racha mala, pero quiero ser positivo y pensar que vamos a ir poco a poco a mejor y que vamos a romper la racha, que es lo que nos está mermando".

Del rival del sábado, el Sevilla Atlético, ha comentado que "tiene jugadores que posiblemente jugarán en Primera. Tienen tres bajas que pueden ser importantes para ellos, pero son un equipo con mucha chispa, con críos de 16 años que te la pueden liar en cualquier momento, pero nosotros somos un equipo con mucha experiencia que la tenemos que hacer valer, con mucha hambre por quitar esta racha porque estamos por debajo de nuestro nivel y tenemos que recuperar el que se nos presupone y porque tenemos mucha más necesidad que ellos".

Del posible once y del regreso al sistema habitual, el 1-4-2-3-1, ha indicado que "al final es una cosa de todos. He cambiado mucho las alineaciones, he cambiado la manera de jugar, pero seguimos encajando gol, si no es en jugada es a balón parado y es un tema de responsabilidad, de vivir el partido cada segundo, de cada detalle, de que pasa el tiempo y es cuando más concentrados hay que estar, de intentar ser matador arriba y la primera meterla, de parar el juego cuando haya que pararlo... Seguramente haya cambios, pero cualquier futbolista de este equipo puede jugar. Creo que hay partidos en los que se ha dado un nivel aceptable y se han hecho cosas de un nivel alto y necesitamos volver a eso y darle continuidad durante los noventa minutos".

Eso sí, el ex del Lugo tiene clara que su prioridad ahora es que el equipo no encaje goles porque "cada gol nos hace un poco de daño porque, aunque no estés bien, el equipo necesita ponerse por delante y creer que se puede ganar", aunque también le preocupan "los uno contra uno, no por intensidad, pero sí que creo que es necesario que salten chispas por cada balón. Creo que a veces la tensión le pesa al futbolista e incluso parece que no corre, pero no es así. Hay que soltarse".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios