Recreativo de Huelva

Dani Molina y Szymanowski, ilusión y calidad por partida doble para el Recreativo de Huelva

  • El onubense asegura que "no sé si es la mejor manera de volver, pero estoy donde quiero estar". El argentino le pide a la afición "que esté el 50% de ilusionada de lo que estoy yo"

Szymanowsi y Dani Molina, durante su presentación en el Nuevo Colombino. Szymanowsi y Dani Molina, durante su presentación en el Nuevo Colombino.

Szymanowsi y Dani Molina, durante su presentación en el Nuevo Colombino. / Josué Correa

El Recreativo ha presentado oficialmente a sus dos últimos refuerzos de esta campaña, el centrocampista onubense Dani Molina y el atacante argentino Alexander Szymanowski.

Dani Molina se mostró “muy contento por el recibimiento de los compañeros, el cuerpo técnico y la afición”. Su regreso al Decano llegó “en el último momento, ha sido todo un poco rápido pero he salido ganando, estoy donde quiero estar; hubo otros equipos que apostaron por mi pero desde que hablé con Zamora tenía claro que mi opción estaba aquí. No sé si ha sido la mejor manera de volver pero tenía ganas de regresar y se ha dado así”.

El centrocampista albiazul tuvo minutos en el último partido de la pretemporada ante el Torredonjimeno. “Me sentí bien; llegué de una temporada de estar inactivo por el problema de covid que pasamos; yo di negativo pero tuve que pasar la cuarentena y estar 12 días parado, pero me estoy encontrando muy bien. Los compañeros me lo ponen muy fácil, a muchos ya los conocía y con las ganas que tengo creo que va a ser suficiente para aportar al equipo lo que necesite”.

“Han sido cuatro años fuera de aquí que me han servido de mucho; ahora mismo soy mucho mejor futbolista; vengo de jugar de una temporada entera de pivote defensivo con poca movilidad pero ahora soy un futbolista mucho más completo; he ganado solidez defensiva, me faltaban cosas que poco a poco he ganado”, añade Dani Molina.

Salir siempre te curte, te hace mejor persona y mejor futbolista", asegura el onubense

Regresa a Huelva tras su paso por el Celta. “Salir siempre te curte, tuve la suerte de ir a un filial en el que hemos hecho buenas temporadas, son 100 partidos los que jugué allí y me han hecho mejor persona y mejor futbolista”. “Nadie duda de mi recreativismo, he mantenido contacto con los compañeros que estaban aquí; he madurado mucho y espero ayudar al equipo. Tengo que ganarme el puesto en cada entrenamiento, y el técnico no se casa con nadie, da igual el rol con el que tú vengas, él mira el bien del equipo”, comenta el futbolista.

El Recreativo de Claudio Barragán apuesta por transiciones rápidas y un fútbol que quizás no sea el mejor para las cualidades del onubense. “Vengo de un filial donde estaba acostumbrado a tener mucho la pelota pero he estado viendo el juego desde atrás, de cara, a recibir entre líneas, llegar al área y he ganado cosas; el técnico quiere un equipo que ataque rápido pero también un bloque fuerte. Me gusta mucho lo que he visto en los entrenamientos”.

Otro regreso es el de Szymanowski, que dejó un grato recuerdo en su primera etapa en Huelva. “Son unos siete años; fue un año y un mes y pico de pretemporada; fue muy intenso tanto en lo personal como lo profesional. Entonces no se cumplieron las expectativas del grupo pero para mi fue un buen año y desde entonces mi familia y yo le tenemos un cariño especial al Recre y a Huelva”.

El argentino ha seguido al Decano en la distancia estos últimos años, que han sido complicados. “Lo he vivido con mucha pena tanto por el club como por la ciudad, y también por algunas personas a las que cogí mucho aprecio, no sólo jugadores sino trabajadores y aficionados. En lo personal me fueron bien las cosas pero en cambio el club iba cada vez peor, la situación estuvo bastante delicada, pero el Recre es el club que es, muy conocido, y con la ayuda de la gente está claro que iba a salir adelante”.

Las lesiones le han lastrado en las últimas temporadas. “Las lesiones son la parte negra del fútbol; las he asumido como gajes del oficio; vengo al cien por cien, contento, me encuentro bien y con toda la disponibilidad para ayudar al cuerpo técnico y los compañeros. Es mucho tiempo sin jugar, me van a dar los minutos de entrenamiento y si tengo la posibilidad de jugar en el partido me va a dar la opción de jugar explosivo”.

El argentino está disponible "para jugar los minutos que sean; las ganas son terribles", confiesa

Su fichaje despertó algunas dudas por la falta de minutos en las últimas campañas. “Cuando se cerró el fichaje me generó mucha ilusión, porque vi que la gente reaccionó con alegría en las redes sociales; es normal que haya dudas después de tanto tiempo sin jugar; vengo al cien por cien, con mucha ilusión y a darlo todo”, asegura Szymanowski.

Viajó con el equipo a Torredonjimeno, aunque no jugó: “Se esperaba la victoria pero no se ganó; el equipo dominó y más que el partido, valoro el día a día, y hay muy buen grupo, los chicos están entrenando espectacular y ver la predisposición que tienen me ha multiplicado la ilusión”.

El argentino se ve disponible “para jugar los minutos que sean; las ganas que tengo son terribles; estoy centrado en cada entrenamiento, cada uno completado es una alegría; el técnico tiene muchos jugadores buenos, muchas variantes y puede contar conmigo”. Este año se permiten cinco cambios en cada partido, lo que en teoría beneficia el reparto de minutos. “A mi la normativa me da igual, entreno para tener minutos haya tres cambios, cinco o uno”.

En cuando al objetivo que se marca, comenta que “hace algunos años llegué al Leganés sin un objetivo claro, con el reto de hacerlo lo mejor posible y acabamos subiendo a Primera; he llegado a este club, he visto un grupo espectacular y eso me ha generado ilusión. No hay que marcarse objetivos a medio plazo, sino semana a semana”. A la afición le pide “que esté el 50% de ilusionada de lo que estoy yo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios