Recreativo

Carlos Martínez reconoce que el Recreativo no está "dando la talla"

  • El centrocampista se muestra crítico con el rendimiento del equipo e indica que la pobre situación clasificatoria “es una realidad” y que "tenemos que mirar más para abajo que hacia arriba"

  • Cree que con “trabajo” se encontrará la solución

Carlos Martínez -derecha- pugna con un rival en el partido frente al Córdoba en el Nuevo Colombino. Carlos Martínez -derecha- pugna con un rival en el partido frente al Córdoba en el Nuevo Colombino.

Carlos Martínez -derecha- pugna con un rival en el partido frente al Córdoba en el Nuevo Colombino. / Alberto Domínguez (Huelva)

Carlos Martínez se muestra crítico con la temporada que está completando el Recreativo de Huelva y reconoce que “no estamos dando la talla”. El centrocampista albiazul indica que la mala situación clasificatoria del Decano “es una realidad y el que no quiera verlo bajo mi punto de vista se está confundiendo. Es algo que nadie quería. Todo el mundo vino aquí con otra mentalidad pero hay que adaptarse a lo que hay”, señala.

El peligro de descenso está ahí, a falta de trece jornadas para que concluya la Liga. “Esto es una competición larga y el tiempo te va poniendo en tu sitio. Si no haces las cosas bien o si no das el nivel que tienes que dar al final tienes que luchar por cosas que no querías. Ahora mismo la realidad es que tenemos que mirar más para abajo que hacia arriba. No hay otra. Ojalá ganemos siete partidos seguidos y en vez de estar mirando hacia abajo podemos pensar en otras cosas”, dice el cordobés.

Carlos Martínez admite que el nivel que está mostrando el equipo está por debajo de las expectativas con las que se inició la campaña. “Es obvio que el nivel no es bueno. Normalmente cuando las cosas van mal es cosa de todos. Esto es un trabajo colectivo y está claro que no estamos dando la talla y no nos queda otra que seguir trabajando para encontrar la solución”, subraya.

El centrocampista cree que todos los componentes de la plantilla del Decano están ‘enchufados’ y centrados en revertir la mala dinámica de resultados. “Desde fuera se puede ver totalmente diferente. Yo digo lo que veo desde dentro y es que la gente está totalmente implicada, no hay nadie que se quiera quitar el peso de encima, lo que considero que sería un error. Tenemos que asumir las consecuencias de no estar dando el nivel. No hay que darle más vueltas. Hay que buscar una solución. A veces se escucha que hay que echarle más cojones y más huevos y ojalá todo en la vida fuese eso, entonces si la vida fuera cuestión de cojones y huevos habría gente que viviría mil años. Hay que seguir trabajando. Estamos en Segunda B, una categoría muy igualada y difícil en la que cualquier equipo te complica la existencia. Ahora mismo tenemos el partido del Sanluqueño, un rival tan bueno o mejor que nosotros, y solo debemos centrarnos en ganar el domingo y ese día estar mejor que ellos. No nos queda otra. Hay que ir partido a partido, siendo realistas”, enfatiza.

El próximo rival del Decano es un adversario peligroso a domicilio. Esta temporada de sus doce desplazamientos lejos de El Palmar ha puntuado en ocho de ellos. Ha marcado pocos goles, pero también destaca por su solidez defensiva. Marcha un punto por encima en la clasificación del Recre. “Sí. Es un rival directo y tenemos que ir a por ellos. Es un adversario difícil. Al míster Abel Gómez lo conozco. Tiene mucha experiencia como jugador y le gusta el buen trato del balón. Estoy seguro de que va a venir a intentar hacerlo lo mejor posible para sacar algo positivo. Tenemos que tratar de ganarle, no nos queda otra. Debemos centrarnos en eso”, manifiesta.

Tras el cambio de técnico la presión se traslada ahora a los protagonistas sobre el césped, los futbolistas. Carlos Martínez piensa que “el foco siempre tiene que estar en los jugadores. No conozco a un entrenador que haya metido tres goles y ganado él un partido. El puede darte unas directrices mejores o peores pero al final los que jugamos somos los futbolistas y el que no quiera presión, que le chillen o le digan algo que se dedique a otra cosa. Sabemos lo que somos. No hay que tener ni miedo ni presión ni nada. Hay que tener las cosas claras y ser muy conscientes de lo que nos jugamos”.

Esta temporada Carlos Martínez está rindiendo más que la campaña pasada, cuando estuvo lastrado por las lesiones. En este curso ya ha participado en 21 encuentros (entre la Liga y la Copa), suma dos goles y ha dado varias asistencias. Sobre su situación personal indica que “este año estoy teniendo más protagonismo, pero la gran pega es que el equipo no va bien y a nadie le gusta estar en estas posiciones. A todo el mundo le gusta jugar y luchar por cosas bonitas, pero como he dicho al principio hay que ser realistas, asumir lo que viene y pelearlo. No queda otra”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios