Recreativo

Chuli está "decepcionado" con su rendimiento en el Recreativo

  • "Es evidente que no estoy bien y que no estoy mostrando el nivel que puedo dar o que empecé dando", afirma el delantero onubense

Chuli pugna con un rival por el balón durante el último partido del Recre frente al Badajoz. Chuli pugna con un rival por el balón durante el último partido del Recre frente al Badajoz.

Chuli pugna con un rival por el balón durante el último partido del Recre frente al Badajoz. / Josué Correa (Huelva)

Manuel Vázquez Florido, Chuli, admite que está "decepcionado” con su rendimiento en el Recreativo de Huelva. El delantero onubense regresó el pasado verano a la disciplina del Decano tras seis temporadas compitiendo en distintos clubes de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), siendo uno de los fichajes estrella del equipo albiazul.

“Es evidente que no estoy bien y que no estoy mostrando el nivel que puedo dar o que empecé dando. Por mi parte estoy decepcionado conmigo mismo porque se esperaba bastante más de mí y yo esperaba bastante más de mí. Pero sé cómo es el fútbol y que si el sábado hago dos goles cambia la cara. En un futbolista es muy importante la inteligencia emocional. Ni cuando lo haces bien eres Dios, ni cuando lo haces mal eres el peor, y por ahí es por donde debo ir”.

El futbolista del Decano añade que “quizás con el paso de las semanas he ido perdiendo confianza por cosas que no me han ido saliendo como fueras de juego, goles anulados... Es un poco todo, se van acumulando cosas y que el equipo no gana, no va bien. Al final la mente es poderosa y a veces tienes que luchar contra ella”.

El onubense admite su insatisfacción por la mala dinámica de resultados que atraviesa el Recreativo, que acumula nueve jornadas consecutivas sin conocer la victoria, y que ha situado al entrenador, Alberto Monteagudo, al borde del abismo. “A nadie le gusta esta situación y mucho menos a mí. Estamos en una situación complicada pero yo siempre intento ser optimista y saber que el sábado tenemos otra oportunidad para cambiar el papel. Al final consiste en eso: caerse-levantarse, caerse-levantarse. Eso es lo que diferencia a un jugador normal de un buen jugador”, dice.

Chuli cree que la ansiedad está pasando factura al equipo onubense. Por ejemplo, en el último partido frente al Badajoz “puede que estuviéramos un poco atenazados por la situación, porque nos fuimos al descanso con un 0-0 y pensábamos que en la segunda parte podíamos ganar, pero nada más empezar la segunda mitad nos llevamos el mazazo del gol de ellos y revivimos lo de partidos anteriores. Lo importante es que el equipo está unido, pensando en sacar esto adelante como sea y, sobre todo, estamos concienciados en las ideas del míster, en lo que tenemos que hacer y en intentar apoyarnos el uno en el otro. Como ha dicho Nano cada uno tenemos que mirarnos el ombligo y ayudar al compañero”.

Chuli opina que "la única forma de sacar esto es con unión y humildad, yendo al barro todos"

El delantero repite que para darle la vuelta a la situación "tenemos que estar muy concienciados, estar juntos, cada uno mirar su ombligo pero también ayudar al compañero. Cuando alguno falla en algo animarlo, que no pasa nada y son 90 minutos. Al final la única forma de sacar esto es con unión y humildad, yendo al barro todos”.

Chuli ve “bien al equipo. Hoy hemos hecho un entrenamiento bastante intenso, que es algo que venimos haciendo todas las semanas y en parte a nosotros mismos nos sorprende porque entrenamos bien, somos intensos y muy competitivos, pero cuando llegan los partidos nos pasan esas cosas, que hay detalles que nos van mermando. Estoy convencido de que es un problema mental. Es algo de fe y de creérnoslo; creer que podemos ganar y que somos mejores que el rival”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios